estrellas de la moda que empezaron como becarios

Porque incluso los mejores empiezan preparando cafés.

|
abr. 3 2017, 6:55am

El pasado 27 de marzo Chance the Rapper tuiteó que estaba buscando un becario. Como imaginarás, internet se volvió loco conforme tanto personas con empleo como quienes lo andaban buscando eran incapaces de actualizar sus currículums con suficiente rapidez. Incluso aquellos de nosotros que tenemos nuestro trabajo soñado por un momento pensamos cómo sería nuestra vida a la sombra de este rapero y filántropo.

Aquella solicitud de "alguien con experiencia en montar mesas de mezclas y escribir propuestas" atrajo miles de respuestas, lo que garantiza que la persona que elija será bastante especial. Pero tanto si uno de los artistas más alabados de toda una generación busca un empleado como si no, trabajar como becario puede ser una manera fantástica de empezar una carrera. 

Teniendo en cuenta la petición de Chance, revisamos algunas de las prácticas más fructíferas de la moda.

Karl Lagerfeld fue becario en Pierre Balmain
Incluso los maestros tienen que empezar en algún sitio y, para el impaciente Lagerfeld ese lugar fue Pierre Balmain. Hablando con los estudiantes de la Escuela de Ciencias Políticas de París en 2013, la mente tras Chanel y Fendi admitió: "No estudié porque no tenía tiempo". Afortunadamente, tras ganar el International Wool Secretariat en 1954 (junto con Yves Saint Laurent y Colette Bracchi), Balmain reconoció su potencial y le contrató como becario.

Sofia Coppola fue becaria en Chanel
Manteniendo el ciclo de buena voluntad, años más tarde Karl se encargaría de ayudar a otro joven talento. Cuando era adolescente, la cineasta y diseñadora Sofia Coppola fue con sus padres a pasar el verano en París y a adquirir experiencia laboral en Chanel. Reflexionando sobre su experiencia en una entrevista para Vogue dijo: "Fue muy emocionante ir a París en los ochenta y trabajar con alguien tan importante como Chanel. Yo estaba en el estudio de diseño, así que tuve ocasión de ver a Karl Lagerfeld crear bocetos de alta costura para los desfiles. Fue increíble, es muy creativo. Yo le traía el café y hacía cosas de becaria, pero solo el hecho de estar cerca de él era maravilloso".

Considerando que sigue siendo amiga de la casa, debía de hacer unos cafés fantásticos.

Tom Ford fue becario en Chloe
El diseñador y cineasta Tom Ford se curtió en Chloe, pasando un año en Italia para trabajar allí en 1983 antes de graduarse en Parsons. Es interesante, pero no trabajó en el departamento de diseño sino en la oficina de prensa. Aunque dijo a Esquire que el trabajo solo consistía en "envolver zapatos en papel de seda, etiquetarlos y volver a colocarlos en el estante de calzado. Eso es prácticamente todo lo que hice", aquello le inspiró para centrarse en la moda.

Chloë Sevigny fue becaria en Sassy Magazine
Quizá la becaria más impresionante de la revista, la futura estrella de la moda Chloë Sevigny era tan querida en Sassy que acabó trabajando allí. En un número de 1992, la editora y fundadora Jane Pratt escribió, "Está trabajando en nuestra oficina, pegando sellos y cosas así... Sus gustos son muy variados, lo prueba todo, después se aburre y pasa a otra cosa".

Resulta impresionante, pero Chloë ni siquiera tuvo que solicitar el puesto: la asistente de moda de Sassy Andrea Linett la vio en la calle cuando tenía 17 años, en 1992, le encantó su estilo y le pidió que hiciera de modelo para la revista. La madre de Chloë solo le dio permiso si también trabajaba como becaria. Hablando con Refinery 29, Pratt explicó: "Chloë siempre fue una adolescente que no parecía una adolescente. Era muy madura para su edad, en términos de cómo manejaba su propio estilo". Algunas cosas nunca cambian. 

