Your Reservation is Confirmed, by Yushi Li

el sexo, las citas y la intimidad digital explorados a través del arte de yushi li

¿Podemos llegar a tener una intimidad real a través de una pantalla?

por Charlotte Irwin
|
15 Abril 2019, 10:59am

Your Reservation is Confirmed, by Yushi Li

Yushi Li mira fijamente el pecho del hombre desnudo con el que está saltando. Su pene elevado de contrapone a su coleta en vuelo, pero Li, completamente vestida, parece preocupada, y su mano tensa alrededor del disparador revela la realidad. Ella es la fotógrafa, él es un extraño, y esta escena íntima es su creación.

La imagen proviene de Your Reservation Is Confirmed, la precuela del proyecto My Tinder Boys en la que la fotógrafa chino preguntó a 300 hombres de Tinder si podía coger sus imágenes, de los cuales 15 estuvieron de acuerdo. Con estaba pretendía “cuestionar la idea y la accesibilidad de la intimidad en la era actual de Internet”. Yushi utilizó la tecnología moderna para encontrar a sus sujetos, antes de filmarlos utilizando películas analógicas en escenas domésticas. Las fotografías resultantes son a la vez íntimas y ajenas.

En una época en la que "hay una aplicación para todo", en la que no pensamos dos veces en usar nuestros teléfonos para pedir una comida, reservar un hotel y, por supuesto, tener una cita, la tecnología se ha vuelto tan omnipresente que en realidad no funciona. De hecho, en septiembre de 2018, el Estándar de Clasificación Global de la Industria eliminó la tecnología como una categoría y dispersó a las compañías de tecnología en diferentes industrias. Pero, ¿cómo cambia un mundo digital sin modificar las relaciones humanas en la realidad y el arte, si es que lo hacen?

My Tinder Boys by Yushi Li
'My Tinder Boys' de Yushi Li

Yushi aborda esa pregunta de frente, desafiando lo que una cultura de conexión acelerada por la tecnología hace a la intimidad. Al invitar a sus cotas a posar desnudos en My Tinder Boys, ella elimina la distancia creada por la aplicación y la pantalla, y pone a los cuerpos de estos extraños bajo escrutinio. Más tarde, con Reservation Is Confirmed ella se coloca en el foco del proyecto y experimenta una extraña incomodidad.

En todas sus fotografías, ella exige que cuestionemos los roles de género tradicionales. Al presentar sus escenas, como posados en el fregadero de la cocina o comiendo pasta en la mesa, estos hombres asumen el papel tradicional de una mujer, vinculada a la casa. Yushi admite que ella "se inspiró en las imágenes eróticas de mujeres con alimentos". Cuando Yushi, completamente vestida, comparte la escena con ellos, los hombres siempre aparecen desnudos y vulnerables, situaciones en las que solemos ver a la mujer. Sin embargo, faltan dos cosas en esta exploración de la intimidad digital: el sexo y las pantallas.

Yushi no busca sexualizar a estos hombres, y el sexo es reemplazado por la comodidad tranquila de lo doméstico, y la manera en cómo conoció a estos hombres no se toma en cuenta al retratarlos. No solo eso, sino que ella evita cualquier indicio de tecnología en sus fotografías. Los hombres tocan el piano, se duchan y riegan las plantas, en un enfoque que lo confronta con todo lo que ella sabe sobre estos extraños: que son humanos. Es posible que encuentres a alguien con quien tener relaciones sexuales con dos o tres clicks del pulgar, pero se debe trabajar en la intimidad real.

Existe un parecido evidente entre estas imágenes y la serie Experimental Relationship del la artista china Pixy Liao, que retrata su relación con su novio japonés Moro. Yushi y Pixy usan el mismo proceso de fotografía, de modo que también pueden verse en la imagen, y el uso de película analógica resulta ser un guiño intencionado al pasado.

Pixy Liao
'Experimental Relationship', de Pixy Liao

La forma en que Pixy usa la fotografía para explorar los límites de la intimidad, revelando que ella, como mujer y fotógrafa, tiene el control de su relación, es una inversión de los roles de género tradicionales que también vemos en el trabajo de Yushi. Una de las imágenes más impactantes, Pixy comiendo papaya del cuerpo desnudo de su novio, no pide perdón y contrasta con lo que esperamos de una fotografía sobre la intimidad de una pareja.

Estamos acostumbrados a la intimidad en la fotografía como sinónimo de sinceridad. Esperamos un mundo oculto, una visión de un paisaje humano que recuerde la imperfección de nuestros propios amores y vidas. Queremos hojas manchadas, una mirada de complicidad, algo de lo que aprender y con lo que conectar. Las imágenes de Yushi nos recuerdan las escenas íntimas a las que estamos acostumbrados, pero al desviarnos de las expectativas, nos obligan a considerar qué papel ha tenido el mundo digital en la alteración de la escena y, por lo tanto, de la realidad misma.

El artista queer Pedro Moreira, que también es conocido como el artista digital Ped.Moreira, no busca replicar una dinámica de relación en su instalación Significant Other, sino lo que la tecnología hace a toda interacción humana. Te invita a una cama, donde una pantalla sobre una almohada actúa como la cabeza del personaje principal, interpretado por Pedro. Esta conexión, impulsada por Skype, refleja la intimidad y cómo existe en un mundo centrado en la tecnología.

El espectador puede mirar fijamente a los ojos de este personaje y escuchar su voz. Están juntos en todos los sentidos menos en el tacto. Evoca esos textos y mensajes digitales enviados tarde en la noche o temprano en la mañana, a una persona que queremos seducir. Sin embargo, la pantalla también parece representar el entretenimiento: televisión en streaming con películas y pornografía. Pedro señala cómo nuestras vidas reales imitan las narrativas de ficción más que nunca, ya que vivimos nuestras amistades y amores a través de una pantalla como una experiencia interactiva.

1555003478158-SO2-web2
'Significant Other', de Pedro Moreira

Esta virtualización de la realidad cotidiana nos hace preguntarnos si la tecnología nos está acercando realmente. Sí, podemos hablar con un amante potencial, un affair o un miembro de la familia por videollamada o mensaje. Pero si estáis físicamente separados y no podéis acercaros ni abrazaros, ¿dónde está la intimidad real?

Para Pedro, cuyo trabajo a menudo usa el mundo virtual para explorar la realidad, esta confusión con la ficción es un territorio familiar, y la intimidad online que presentan es una historia positiva que refleja las relaciones a largo plazo con una persona. Para Pedro, parece que la intimidad y la capacidad de tener un "otro significativo" en cualquier forma que sea posible puede existir en un reino digital... Es simplemente una interfaz diferente a la realidad que conocemos.

Pero cuando le pregunto a Yushi si ella cree que es más difícil conectarse con la gente hoy en día, su mensaje es más cínico, lo que sugiere que "nuestros interminables deseos de 'más y mejor' han aplastado y despersonalizado a todos en Internet". Pero admite que, en última instancia, todo se reduce a un esfuerzo anticuado: "Internet hace que todo parezca más accesible, pero no reduce la cantidad de esfuerzo que se necesita para tener una relación genuina con alguien". La vida puede ser digital, pero se necesita fuerza humana para mantenerse en contacto.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Sex
Technology
Art
apps
intimacy
Fotografia