7 canciones para pegarte un (fatídico) viaje con gaspar noé

Hemos seleccionado lo mejor de la banda sonora de "Climax", su nueva e inminente película que se estrena en España el próximo 11 de octubre.

por i-D France
|
02 Octubre 2018, 6:54am

Los grandes temas nunca mueren, y menos aún cuando se lanzaron en la década de los 90. Sin embargo, son aún más propensos a alcanzar la inmortalidad cuando vuelven a nuestros oídos treinta años después. Los menos afortunados se asocian para siempre con un anuncio; otros llegan a la posteridad por el prisma —más chic— del séptimo arte. Esto es probablemente lo que le ocurrirá a la banda sonora de Climax, la nueva película de Gaspar Noé. "Sabía desde el principio que quería música durante toda la película. Por tanto, lo primero era negociar los derechos de la música; de lo contrario, era imposible hacer una película sobre baile", nos explicaba el pasado mayo.

Entre sus primeras opciones, estaba "I Feel Love", de Donna Summer, pero los dueños de sus derechos no querían asociarse "con una película que trata de drogas". Lástima, porque la película habría revivido como una fuerte "Supernature" si "I Feel Love" hubiera formado parte de ella. La reencarnación es un proceso complejo y excitante que nadie, ni siquiera Gaspar Noé, conoce muy bien. Por eso, antes de morir, tienes que escuchar estos siete temas de la banda sonora de Climax. Puede que te den ganas de empezar una nueva vida, o simplemente de tomarte una copa.

"Supernature", de Cerrone
Puede que esta sinfonía de sintetizadores bajo los efectos del ácido sonara como un himno del futuro cuando se lanzó en 1977. Ahora tiene algo de melancolía; algo que la hace aún más embriagadora. Oscilación entre el bien, el mal, el sueño y la realidad, "Supernature" es la mejor banda sonora que puede tener una noche tan oscura.

"Solidit", de Chris Carter
Si el nombre de Chris Carter no te dice nada, el de Throbbing Gristle o Chris & Cosey quizás te evoque algo. Si no es así, ten en cuenta que se tratan de dos grupos pioneros de la música industrial. El tema es una mezcla de experimentación electrónica y el tipo de protestas a las que se asociaba Chris Carter. Déjate llevar a 1980, el año del lanzamiento del álbum The Space Between, con "Solidit", pero no te dejes engañar por su título: a pesar de su aparente solidez, el sonido de Chris Carter se rompe para alcanzar todas las posibles brechas auditivas.

"Dickmatized", de Kiddy Smile
Imagina tu peor pesadilla: te despiertas una mañana y, en lugar de las cabezas de la gente, ves falos, en todas partes, en la cara de todos. Para este mal, solo hay una explicación: has sido "dickmatizado", el neologismo de Kiddy Smile que no trataremos de traducir aquí. Esta es una pieza sobre relaciones tóxicas —aquellas que deberían acabar— en las que el sexo es demasiado bueno. Si esta es la situación en la que te encuentras actualmente, ten cuidado porque "Dickmatized" hará que quieras volver a zambullirte en la relación antes que romper el hechizo.

"Voices", de Neon
Esta joya olvidada de los 80 resurge ahora en la banda sonora de Climax, y si la escuchas con atención, no tardarás en darte cuenta de que encaja a la perfección en el universo de Noé. Hipnótica, sexy y embriagadora, nos sumerge en un túnel sin fin; una especie de viaje en un tren fantasmal donde la emoción se mezcla con el peligro.

"Angie", de The Rolling Stones
Nunca sabremos a quién se estaba dirigiendo Mick cuando cantaba una de las canciones de culto de los Rolling Stones, que encontramos además en esta banda sonora con sorpresa. ¿Fue una declaración de Keith Richards a su compañera Anita Pallenberg? ¿O iba de la historia de amor de Bowie y su esposa Angela? La canción fue escrita por Keith Richards en plena etapa de desintoxicación. Por tanto, más que una "mujer fatal", la verdadera Angie era la heroína de la que Richards trataba desesperadamente de escapar.

"Window Licker", de Aphex Twin
Si tuviéramos que asignar un gemelo musical a Gaspar Noé, probablemente elegiríamos a Aphex Twin. Si quieres ver un ejemplo, solo tienes que echar un vistazo al videoclip del tema "Window Licker". La pieza, dirigida por Chris Cunningham, resume maravillosamente la dualidad del músico: puestas de sol, calles desiertas, limusinas relucientes y minivestidos ajustados. En un principio, todo comienza bastante bien. La coreografía parece bien afinada y, sin embargo, al igual que en Climax, la realidad termina en una dimensión hipertrofiada. Todas las chicas se vuelven criaturas extremadamente espeluznantes y acaban desvelando la cara del mismísimo Aphex Twin.

"French Kiss", de Lil Louis
Esto son básicamente 9 minutos y 41 segundos de un loop de música disco muy sensual. Cierra los ojos, transpórtate a una pista de baile tipo "tablero de ajedrez multicolor", bebe de algún vaso narcotizado y alcanza el clímax.

Este artículo apareció originalmente en i-D FR.