Kanye West fue becario en Fendi
No todos los diseñadores empiezan a interesarse por la moda desde niños. Cuando Kanye West empezó a ponerse serio con su naciente imperio de la moda, se propuso aprender del mejor. En 2012 el rapero describió todo su viaje por el mundo de la moda a través de Twitter. En más de 70 tuits detalló cómo le ofrecieron un puesto en Versace, trabajó en Fendi durante unos meses y se coló en la fábrica de Giuseppe Zanotti para aprender a diseñar calzado.

Resulta impresionante, pero Kanye fue un becario bastante comprometido en Fendi. Hablando con Hot 97 confirmó que trabajó allí a tiempo completo, "yendo a trabajar caminando y trayendo cappuccinos".

Stella McCartney y Alexander McQueen fueron becarios en Savile Row
Los graduados en Central Saint Martin Stella McCartney y Alexander McQueen pasaron un tiempo trabajando para los sastres del famoso Savile Row de Londres. McQueen fue becario como aprendiz de sastre con Anderson & Shepherd antes de iniciar su máster. Cuenta la leyenda que bordó "soy un capullo" en el forro de un traje destinado al Príncipe Carlos.

Tras graduarse, McCartney pasó varios años siendo la sombra del sastre de su padre, Edward Sexton. Su tiempo como becaria allí influiría más tarde en su compromiso con la confección, femenina pero muy definida. Aunque no fue la primera vez que trabajaba, porque ya había sido becaria para Christian Lacroix cuando era adolescente. 

Raf Simons fue becario de Walter Van Beirendonck
Igual que Karl Lagerfeld, Raf Simons no estaba interesado en estudiar moda en la universidad. En lugar de ello, el diseñador belga optó por el diseño industrial. Hacia el final de su carrera necesitaba trabajar en un estudio de diseño para cumplir con los requisitos del plan de estudios y poder licenciarse. El joven Simons ya era fan de Walter Van Beirendonck y quería desesperadamente trabajar con él. Sabiendo que no tenía excesiva experiencia, inventó todo un historial para enviárselo a su ídolo ¡y entre sus falsos trabajos incluyó una falsa portada de i-D!

Nicolas Ghesquière fue becario para Agnès B y Jean Paul Gaultier
Otro ambicioso adolescente, Nicolas Ghesquière (de Louis Vuitton) pasó un verano trabajando para Agnès B en París cuando tenía 15 años. No pudo hacer mucho más que observar, fotocopiar y preparar cafés, pero le pagaron con ropa, una ventaja bastante emocionante para un adolescente.

Cuatro años más tarde trabajó como becario para Jean Paul Gaultier. "Empezó siendo un trabajo súper pequeño, preparando cafés, paseando a su perro y finalmente haciendo tarjetas de color y fotocopias, pero fue fascinante"

Alexander Wang fue becario de Marc Jacobs
Teniendo en cuenta todo lo que ha conseguido Alexander Wang a sus 33 años, tiene mucho sentido que empezara muy joven. Cuando estaba en secundaria ya participaba en los programas de verano de Central Saint Martins, de modo que se aseguró un trabajo como becario con Marc Jacobs al final de su primer año en Parsons. Hablando con WWD años más tarde recordaría, "Marc tiene una forma de trabajar muy específica que a él le funciona. Trabaja en la colección y gran parte de sus ideas creativas le llegan al final. En la oficina hay una energía increíble. La gente se emociona mucho gracias a su energía y a sus ideas, se implican totalmente. Fue una época maravillosa, especialmente porque era mi primera experiencia en Nueva York".

Aparentemente aquello le causó tanto impacto que decidió abandonar la escuela para dedicarse de pleno a trabajar en la industria.

Ashley Olsen fue becaria de Zac Posen
Las dos gemelas Olsen trabajaron como becarias cuando terminaron el instituto, a pesar de tener en su haber cientos de millones de dólares. Mary-Kate trabajó con la fotógrafa Annie Leibovitz mientras que Ashley fue a trabajar para Zac Posen. En 2007 el diseñador dijo a la revista PEOPLE: "Vino en persona y llamó a la puerta para ofrecerse como becaria y eso es como cuatro pasos más lejos de lo que suelen ir la mayoría de becarios. Tenía mucha energía y eso es lo que hace especial a la gente". También indicó que Ashley destacaba por su "perfeccionismo y elegancia". 

Recomendados


Texto Wendy Syfret