Publicidad

10 temazos mákina para entender la cultura club en españa

Hacemos un repaso al inicio, auge y caída de unos de los estilos más populares en la España de finales del siglo XX.

por Mirena Ossorno
|
20 Febrero 2018, 11:28am

Fotograma de "Llorando por ti", de Ku Minerva

Bakalao, mákina y "cantaditas". En España tenemos nuestra propia y particular manera de llamar a los diferentes estilos de música electrónica que existen (y han existido). Derivado 'made in Spain' del eurodance, con subidas y ritmos pasados de revoluciones y estribillos dramáticos, pegadizos y muy agudos, este tipo de temas se convirtieron en auténticos "rompepistas" entre los noventa y el inicio del nuevo milenio, así como en uno de los estilos más recordados en la actualidad.

Y todo empezó en Valencia. Mientras que la Movida Madrileña acaparaba todos los focos de atención nacionales, la capital del Turia se ponía al nivel de ciudades como Manchester en cuanto a vanguardia musical se refiere. Si en tiempos de los musulmanes los murciélagos volaban a sus anchas por Valencia hasta la llegada de Jaume I —quien lo convirtió en símbolo de la ciudad—, en los tiempos de Carlos Simó, Toni “El Gitano” y Fran Lenaers, los “murciélagos” se fueron a volar de sol a sol por Barraca, Chocolate y Spook, auténticos templos de la Ruta Destroy y pasarela de lujo para nuevos románticos, punks y góticos.

Con el final de la época dorada de La Ruta a mediados de los noventa, el bakalao se fue de los arrozales de El Saler —con su olor y luz característicos— a los polígonos catalanes, pero la cultura y la vanguardia se quedaron un poco por el camino. De la mano de Nando Dixkontrol, Pastis & Buenri o Dj Ruboy entre otros, el estilo se pulió hasta llegar a lo que se conoce como mákina. Tanto estéticamente como a nivel de sonido, el catalán quizá sea el más recordado en la actualidad, especialmente por marcas como Maria Ke Fisherman o Niwen Paola. La siguiente es una lista centrada en la versión más popular y melódica de ambos estilos y su evolución hasta la actualidad.

New Limit – "Scream"
Originales de Silla, Amparo Ríos y José González fueron unos auténticos pioneros del género y juntos crearon uno de los hits indiscutibles del 95. Inolvidable su actuación en A la Babalá, el programa infantil de Canal 9 presentado por María Abradelo, que lo mismo te sirve para venirte arriba un sábado por la noche como para perder algún kilo que otro a modo de clase de step.

Sensity World – "Get It Up"
También de origen valenciano, Víctor Grafiá y Aina Martínez dieron en el clavo con su versión de un tema de los New England, de los que —lamentablemente— nadie parece ya acordarse. Supieron convertir una canción de rock progresivo en uno de los temas que mejor capturó el espíritu de su tiempo: “Higher than anyone, further than anyone, I know I can do it, yes we know you can do it” [Más alto que nadie, más lejos que nadie, sé que puedo hacerlo, sí, sé que puedo].

Decibella – "Nowhere Girl"
Poco hay en la red de Decibella. Lo que sí sabemos es que "Nowhere Girl" es un auténtico hit, que es una versión de un tema del grupo inglés B-Movie, que lo lanzó el mítico sello Quality Madrid y que el diseño de la portada —maravilloso, por cierto— corrió a cargo de Alex Cañada.

Dj Tururu feat. Karry – "Countdown"
El dúo valenciano firmó una fantástica versión manteniendo, además, la luminosidad de la original firmada por el gran Lindsay Buckingham. Y es que, aunque no lo parezca, la costa levantina y la californiana tienen vibes muy similares.

Double Vision – "Knockin’"
De nuevo hablamos de un dúo valenciano, pero estos triunfaron especialmente en Alemania y Bélgica —de hecho, ni siquiera existe una entrada en Wikipedia en nuestro idioma—; países con una fuerte tradición de "cantaditas". El video guarda un gran parecido con el "Just A Girl" de No Doubt. ¿Quién inspiró a quién? Qué más da, nos encanta.

Just Luis – "American Pie"
Australiano de sangre española, en 1995 Just Luis lo petó con su propia versión de una de las canciones más conocidas de Don McLean, aquella en la que lloraba la muerte de Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper.

Ku Minerva – "No seas malo"
Con nombre de diosa romana, la musa catalana de la pista por excelencia, además de cantar en castellano componía sus propios temas, por eso ha pasado a la posteridad más como icono techno pop que como una simple voz bonita que acompaña el estribillo.

Pont Aeri – "Flying Free"
“Since 1992, there is a club which is making history, 7 years later, in 1999, it's still kicking”. Pont Aeri, XQué, Chasis, Scorpia, Central… Éxtasis, cabezas rapadas y mucha tralla, con la violencia como protagonista del lado oscuro de esta época. Creado por Dj Skudero, Xavi Metralla y Dj Ruboy y con la voz de Marian Dacal, este tema es un auténtico himno generacional y quizá el más conocido y recordado de la lista. Es escucharlo y el brazo se te va solo; hipnótico.

Dj Marta – "Yo lo que quiero es irme de fiesta"
“Esta noche vuelvo de mañana, esta noche sé que te molesta, cojo mis cosas y me voy de fiesta”. Ya entrados en el nuevo milenio, Dj Marta nos regaló una nueva oda al hedonismo nocturno y a la rebeldía juvenil femenina. Y en castellano.

Yung Beef – "Turn Da Tide"
Sabemos que Yung Beef no pertenece a la época, pero anticipándose, como de costumbre, a modas y 'revivals', el rapero supo hacer propio un hit de los belgas Sylver en "Turn Da Tide". La letra funciona tanto como lamento de 'sad boy' callejero así como elegía escapista gracias a líneas como esta: "Jägermeister, dos anfetaminas, una molly pa' la autoestima y pa' arriba como si voy a perder la vida".

Tagged:
makina
Bakalao
Cultura Club
cantaditas