Publicidad

los libros que han marcado nuestro 2016

El regalo de Navidad perfecto.

por Raquel Zas
|
29 Diciembre 2016, 10:40am

Cómo ser Bill Murray, de Gavin Edwards.
Bill Murray se ha convertido en uno de esos personajes que se convierte en icono cultural y despierta admiración en todos. Ya sea por sus variopintos papeles o por su irreverente personalidad, todo el mundo en 2016 ha querido en algún momento ser Bill Murray. El actor no entiende la vida sin improvisación ni sorpresa, por eso aparece en fiestas sin ser invitado o se pasea por ciudades en carrito de golf. Gavin Edwards -autor de superventas como la biografía de River Phoenix- y las ilustraciones de Jonathan Millán son dos razones más para que este ejemplar se convierta en lectura imprescindible.

Vetements II Summercamp
Repleto de imágenes de backstage, mood boards e imágenes exclusivas de la colección, este es un tomo imprescindible para los amantes de la firma parisina y, en general, un libro que con el paso de los años se convertirá en un referente de la moda underground de 2016.

Tan poca vida, de Hanya Yanagihara
Esta es, cuando menos, una de las novelas más controvertidas que llegaron a nuestro país en 2016, ya sea por sus alabanzas como por sus críticas. Sus defensores la describen como un brutal tratado sobre el dolor mientras sus críticos destacan sus más que obvios errores gramaticales. Sea como fuere, Tan poca vida es digna de ser leída, pues la desgarradora historia de sus protagonistas -cargada de luces y sombras- sin duda no te dejará indiferente.

Toca el piano, de James Rhodes
James Rhodes se hizo conocido gracias a su imponente y devastador Instrumental, en el que cuenta su vida y los obstáculos que tuvo que pasar en ella y cómo los superó gracias al poder de la música. El autor se ha ganado tal admiración del público -hasta el punto de que ha convertido una obra indie en objeto de deseo de todo tipo de lectores- que cualquier libro que publique ahora será un acontecimiento literario a destacar. Toca el piano es un manual para aprender a tocar el piano -el escritor asegura que si practicas 45 minutos durante seis semanas serás capaz de interpretar un preludio de Bach-, pero sobre todo es una obra que invita a relajarse por medio de la música en un mundo ajetreado y caótico.

Las chicas, de Emma Cline
Esta sería otra novela más que aborda la etapa de la entrada en la edad adulta si no fuera por la increíble habilidad que su jovencísima autora demuestra a la hora de perfilar la psicología de sus personajes. Emma Cline debuta con una historia sobre una adolescente que lo deja todo al ser absorbida por una secta que la llevará a cometer un crimen atroz. Basada en la devastadora secta de Charles Manson, este libro está despertando la curiosidad de los lectores de medio mundo.

Música de mierda, de Carl Wilson
¿Por qué la persona que más discos vende es de la que más gente se ríe? Este es uno de los grandes misterios de la música moderna, y este ágil ensayo intenta acercarnos a su resolución. Carl Wilson comenzó a investigar acerca del éxito de Céline Dion y acabó escribiendo este maravilloso libro sobre la pasión inherente del ser humano por la música y el postureo que rodea a la industria en la actualidad.

Patiente, de Daniel Cowles
Ciencia ficción, psicodelia y amor. Esta es la combinación de la galardonada novela gráfica de Daniel Cowles, 180 páginas a todo color de una historia que trasciende el tiempo y el espacio para volver del revés a nuestras acomodadas mentes.

Recomendados


Texto Raquel Zas