jemima kirke se queda en ropa interior para hablar de autoaceptación

'Creo que me siento segura sintiéndome atrapada, pero también me da cierta alergia', dice la artista y actriz en una reveladora nueva entrevista.

por Hannah Ongley
|
18 Enero 2017, 11:50am

Jemima Kirke no es Jessa Johansson. Es madre, no mea en la acera, es una artista respetada y aun así se ve con frecuencia asaltada por sentimientos de miedo y desubicación. En otras palabras: es una mujer humana y no solo un personaje de una serie televisiva de éxito. Kirke se abre ahora acerca de su lucha contra la autoaceptación mientras se desnuda para StyleLikeU y describe cómo su trabajo en Girls y el hecho de verse arrastrada al punto de mira interfirieron en su autoestima de diversas maneras, muchas de ellas conflictivas entre sí. "Una de las razones por las que me contrataron para Girls fue mi personalidad y ese cierto brillo que me rodea y que deseaban para la serie", afirma. "No fue por mis capacidades. Así que me hicieron sentir como una mierda y a la vez inflaron enormemente mi ego".

Kirke indica que a menudo se encuentra con gente que le atribuye la misma actitud despreocupada de "me importa una mierda" que posee Jessa, aunque en realidad esto no podría ser menos cierto. "Tengo una perspectiva saludable con respecto a lo que la gente piensa de mí, pero no soy ese tipo de espíritu libre en absoluto", revela. "Estoy plagada de neurosis, aversión hacia mí misma, miedo y un cierto sentimiento de desubicación. Tengo confianza en algunas cosas, pero en mis capacidades desde luego no".

Uno de los momentos más emotivos se produce cuando Kirke explica cómo han afectado sus problemas de autoestima a su vida como madre. Kirke ha sido una voz importante en la lucha por los derechos sanitarios y reproductivos de las mujeres; problemas que conoce demasiado bien tanto por haber interrumpido como por haber llevado a término embarazos para los que no se sentía adecuadamente preparada. 

"Si tengo un bebé, no podré crear arte y no podré salir ahí fuera y hacer todas esas cosas. Estaré limitada. Creo que me siento segura sintiéndome atrapada, pero también me da cierta alergia", recuerda con valentía acerca de su equivocado razonamiento cuando se quedó embarazada de su primera hija y decidió quedarse el bebé. "Yo todavía andaba en la veintena cuando ella era pequeña y, en cierto modo, sentía que aquello no era justo para ella. Yo no estaba lista para quedarme en casa todas las noches y no tenía la paciencia necesaria, porque seguía demasiado centrada en mí misma".

Conforme el futuro de nuestros derechos parece cada vez más incierto a la luz del clima político actual, resulta algo estimulante que nos recuerden que incluso las mujeres más duras sienten miedo y dudan de sí mismas. Puedes ver la entrevista completa a Kirke arriba y leer más acerca de su opinión sobre la maternidad aquí.

Recomendados


Texto Hannah Ongley

Tagged:
girls
Feminismo
belleza
Jemima Kirke
stylelikeu