Fotografía Marina de Luis

4 alumnos de moda desvelan cómo es realmente estudiar en la universidad

Conoce a la nueva generación de talentos de IED Barcelona, la prestigiosa Escuela Superior de Diseño.

|
31 Mayo 2018, 8:50am

Fotografía Marina de Luis

Cada año, por estas fechas, miles de jóvenes y apasionados diseñadores de todo el mundo presentan sus colecciones de final de carrera, exponiéndose así definitivamente a un mercado laboral voraz con ansias de caras nuevas e ideas inusuales. Prensa, familiares, reclutadores de talento, firmas de moda... De algún modo, todos los recién graduados buscan la aprobación de algún espectador, y esa presión autoimpuesta suele traducirse en toda una montaña rusa de emociones que va más allá del proceso creativo.

En esta pieza, sin embargo, hemos querido alejarnos de todo ese caos existencial y conocer de cerca a aquellos chicos y chicas que todavía están aprendiendo, a medio camino en su trayectoria universitaria en el IED Barcelona. Álvaro, Brenda, Robber y Carlota están viviendo un momento que, con suerte, durará para siempre: una fase en la que se sienten libres de imaginar, experimentar, detestar o destruir (y todo a la vez).

Aquí nos confiesan sus sueños, sus miedos y sus incertidumbres, acompañados de cuatro modelos enfundados en algunos de sus diseños más representativos. No te pierdas estas perlas de sabiduría y honestidad que nos regalan las mentes que determinarán el futuro.

Álvaro Mars, 19 años, Orihuela (Alicante)
BA (Hons) Fashion Design - segundo curso

¿Qué rasgo dirías que es el que mejor te define como estudiante de diseño de moda?
La pasión por lo que hago. Quizás puede sonar un poco a cliché, pero yo fui el niño que vivía en una cuidad bastante pequeña con muy pocos medios, que se pasaba el día mirando las revistas de moda de su abuela y que desde pequeño supo a lo que quería dedicarse. La moda ha sido y es mi vocación desde siempre, por lo que no puedo dejar de tener ilusión cada día que me levanto y trabajo en esto.

¿Qué es lo mejor de estudiar Moda en la escuela?
La libertad de desarrollar ideas y la oportunidad de poder conocerte a ti mismo, tanto profesional como individualmente. Es una forma de poder previsualizar a lo que te vas a enfrentar en el futuro.

¿Cuál es el mayor reto al que te has enfrentado en el tiempo que llevas en el IED Barcelona?
Supongo que la trayectoria en general que llevo de universidad ha sido mi reto ya que, para mí, al principio fue algo duro debido a que el entorno que había tenido hasta entonces no estaba relacionado con la moda y tuve que esforzarme para poder destacar de alguna forma y continuar con mi formación. De todas formas, con cada nuevo proyecto aparecen nuevos retos que se traducen en experimentación, que va llenándote de más conocimientos.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere adentrarse en estos estudios?
Pues yo creo que [tuviese] constancia. Es súper importante ser constante y trabajador, ya que esto es una carrera de fondo. A pesar de las críticas y demás inconvenientes, siempre hay que mantener el ritmo.

¿Qué sueños tienes para el futuro?
Mi sueño siempre ha sido y es dedicarme al diseño de moda, ya sea enfocado a la parte más creativa o a la relacionada con el estilismo.

@alvaro.mars

Brenda González, 24 años, Heredia (Costa Rica)
Título Superior en Diseño de Moda y Estilismo - tercer curso

¿Cómo definirías tu estilo?
Sculpture art based, experimental, colorido.

¿Qué es lo mejor de estudiar en la escuela?
La libertad de poder expresar mis pensamientos e inquietudes en proyectos específicos. Las personas no siempre comprenden el genio creativo, y aquí ser diferente es bienvenido. Cada proyecto es una hoja en blanco y no hay un molde definido.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere estudiar Moda?
Confiar siempre en la intuición y en la estética personal, aunque en un principio no esté del todo clara. Lo que para alguien es bello, para otro puede ser feo y viceversa; lo importante es defender el concepto elegido y lo demás ira encajando.

¿En qué aspectos crees que debería mejorar la industria de la moda de cara a los próximos años?
Por un lado, [harían falta] cambios en el desarrollo de la industria de la moda en los países latinoamericanos para propiciar oportunidades de crecimiento para las marcas emergentes, dando más visibilidad a la zona tropical de América.

Para el futuro, me gustaría que mi país, Costa Rica, pueda crear plataformas para diseñadores emergentes y así fomentar una cultura de diseño local, la cual —aunque sea paso corto— camina cada vez más. Por otro lado, la apertura del espectro de belleza en la comunicación de moda en general, comenzando desde editoriales hasta desfiles.

¿Qué sueños tienes para el futuro?
En el futuro espero tener la misma dedicación y amor por lo que hago que al día de hoy, ya sea en una marca o en la mía propia. Quiero dedicarme al diseño, mejorando siempre, y disfrutar de estar haciendo lo que me gusta y en lo que soy buena.

