kanye west presenta su nueva colección en nueva york

Las estrellas, las prendas, la música, y el estilo de la segunda colección de Yeezy en la semana de la moda de NY.

por i-D Staff y Rory Satran
|
17 Septiembre 2015, 11:55am

Ayer Kanye volvió a la carga con Yeezy Season Two, la nueva colección para adidas que sigue a la controvertida línea de básicos de estructuras sencillas que presentó la temporada pasada. Varias cosas resultaron familiares en Yeezy Two: una primera (y segunda) fila llena de estrellas, la puesta en escena de Vanessa Beecroft, el calzado en tonos neutros y monocromos y un casting de modelos con una elegante diversidad. 

Pero, ¿puede que se respirara menos tensión en el desfile de este año? Quizás su irrupción por sorpresa en el calendario de la semana de la moda y la ausencia de un poco de bombo previo atenuaran los nervios.

Lo primero es lo primero: North West no lloró, se limitó a gimotear.
No ignoremos que todas las miradas estaban puestas en la mujer más famosa del mundo y en su retoño, otra vez sentadas al lado de Anna Wintour (nadie parece gustar más a la señora Wintour que North, excepto su flechazo del mundo del tenis, Roger Federer). El berrinche de North West durante la temporada pasada resultó bastante estresante, y los asistentes al desfile estaban preparados para vivir algo similar esta vez. 

Sin embargó, la niña se limitó a chupar felizmente una piruleta y a farfullar de vez en cuando algo como "¡Mami!" (Queridos lectores, intenté grabar sus balbuceos para vosotros, pero no lo conseguí). Kim y North iban conjuntadas con prendas de Yeezy de color beige.

Cuando Jaden Smith está sentado en segunda fila, nos queda claro que estamos ante un front row legendario
Así es, el mayor de los Smith fue relegado a la segunda fila junto con Kendall Jenner, que acababa de salir del desfile de Michael Kors. La fila A se pone incluso más interesante con el clan de los Kardashian al completo (menos Kylie, la matriarca, y Caitlin, buuh), hmm, DRAKE (que no se deja ver en muchos desfiles), Debbie Harry, Riccardo Tisci, Seth Meyers (?!), Courtney Love, Michael Stipe, Michael Strahan, Common y Tyga.

La colección ultraponible se basa en las prendas sueltas abstractas de la primera temporada.
En una paleta de tonos beige, marrón, negro, gris y oliva, Kanye presentó una colección coherente con un sutil e innovador acercamiento a la ropa de estar por casa. Se mantuvieron presentes las mismas inspiraciones: desde la suavidad y el minimalismo de Rick Owens hasta la ropa de trabajo conceptual de Raf Simons. 

Esta vez se podía percibir una mayor tendencia hacia la ropa de calle de Carhartt en las prendas y en los sencillos abrigos oversize para hombres. Además, había gorras de béisbol de alta costura. Cuanto más se acerca Kanye a sus raíces hip-hoperas, mejor para todos.

Sí, hubo un nuevo tema de Kanye: Fade, con la participación de Post Malone y Ty Dolla $ign
El single de ritmo marcado acompañó el alegre y determinado desfile de Yeezy en su final. Un gran momento.

La coreografía de Vanessa Beecroft se convirtió en una procesión militar.
Al igual que sucedió en la colaboración con la increíble artista de performances italiana para la primera temporada, las modelos se pusieron en filas con una expresión seria. Beecroft exploró el tema militar para esta temporada, con capitanes dando órdenes y el ejército de Kanye vestido con ropa de calle y marchando al compás.

El ejército de Kanye es de lo más atractivo.
No podéis imaginar lo refrescante que resulta presenciar un enorme grupo de modelos donde la gente de color es la norma más que la excepción. El grupo extremadamente diverso de chicos y chicas, seleccionados por el director de casting de i-D Angus Munro, fue todo un regalo para los ojos. 

Recomendados


Texto Rory Satran