Publicidad

karl lagerfeld insulta a medio mundo en esta controvertida entrevista

El diseñador de 84 años quiere desbancar a Donatella Versace en su lucha por el premio a la entrevista de moda más escandalosa del mes.

por Ryan White
|
16 Abril 2018, 8:45am

Fotografía Karl Lagerfeld. The Royalty Issue, nº 318, 2012.

Ay, Karl Lagerfeld. El proveedor más importante del mundo en cuestión trajes de tweed, amante de los gatos... ¿Cómo sería la moda sin ti? Cerrando todas las semanas de la moda de París con un desfile tan vasto y audaz que convierte el del Gucci de Alessandro Michele en la mera presentación de una colección cápsula fuera del calendario oficial, digamos que Karl nunca ha sido de regalarnos declaraciones especialmente modestas.

Sea con un set inspirado en el bosque, en el espacio o en la Antigua Grecia, sus finales del mes de la moda y sus colecciones crucero son muy necesarias en una época en la que los diseñadores han preferido sustituir el drama por la elegancia discreta. Sin embargo, de un gran desfile nace también una gran variedad de opiniones.

Aunque el diseñador nunca ha sido conocido por su visión anodina de las cosas, en esta reciente entrevista concedida a la revista francesa Numéro, uno no puede evitar pensar que esta vez Karl se ha superado a sí mismo. Siguiendo la estela de las honestas declaraciones que Donatella Versace lanzó en SSENSE sobre la vida, el amor, el sexo, las drogas y la muerte a principios de la semana pasada, el director creativo —que, con 84 años, lidera tres firmas: Chanel, Fendi y su marca homónima— ha mostrado su opinión sobre la nueva generación de diseñadores (como Virgil Abloh), Harvey Weinstein y el movimiento #MeToo, los modelos masculinos, el vello corporal, Alaia y sus potenciales sucesores en Chanel. Naturalmente, se aconseja discreción entre los lectores:

Sobre llevar tres firmas de moda a la vez...
"Es estimulante. Todos esos diseñadores que diseñan exclusivamente para otras marcas acaban encontrándose completamente esterilizados. A fuerza de revisar sus propios clásicos, acaban dando vueltas en círculos, mordiéndose sus propias colas".

Sobre Coco Snow...
"En Chanel, tengo que hacer cuatro colecciones al año por contrato —dos ready-to-wear y dos de Alta Costura—, pero, en cambio, yo hago diez sumando las precolecciones, las crucero y el Métiers d’Art, por no mencionar Coco Snow —que, te aseguro, no es una colección para cocainómanos, sino una línea de deportes de invierno— y Coco Beach, para la playa…".

Sobre las afirmaciones de que los directores creativos están saturados de trabajo...
"Personalmente, nunca me he quejado. Y es por eso por lo que el resto de diseñadores me odian. Solo están interesados en sus malditas "inspiraciones", y se pueden tirar una hora decidiendo dónde debería ir un botón o escogiendo esbozos realizados por sus asistentes, algo que me irrita. Yo soy una máquina".

Sobre su archienemigo Azzedine Alaïa...
"Azzedine, por ejemplo, antes de caerse por las escaleras, afirmó que el supuestamente insostenible ritmo de la moda actual es culpa mía, lo cual es absurdo. Cuando formas parte de un negocio que conlleva millones de dólares tienes que mantenerte al día".

Entrevistador: no dirás que le faltaba talento.

"Yo no dije eso. Nunca dije nada. No le critiqué nunca, ni al final de su carrera, cuando lo único que hacía era bailarinas de ballet para víctimas de la moda menopáusicas".

Sobre Pierre Bergé, cofundador de Yves Saint Laurent...
"Y para el funeral de Pierre, mi florista me preguntó: '¿Quieres que enviemos un cactus?'".

Sobre lo que le mantiene en activo...
"No obtengo satisfacción del trabajo que hago. Y eso es lo que me impulsa a continuar, este permanente descontento e insatisfacción.

Sobre los modelos masculinos…
"La moda masculina me interesa poco. La compro, por supuesto, y estoy encantado de que Hedi [Slimane] se vaya a Céline, pero diseñar una colección y tener que ponérsela a todos esos estúpidos modelos, no gracias. Por no mencionar el hecho de que sus acusaciones de acoso se han vuelto bastante tóxicas. No, no, no; no me dejéis solo con una de esas sórdidas criaturas".

Sobre #MeToo y Harvey Weinstein…
"Estoy harto de esto. Lo que más me impresiona de todo esto son las famosas que han tardado 20 años en recordar lo que pasaba. Por no mencionar el hecho de que no hay testigos. Dicho esto, no soporto al señor Weinstein. Tuve un problema con él en amfAR [la gala amfAR se organiza durante el Festival de Cine de Cannes para luchar contra el sida]…

Una vez leí no sé dónde que ahora tienes que preguntarle a una modelo si se siente cómoda posando. Eso ya es demasiado; ahora, como diseñador, ya no puedes hacer nada. Y en cuanto a las acusaciones contra el pobre Karl Templar [el director creativo de Interview Magazine], no me creo ni una sola palabra de ellas.

Una chica se quejó porque intentó quitarle los pantalones e, instantáneamente, es expulsado de una profesión que, hasta entonces, le había venerado. Es increíble. Si no quieres que te quiten los pantalones, ¡no te hagas modelo! Métete en un convento, siempre habrá lugar para ti allí. ¡Ahora hasta reclutan!".

Sobre la ganadora del premio LVMH Marine Serre…
"[Mide] Un metro cincuenta, pero con una voluntad de hierro".

Sobre Jacquemus…
"Me hace reír... Y es guapo también".

Sobre Jonathan Anderson…
"Su enfoque a menudo está demasiado intelectualizado —indudablemente—, no le he estudiado demasiado".

Sobre a quién se llevaría a una isla desierta: a Virgil Abloh, Jacquemus o Jonathan Anderson...
"Me mataría antes".

Sobre el vello corporal…
"Bueno, digamos que lo tengo donde lo debería tener. Pero no tengo el pecho peludo, por ejemplo, o la espalda —¡gracias a dios!— o las piernas".

Sobre su fortuna…
"No soy Bernard Arnault, te lo puedo asegurar. No es como si tuviese 72 mil millones de euros en la cuenta".

Y volviendo a los modelos masculinos…
"[Sébastien Jondeau, su asistente personal durante los últimos 20 años] encarna el canon masculino completamente opuesto a esos delgaduchos de dientes flojos que generalmente vemos en las pasarelas... Desde luego que no corren el riesgo de que nadie les acose. Para ser honestos, lo que necesitan es un buen dentista".

Sobre ser considerado un genio...
"¿Un genio? Eso lo has dicho tú. Cuando era pequeño, mi madre me decía que era estúpido, me llamaba 'burro'. Probablemente, he estado compensándolo desde entonces".

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Chanel
Karl Lagerfeld
Virgil Abloh
Noticias
Fendi
Azzedine Alaia
Jacquemus
jonathan anderson