Fotografía Ed Templeton 

20 años de crestas extremas capturadas por ed templeton

Con 'Hairdos of Defiance', el artista y ex skater profesional hace una crónica de los rebeldes del punk rock que marcaron su juventud.

por Emily Manning
|
22 Marzo 2018, 9:22am

Fotografía Ed Templeton 

Cuando Ed Templeton descubrió el mundo del skate cuando era un simple estudiante de secundaria a mediados de los 80, formar parte de una tribu juvenil subcultural abrió ante sus ojos otra de las escenas más importantes del momento: el punk.

"El mero hecho de tener una monopatín me dio acceso a un grupo de gente que, hasta ese momento, había evitado. Parecían guays, pero me asustaban muchísimo ", nos cuenta Templeton cuando le preguntamos sobre la escena punk de Huntington Beach. "De pronto, me dijeron: 'Patinas, ¿verdad? Ven a pasar el rato con nosotros'. Se abrió para mí un mundo completamente nuevo. Comenzaron a darme cintas de grupos como Dead Kennedys. Empecé ir en skate mucho más. Recuerdo que los punkies me acogieron en su grupo y todo mi futuro comenzó a surgir".

En el comunicado de prensa de su nueva exposición, Hairdos of Defiance, Templeton recuerda una mañana en la que uno de esos chicos, Ron Hanstein, ingresó en la Escuela Ethel Dwyer con su peinado mohawk lleno de pinchos. "Le pregunté cómo consiguió que estuviese tan rígido y me dijo: 'claras de huevo y gelatina Knox'. Ese día fue expulsado de la escuela por ello".

Similar a otros proyectos de Templeton —como Teenage Smokers o Teenage Kissers, que se enfocaban exclusivamente en chavales que fumaban y chavales besándose— Hairdos of Defiance es una serie cuyo principal protagonista son las crestas. Son fotografías que lleva haciendo desde hace 20 años durante las horas que Ed pasaba en el muelle de Huntington Beach, así como en sus viajes alrededor del mundo. Como todo su trabajo, capturan excentricidades cotidianas con una mezcla de humor y empatía.

Con motivo de la inauguración de su exposición en la galería Roberts Projects de Los Ángeles, Templeton nos dice por qué nunca llevaría una cresta (pero admira a los que sí lo hacen).

¿Por qué una serie de retratos de peinados mohawk?
El nombre fue primero. Mi amigo Mike Burnett es fotógrafo de la revista Thrasher. Hacemos excursiones en patín a menudo. Una vez, vimos unos niños con mohawks. Mike dijo: "Mirad esos chicos, sus peinados son realmente provocadores". Me encantó la forma en que lo pronunció, y siempre me he acordado de ese término, "peinados provocadores". Así que cada vez que veía a alguien con uno, pensaba: "Allí va alguien desafiando".

Cuando Roberts Projects habló conmigo para exponer mi trabajo en su galería pensé qué podría mostrar, y se me vino eso a la cabeza. Empecé a mirar a través de mi archivo y me di cuenta de que, a lo largo de los años, me había interesado por los chicos con mohawks. Nunca había pensado en hacer una serie sobre esto, simplemente los retratos surgieron durante mis paseos en skate.

La mayor parte de las fotografías parecen espontáneas, pero aún así ellos saben que les estás fotografiando.
En general no soy muy valiente. Tengo mi propio método para acercarme a las personas, pero no suelo tratar de entablar una conversación porque no se me da demasiado bien. Algunas de las imágenes se hicieron sobre la marcha, pero en realidad es difícil obtener una buena foto de una cresta a menos que el protagonista esté quieto. Por eso, si veía a alguien interesante le pedía que posase para mí. Al hacer eso, me di cuenta de que vengo de una generación en la que un mohawk era algo que debías temer.

En 1985, cuando comencé a patinar y a escuchar música punk, el mohawk significaba "déjame en paz". Pero ahora es casi como: "Oye, mírame". ¿Sabes? Cuando me acerqué a estos chicos, algunos daban un poco de miedo, pero me di cuenta de que en realidad querían ser fotografiados, les encantaba. Es por eso por lo que se han pasado todo ese tiempo peinándose. Descubrí que la mayoría de las personas estaban agradecidas de que las retratase. Después de un tiempo, me hice más valiente en ese sentido.

