estrenamos el nuevo 'fashion film' de arturo obegero, el diseñador que ha conquistado a solange

"Las Casinas" es el regreso a un hogar idílico.

por Raquel Zas
|
22 Marzo 2019, 11:21am

Arturo Obegero y Pedro Artola se conocen desde los 18 años. El primero vivía en la localidad asturiana de Tapia de Casariego, y el segundo veraneaba todos los años en un pueblo cercano. Desde la primera vez que hablaron, de fiesta, se compenetraron tanto personal como profesionalmente. Arturo es diseñador y Pedro artista visual. El tiempo y el deseo de trabajar juntos les ha llevado a colaborar en un fashion film que Pedro ha realizado para la firma homónima de Arturo, cuyo escenario, precisamente, es el pueblo donde se conocieron. Hoy presentamos en exclusiva "Las Casinas", un vídeo que muestra lo que significó para ellos "crecer en un paradisíaco pueblo de Asturias", en el que se presenta la colección de graduación de Arturo, Palmira. Una pieza preciosista y melancólica que no solo retrata la esencia de una colección, "sino de la esencia de una persona, de sus orígenes y experiencias que han dado forma al presente", afirma Pedro.

Arturo Obegero ha estudiado en Central Saint Martins y, pese a su corta trayectoria, ya se ha convertido en toda una promesa de la industria nacional. Pese a su juventud, ya ha conseguido crear un estilo propio y una colección que le ha dado unas cuantas alegrías. Entre ellas, que la mismísma Solange lleve sus diseños en el vídeo de su nuevo trabajo When I get home. Hablamos con él para conocer más su trabajo, sus orígenes y su universo creativo.

¿Cuándo descubriste que querías dedicarte a la moda?
No creo que haya habido una situación exacta que me haya hecho decidir que quería dedicarme a esto, considero que se trata de una serie de eventos y momentos a lo largo de mi vida que me canalizaron hacia el diseño. Aunque, según mi madre, a los 15 ya estaba ahorrando para irme a la Central Saint Martins.

Mi historia no es la típica de “mi madre y abuela son costureras, crecí en un atelier”. De hecho, vengo de una familia dedicada al surf y al mundo de la sanidad. Mi núcleo familiar más cercano siempre fue más liberal y bohemio; siempre viajando, persiguiendo olas y campeonatos de surf. De hecho, ellos abrieron en 1986 la primera tienda y escuela de surfing de España “Picante Surf”, por lo que crecí rodeado de neoprenos, de tablas y de ropa surfera, hecho que ya de pequeño empezó a originar en mí ese interés por la moda y el estilo propio. Sin embargo la otra parte de mi familia es mucho más clásica, y recuerdo cómo de pequeños, mi hermano y yo nos teníamos que transformar para poder ir a la ciudad y estar “presentables” para la familia. Era algo que yo disfrutaba muchísimo, me sentía como un actor cuando se mete en un papel, y es algo que también me marcó, el hecho de cómo te percibe la gente, y de cómo tu personalidad e incluso tu postura puede llegar a cambiar dependiendo de lo que vistas.

Tuve la suerte también de tener a mi madre Covadonga, que siempre me motivó y empujó a hacer lo que yo de verdad quería y sentía, y entre una de esas cosas estaba el baile, tanto baile tradicional como moderno, y es algo, que me marcó tanto personal cómo creativo.

1553253495060-AO2

¿Cómo ha sido tu experiencia en Central Saint Martins?
Para mí fue lo mejor que pude haber hecho en mi vida tanto a nivel personal como creativo y profesional. Especialmente el Master. El programa del MA supuso el año y medio más intensos de mi vida, pero no lo cambiaría por nada, te abre la mente en todos los sentidos; allí tratan la moda cómo un arte y estás rodeado de los talentos con visiones súper fuertes, que te empujan y te motivan a seguir adelante y a dar más de ti, con los que además forjas amistades de por vida. Y, por encima de todo, te “descubres” realmente a ti mismo y afinas y refinas tu visión y tu discurso.

Háblanos sobre tu colección de graduación, Palmira.
“Palmira”, homenaje a mi abuela, es una colección de hombre y mujer con la que quería establecer los pilares de “Arturo Obegero”. Con este proyecto quise abordar mis pasiones e inquietudes, y quise crear una carta de presentación al mundo, quería que la gente viese la colección y me viese a mí. Con ella, exploré temas que me fascinan como la esencia del Flamenco, “La Piel Que Habito” de Almodóvar, la vestimenta de la Tauromaquia y la abstracción del cuerpo humano cómo los artistas Viviane Sassen o Charles Ray. Por otro lado, también quería expresarme a mi mismo cómo individuo, mi punto de vista sobre la sensualidad, la sexualidad, la severidad, la ambigüedad o lo erótico, con el objetivo de crear una abstracción clásica, una elegancia diferente, una sensualidad más esotérica, pero siguiendo códigos y elementos clásicos tanto de mi propia vestimenta como la de la cultura española.