@brendagz22

Carlota Trias, 21 años, Madrid
BA (Hons) Fashion Design - segundo curso

¿Qué rasgo dirías que es el que mejor te define como estudiante de diseño?
Me encantaría considerarme una alumna persistente. Muchas veces, los proyectos o el feedback de los profesores no son lo que te esperas. Creo que, dentro de mi caos, sé cuándo tengo que seguir con algo e intentarlo y persistir hasta conseguirlo. No me gusta darme por vencida en mis proyectos.

¿Qué es lo mejor de estudiar moda en la escuela?
Probablemente, lo mejor que me llevo de esta universidad es la familia que hemos creado entre los compañeros. Estudiar Diseño de Moda en el IED no es fácil: hay mucha presión. Son muchas noches sin dormir, muchos bajones y subidas emocionales. Quieras o no, estamos todos tan metidos y nos involucramos tanto en nuestras creaciones que hemos creado una amistad muy muy cercana. Lo increíble es que la familia no se queda en los alumnos; los profesores también se involucran mucho con cada uno de nosotros, siempre están dispuestos a ayudar.

¿Cuál es el mayor reto al que te has enfrentado en el tiempo que llevas en la escuela?
No sé cómo contestar esta pregunta sin irme a lo personal… Mucha gente no es consciente de lo duro (¡y bonito!) que es estudiar Diseño de Moda en esta escuela. Cuando empecé, mi vida se limitaba a la universidad y a mi carrera profesional, pero viví un cambio muy grande en mi vida personal que me hizo ver todo con una perspectiva distinta.

Compaginar todos los cambios que yo estaba experimentando personalmente con mis estudios fue bastante duro. Creo que a muchos nos cuesta encontrar un balance entre nuestra familia, vida personal, espiritual, y la uni.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere estudiar Moda?
Mucha gente se mete en esta carrera sin saber a lo que va. Desgraciadamente, muchos estudiantes se quedan por el camino —ahora somos menos de la mitad de los que empezamos—. Creo que es importante que sepan que es una carrera que requiere una dedicación, constancia y disciplina muy grandes. Así que supongo que les aconsejaría que tuviesen muy claro que quieren volcarse en ello. Y una vez ahí: MENTE ABIERTA.

Hay que dejarse llevar; experimentar, no cerrarse a ninguna estética o estilo porque eso ya lo vamos a tener que hacer trabajando. Son unos años en los que, si no te cierras, puedes descubrir muchas cosas de ti como diseñador.

¿Qué sueños tienes para el futuro?
Podría pensar en mil cosas… Ahora mismo creo que mi sitio es este y tengo que dejarme la piel. Obviamente, me encantaría seguir creciendo como diseñadora y avanzar exitosamente en mi carrera profesional, tener una familia, no sé… No suelo darle mucho al coco. Confío plenamente en que, si me esfuerzo, las oportunidades irán viniendo.

@carlota_trias

Robber Rodríguez, 27 años, Valdemoro (Madrid)
Título Superior en Diseño de Moda - tercer curso

¿Cómo definirías tu estilo?
Pues no sé si aún tengo eso, pero me gustan las cosas crudas, para darles un toque sensual.

¿Qué es lo mejor de estudiar Moda en la escuela?
La libertad para expresar lo que realmente sientes o tienes en la cabeza y la posibilidad de convertirlo en algo real que sale de ti mismo es increíble; es una satisfacción que antes no conocía.

¿Cuál es el mayor reto al que te has enfrentado en el tiempo que llevas en el IED Barcelona?
Venir de estudiar Economía y de un entorno humilde que no tiene nada que ver con la moda, tener que hacer magia con el dinero para llegar a crear lo que quiero y aprender a navegar entre otro tipo de gente diferente al de mi entorno: esos han sido retos vitales.

¿En qué aspectos crees que debería mejorar la industria de la moda?
Me gustaría que se diera el espacio a crear cosas con sentido y profundidad, porque hay veces que las colecciones parecen precipitadas por el poco tiempo de desarrollo que hay entre una y otra. Vemos cómo los directores creativos se queman en pocos años por el ritmo de la industria y molaría que se dosificara un poco más su creatividad, en lugar de exprimir las cosas para olvidarlas y tomar otras nuevas. Pero no sé si es cuestión de la moda o de la sociedad actual.

¿Qué sueños tienes para el futuro?
La verdad... ¡Muchos! Pero, de momento, que me den una oportunidad en la industria y poder aprender todo lo que pueda. Después de eso, ya veremos.

@therobberrodriguez

Créditos


Texto Álvaro Piñero
Fotografía Marina de Luis
Talents Álvaro Mars, Brenda González, Carlota Trias y Robber Rodríguez
Modelos Alaska de Blow Models, Anna Tihonchuk de UNO Models, Nargiza y William de Haas de 5th Models

Agradecimientos a Alabama Collect y Núria Ribera