Fotografía Mitchell Sams

las mallas de ciclista se han convertido en la tendencia más invasiva de 2018

¡Súbete a la bici! Y ya puedes ir envolviéndote los muslos con licra para no llegar tarde a la última sensación de los desfiles de la temporada primavera/verano '19.

por Felix Petty
|
28 Septiembre 2018, 7:35am

Fotografía Mitchell Sams

A la princesa Diana le encantaban las mallas de ciclista. Era fácil verla a menudo paseando por Sloane Square con una sudadera 'normcore' y un par de zapas de padre, todo acompañado de un par de calcetines de deporte y unas mallas de ciclista bien ajustadas. Analizando la moda ahora, tenemos que admitir que ese look era bastante adelantado a su tiempo. De hecho, era tan vanguardista que Virgil Abloh le dedicó la colección otoño/invierno'18 de Off-White al legado que dejó en la industria.

"Era una persona fuerte que, a pesar de su estatus, tenía un gusto muy propio que conseguía ir más allá de las meras prendas. Ahí no había intervención de ningún estilista", le contaba Virgil a Vogue en su día. "Su gusto personal estaba muy alejado de lo que se suponía que debía llevar. Es inspirador".

La colección en sí misma era tangencialmente "dianesca" más en espíritu que en materiales. Fue el último look lo que determinó los titulares de las críticas del desfile: Naomi Campbell contoneándose por la pasarela enfundada con una americana blanca con hombreras y ceñida en la cintura, combinada con un par de mallas de ciclista blancas a juego.

Fendi primavera/verano '19

Y si Virgil lo dice, las Kardashian se lo creen. Y si las Kardashian lo dicen, TODO EL MUNDO se lo cree. Y ahora, de repente, están por todas partes, en prácticamente todos los desfiles de la temporada primavera/verano '19: Fendi, Prada, Cavalli, MSGM, Marine Serre, Mugler, GCDS, AREA. Una tendencia que ha conseguido conquistar desde a las firmas de lujo más consagradas hasta las más principiantes y disruptivas.

Este movimiento convive en el mismo paraguas que las zapatillas feas, los souvenirs turísticos, los plumas y la riñonera. Vamos, fealdad irónica reintepretada con un giro de lujo sárcastico-pero-práctico.

Lo cierto es que, por el momento, el lujo no está actuando de una forma directa y sincera; ahora la comodidad solo viene expresada a través de elementos sardónicos. Lo único que ha cambiado es que los productos básicos de la moda prosaica ahora están hechos con un cuero más caro y más suave. Sin embargo, con las mallas de ciclista pasa algo distinto.

Prada primavera/verano '19

La discusión más intelectual sobre la moda que gira en torno a los pantalones cortos de ciclismo viene de la mano de Prada (como normalmente suele pasar con estas cosas). La reinterpetación de la prenda hecha por Miuccia mantiene la silueta aerodinámica, pero de una forma menos ceñida y más pesada, sustituyendo la licra por satén. "Por un lado, hay ese deseo de libertad, de liberación, de fantasía; por el otro, tienes este conservadurismo extremo", explicó Miuccia acerca del desfile. Vamos, un cortocircuito basado en la paradoja del "tapa y enseña". A diferencia del resto, Prada se ha acercado a las mallas de ciclista sin ninguna ironía; al contrario, lo ha hecho con toda su sinceridad y complejidad.

La interpretación de Fendi, sin embargo, ha sido un poco más traviesa. Hay una gran carga deportiva en la propuesta de Karl Lagerfeld y Silvia Fendi, y (afortunadamente) está libre de pieles. Las mallas eran un elemento clave de una colección que hacía hincapié en lo práctico y en lo lujoso, rozando en parte lo absurdo, con multitud de bolsillos inundando las zonas frontales de los looks como si de bolsos auxiliares se tratasen. La paleta de color comprendía una notoria gama de tonos beige muy burgueses. Ni siquiera era un homenaje a Diana; más bien una capa de pintura para tapar el tinte prosaico de la tendencia.

GCDS (izquierda) y MSGM (derecha) primavera/verano '19

En Nueva York, AREA las lanzó rollo 'glam'; MSGM les ha dado un toque 'grunge'; como no podía ser de otra forma, Cavalli las ha hecho sexy; GCDS las ha combinado con una modelo extraterrestre con tres tetas; Marine Serre las ha hecho deportivas de verdad; Kim Kardashian las lleva en gris "Yeezy"; las de Hailey Baldwin son ideales para ir por Los Ángeles. En lo que la mayoría coincide es en cómo combinarlas: puedes hacerlo con algo formal o con algo tradicionalmente sexy.

Marine Serre primavera/verano '19

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.