Publicidad

virgil abloh convierte parís en un mágico patio de recreo para louis vuitton

Tras convertir la Place Dauphine en una fiesta callejera adornada con un castillo hinchable con las iniciales de la firma, podemos decir que hemos visto el mundo a través de los ojos de Virgil.

por Steve Salter
|
25 Junio 2019, 8:51am

Fotografía @mitchell_sams 

Ha pasado un año desde que Virgil Abloh debutara para Louis Vuitton, cuando convirtió el Palais-Royale en una pasarela de arcoíris donde 2.000 invitados (600 de los cuales eran invitados de universidades de moda, arte, diseño y arquitectura) vieron a un diverso casting de 56 modelos desfilando hacia un nuevo mundo. Su segundo desfile iba sobre encontrar esperanza, diversidad y belleza en el mundo en el que vivimos. Doce meses después, el director creativo se apega a su mensaje.

"Defiendo la diversidad y la idea de que el lujo puede ser algo más amplio en esta era", explicaba Virgil. "Voy a continuar por esa línea, y continuaré con este espíritu de libertad que conlleva ser un niño, siempre aprendiendo". A medida que el diseñador sigue desafiándose a sí mismo, bailando entre disciplinas y borrando fronteras, pasando de la moda al arte, al mobiliario y la música, su deseo de aprender es cada vez más evidente. La ingenuidad infantil de Virgil es auténtica. Su energía, contagiosa. En su colección primavera/verano 2020 para Louis Vuitton, hemos podido ver su país de las maravillas a través de sus ojos.

1561114377224-p-2

Un sentimiento de asombro mezclado con un indicio de pérdida. "Imagina un jardín repleto de un solo tipo de flor, un amanecer sin sol o un horizonte que de repente pierde su forma más antigua", advertían las notas del desfile. "La familiaridad puede programar la mente para que tome por sentado las cosas más emblemáticas". La forma que falta es una referencia a Notre-Dame, el lugar frente al cual Virgil había planeado originalmente realizar el desfile.

"Cuando cayó el chapitel, me sentí atraído hacia la idea de celebrar las cosas que están aquí mientras nosotros estamos aquí", explicó Virgil. "Puedes pasar por el Louvre todos los días, pasar por Notre-Dame, pasar por la Torre Eiffel y decir que estás demasiado ocupado para ir a ver estas cosas, pero cuando desaparecen, eso te afecta emocionalmente", dijo en una vista previa. Cuando los medios se llenaron de imágenes del incendio, se generó un sentimiento colectivo de tristeza por esta misma razón. Por tanto, para la temporada primavera/verano '20, Virgil nos ha invitado a pararnos a oler las rosas, a apreciar el mundo que nos rodea. También como un estímulo para desatar a nuestro niño interior. Quería que viéramos el mundo a través del maravilloso filtro de la juventud. La mundanidad de la vida cotidiana se vuelve fantástica de forma inmediata.

1561114397672-p-3

A lo largo del desfile, nos recordaron la famosa cita de Pablo Picasso: "Todos los niños son artistas. El problema es cómo seguir siéndolo una vez creces". Como Peter Pan, pero versión "moda". Para la invitación del desfile, Virgil envió a sus asistentes un kit de construcción de cometas Louis Vuitton. No me acuerdo de la última vez que hice volar una cometa, pero ¿quién no querría hacer volar algo con un monograma LV? Para el desfile, en lugar del telón de fondo de Notre-Dame, Louis Vuitton transformó la Place Dauphine en una fiesta callejera con un castillo hinchable adornado con la "LV", acompañada de puestos de crepes, vendedores de helados, fabricantes de globos y sopladores de burbujas.

El set sacaba a sus asistentes al exterior. Los VIPs, como Frank Ocean, Skepta, Gigi Hadid y muchos más, se sentaron a horcajadas en bancos gigantescos decorados con el monograma de la firma, con los pies colgando como niños. "La juventud es global", explicó Virgil en su edición primavera/verano '20 de El vocabulario según Virgil Abloh. "Todos somos uno, somos el mundo".

1561114421446-SS20M-LVuitton-019

Su expresiva colección se hizo eco de esta sensación infantil de fantasía, moviéndose a través de la confección fluida, las fascinaciones florales y las transformaciones técnicas de una forma juguetona. Después de su debut, Virgil explicó que el 3% es la proporción necesaria para convertir un objeto normativo en algo especial. En este desfile, el porcentaje se incrementó cuando acuñó el término "peekamorphosis" para denotar la naturaleza lúdica de los elementos que estaban ocultos en toda la colección.

Observando cuidadosamente el mundo que le rodea, Virgil se aferró a uno de los recursos más omnipresentes de la moda: las flores. "Son multifacéticas, libres de expresión, movimiento y metamorfosis", detalla el programa. "Me interesa utilizar las flores como una metáfora de la diversidad", explicaba Abloh en la vista previa. Con su sensual juego de la rosa en la sastrería hasta los estampados botánicos y los accesorios de flores silvestres, el jardín de Virgil Abloh estaba en plena floración. El momento más poderoso de la presentación se dio cuando nos devolvió a la primera pieza que diseñó para la casa, un arnés —el que luego llevó Timothée Chalamet en los Globos de Oro—, y lo cubrió de flores. ¿Quién será el primero en llevar esto en una alfombra roja? "No todas las flores son iguales", explicó. Tampoco todos los hombres.

1561114445956-SS20M-LVuitton-032

"Esta idea de modernidad habla de mis ideales de inclusión y de ser de mente abierta y respetuoso con personas de todos los ámbitos de la vida", explicaba Virgil en nuestro número The Homegrown Issue. "Eso está en el corazón de lo que persigo con mi trabajo. En este cargo, en esta marca, tengo la responsabilidad de representar lo que la sociedad podría llegar a ser".

Esta colección ofrece de todo, desde "streetwear 2.0" para el día a día hasta faldas de seda de tipo no binario. El artista Delfin Finley, asentado en Los Ángeles, cerró el desfile enfundado en una cometa con una caja con monograma. Todo es posible en el Vuitton de Virgil.

Como 'tuiteó' el jugador español del Arsenal Héctor Bellerín después de hacer su debut en la pasarela con una sudadera de cuero fuscia: "No dejes que te lo cuenten; es imposible".

1561114487966-SS20M-LVuitton-042
1561114497964-SS20M-LVuitton-052
1561114506515-SS20M-LVuitton-063
1561114515373-SS20M-LVuitton-078
1561114561320-SS20M-LVuitton-082
1561114567075-SS20M-LVuitton-104
1561114572395-SS20M-LVuitton-113
1561114578380-SS20M-LVuitton-133
1561114614649-SS20M-LVuitton-178
1561114607713-SS20M-LVuitton-169
1561114695817-SS20M-LVuitton-067
1561114720233-SS20M-LVuitton-901

Créditos

Fotografía Mitchell Sams

Tagged:
Louis Vuitton
Virgil Abloh
primavera verano 2020