Has contado la historia en la que un amigo tuyo fue expulsado de la escuela por llevar una cresta. Es un hecho que refuerza eso que nos decías antes de "peinado para provocar", de tal forma que te echan del colegio sin tan siquiera decir una palabra.
Claro, los mohawks han mantenido ese significado para siempre. Las tribus nativas americanas usaban mohawks para intimidar a las personas cuando iban a la batalla. Hubo un batallón de paracaidistas estadounidenses en la Segunda Guerra Mundial que se pusieron crestas para parecer más locos. Cuando los punks en los 70 en Londres comenzaron a adoptarlos, fue el último comportamiento antisocial. Una monstruosidad, una mierda. Siempre ha sido un corte de pelo que pretende ser antagónico.

¿Cómo fue el proceso de selección de las imágenes?
Ha sido un arduo trabajo digitalizar todo mi archivo. Siempre disparo en analógico, así que me he pasado mucho tiempo escaneando las hojas de prueba y etiquetándolo todo. Estoy bastante cerca de tenerlo perfectamente archivado hasta el punto de buscar la palabra 'mohawk' y encontrar fotos desde el año 1998. Muchos de mis proyectos surgen después de hacer las fotos y, gracias a eso, creo que hay más profundidad en ellos. A veces, las personas conciben una idea de proyecto, y lo hacen durante quizás dos años. Puede ser genial, pero solo son dos años de trabajo. Esto se remonta a décadas. Una vez recogidas todas las fotos que etiqueté con el concepto "mohawk" o "corte de pelo loco", elegí las mejores.

¿Has fotografiado a alguien en repetidas ocasiones a lo largo de los años?
Hay un tipo en Huntington Beach que lleva cresta y que a veces te lo encuentras en la playa leyendo libros. Le hice fotos un montón de veces a lo largo de los años sin casi darme cuenta de que era el mismo tipo. También hay un tipo con pinchos verdes de Liberty que he visto un montón de veces. Ambos aparecen dos veces en el libro.

Deanna y tu paseáis por Londres un montón. ¿Has notado alguna evolución en el peinado?
No lo había pensado hasta que me lo has preguntado, pero en Londres los veo muy limpios. Recuerdo a dos chicos con cresta de Londres que iban impolutos. Aquí, en California, están más desaliñados. Se nota que se han peinado con las manos.

Háblame sobre las instalaciones que complementan la exposición.
En general, intento hacer que mis exposiciones sean lo más acogedoras posibles. Pinto las paredes de azul o verde —colores que alguien podrías usar en tu casa— solo para tener algo diferente a una pared blanca estéril. El año pasado, monté una exposición en Japón en una tienda de surf. Había una especie de construcción de madera contrachapada de la que colgaban grabados sin marco. Recuerdo haber pensado lo bien que se veía. Para esta ocasión, quise probar algo similar.

La sala de proyectos de Roberts es un espacio más pequeño e íntimo con respecto a la galería principal. Estamos colocando paneles de madera alrededor del espacio y la mayoría de las fotografías no están enmarcadas. He roto los bordes de algunas de las impresiones, así que también hay un poco de aspereza en las cosas. Pinté en algunas de las fotografías y escribí en muchas de ellas. El plan es pintarlos al azar, para que se vea como extraño, como la habitación de alguien con pósters pegadas por todos lados. De alguna manera, lo hace un poco más informal y punk.

¿Alguna vez te has hecho un peinado radical?
No, y parte de la razón por la que creo que me atraen estos chicos con cresta es porque yo nunca me atrevería a hacérmelo. La primera razón es porque llevar mohawk era para mí lo opuesto a ser punk, porque tienes que pasarte una hora peinándote el pelo. Yo soy más de la corriente de Fugazi: la cosa trata más de vestirse de forma sencilla y no pasar demasiado tiempo pensando en tu pelo. Por otro lado, ¡no creo que tenga valor para hacerlo! Me sorprende que la gente salga de casa e interactúe con la sociedad a diario con ese corte de pelo.

‘Hairdos of Defiance’ se expone en la galería Roberts Projects hasta el 21 de abril de 2018. El catálogo de la exposición, publicado por Deadbeat Club, contiene un prólogo de Templeton. Más información aquí.

Este artículo apareció originalmente en i-D US.

Tagged:
Punk
ED TEMPLETON
Fotografia
Cultură
subculturas
Destacados
Hairdos of defiance