1553253511980-AO4

¿Cómo ha surgido la colaboración con Solange?
Todo empezó a principios de octubre cuándo me desperté con un email del equipo de estilistas de Solange, creo que mi corazón nunca latió tan rápido. Al principio no me lo podía creer, era un sueño hecho realidad para mí ya que Solange es una de mis artistas favoritas y de hecho no paré de escuchar su música y de ver sus vídeos durante la creación de la colección. En cuánto a la colaboración salió todo de manera muy orgánica y fluida, su equipo se portó genial conmigo y fueron muy amables. Me pidieron casi toda la colección y se la quedaron durante un par de meses para grabar en Texas, e incluso al final, a Solange le gustaba tanto el top que utilizó en el vídeo que se lo regalé aunque se tratase de una pieza única. Si hay alguien que lo tiene que tener, es ella.

[Solange lleva puesto el top “Vera”, con guantes conectados y espalda abierta, en el film y album recién estrenado 'When I Get Home', concretamente en la parte que baila y canta “I’m A Witness”].

¿Por qué has elegido a Pedro Artola para la campaña de la colección?
Uno de los proyectos que sabía que quería y que debía llevar a cabo tras finalizar mi colección era llevar “Palmira” de vuelta a casa y hacer algo que de verdad reflejase de dónde vengo. Tengo el placer de poder llamar amigo a Pedro Artola, ya que nos conocemos desde los 18 años. Colaborar juntos era cuestión de tiempo, él conoce más que nadie las emociones que Asturias y nuestro pueblo despierta. Tenemos estilos muy diferentes pero un denominador común, el romanticismo, y creo que él supo capturar y adaptar mi colección a su visión impecablemente, aligerándola y aportando delicadez y sutilidad en cada uno de los planos.

1553253544053-AO14

El proyecto se centra en Tapia de Casariego, ¿de qué manera ha influido en tu trabajo y en tu vida en general haber nacido en un pueblo pequeño?
Me considero muy afortunado de haber nacido y de haber sido criado en el pequeño paraíso que es Tapia de Casariego. Para mí es un lugar idílico, mi hogar y mi oasis en medio del caos. Está rodeado de luz, naturaleza y mar mires dónde mires; cargado de poesía, nostalgia, melancolía y romanticismo con esos atardeceres rojizos y dorados, a veces casi púrpuras, o con ese mar infinito que a su vez se vuelve agresivamente cautivador en invierno con las enormes olas que rompen contra los faros. Es un lugar que irradia belleza pero que a su vez tiene su propia oscuridad, pero se trata de una oscuridad elegante, sutil y sensual. Emociones y adjetivos que creo que marcan y definen mi trabajo.

En cuanto a mi vida en general, lo que más valoro y de lo que más he aprendido sobre mi pueblo es sobre la bondad de la gente, de mi familia y de mis amigos. En un lugar tan pequeño QUE a nadie le importa en dónde trabajas, quién eres o qué estudiaste. Se forjan verdaderas amistades y la personas se ayudan entre sí aparcando intereses propios, y es algo que valoro profundamente y que intento aplicar a mi vida y en mi profesión, dónde a veces es complicado encontrarlo.

1553253560043-AO10

¿Influencias y referentes en tu trabajo?
Mi trabajo explora diversos elementos clásicos y tradiciones como la danza clásica, el Flamenco o la vestimenta taurina, mezclados con volúmenes de la costura de Cristóbal Balenciaga o siluetas de los años 70. Pero jugando con la abstracción de dichos elementos, de sus significados y esencias, modernizándolos mediante referencias más abstractas como el trabajo de Charles Ray o Viviane Sassen, que juegan con la abstracción y la total exposición del cuerpo humano desnudo con el objetivo de crear una nueva elegancia. Uno de mis mayores referentes es Antonio Gades, es verle bailar y se me ponen los pelos de punta, es pura severidad, rigor, sensualidad y elegancia. Un héroe.

¿Qué consejo le darías a alguien que desea dedicarse a la moda?
Personalmente creo que todavía me queda muchísimo camino por recorrer cómo para aconsejar o servir de ejemplo, pero diría que lo primordial es creer en uno mismo, creer en lo que quieres contar, creer en tu visión y defenderla a muerte. Escuchar, absorber, practicar e intentar una y otra vez hasta que consigues lo que tienes en mente. No dejar que nadie te infravalore ni que te diga que no eres suficientemente bueno. Hay muchos altibajos, y muchos intereses, y a veces no consigues lo que quieres, pero hay que tener la mente fría y pensar a largo plazo. Y lo más importante de todo: disfrutar, porque la moda es una herramienta preciosa con la que puedes contar historias maravillosas que llegan a emocionar a la gente, y creo que esa es la misión principal de un diseñador, vestir a la gente, pero haciéndoles soñar.

1553253588773-AO18
1553253614733-AO11
1553253629221-AO1

Créditos

Realización Pedro Artola
Estilismo Arturo Obegero
Modelos @carlosroves & @eatyourschool
Agradecimiento especial a @gandasforce & @mozzoboy

Tagged:
Solange
Cultura
arturo obegero
pedro artola