el gobierno australiano ha prohibido incluir 'influencers' en sus campañas

Después de recibir una serie de críticas por el criterio con el que ha gastado dinero público.

|
ago. 27 2018, 5:24pm

Después de lanzar #GirlsMakeYourMove, una campaña gubernamental que anima a las mujeres jóvenes a mantenerse activas y que ha llegado a pagar a varias 'influencers' locales más de 600.000 dólares australianos —más de 350.000 euros del dinero de los contribuyentes— para ayudar a crear conciencia a través de sus cuentas de Instagram, el gobierno ha decidido prohibir la inclusión de 'influencers' pagados en todas sus futuras campañas. Desde el principio, la iniciativa se consideró algo desacertada, condescendiente y discutiblemente sexista. Con frases como "Sweat Now. Be Sweet Later" [Suda ahora. Sé dulce luego], el mensaje de la campaña estaba claramente destinado a generar polémica. Pagarle a bloggers de bienestar, fitness y belleza para ayudar a promover dicho mensaje, es echar más leña al fuego.

Gran parte de la población australiana ha criticado el criterio con el que se ha escogido a esas mujeres. Si bien las involucradas están indudablemente "en forma" y viven una vida maravillosa en Instagram, la gente ha señalado que, en el pasado, algunas de ellas también han promocionado productos conflictivos, como suplementos dietéticos y bebidas alcohólicas. Y aunque no es razonable esperar que los 'influencers' tengan un historial impecable, lo cierto es que esos fondos públicos se podrían haber gastado de una forma más efectiva como, por ejemplo, invirtiendo en iniciativas ya existentes que buscan desesperadamente algo de financiación.

En respuesta a las críticas del público, el Ministro de Salud Federal, Greg Hunt, ha despedido a la agencia que ha ideado la campaña y se ha comprometido a controlar más cuidadosamente a quién se le paga para promocionar las campañas gubernamentales.

Este artículo apareció originalmente en i-D AU.