The Misandrists, de Bruce Labruce

5 películas queer que nos cautivaron en el centro niemeyer

Nos pasamos por la III edición del Festival de Cine LGTBIQ del Centro Niemeyer, en Avilés, donde pudimos disfrutar de algunas de las piezas de mayor referencia del género.

por Lucía Morales
|
14 Mayo 2018, 9:35am

The Misandrists, de Bruce Labruce

En la ría de Avilés sucedió la magia: un edición más, alrededor de 2000 personas se acercaron al Niemeyer para explorar la naturaleza del séptimo arte. Así, proyectos culturales como este suponen para el común una oportunidad de educar la mirada, traspasar los límites del cine tradicional y construir nuevos lenguajes que, de forma paulatina, vayan permeando en el imaginario colectivo.

Como comentaba Borja Ibaseta, coordinador del Centro Niemeyer, en el acto de inauguración: “sacaremos las faldas, las plumas y los tacones para conseguir la igualdad”. Palabras transgresoras que muestran la identidad de un festival que, al igual que Fire! en Barcelona, Zinentiendo en Zaragoza o Lesgaicinemad en Madrid, se ha convertido una cita cultural ineludible a nivel nacional gracias a la apuesta por el coming of age, la interseccionalidad y la deslocalización en las narrativas que propone la muestra, que ha contado con Fran Gayo como responsable de la programación. A continuación, os mostramos una selección de las películas LGTBIQ más potentes de la temporada:

The Misandrits
Lo último de Bruce Labruce invita a la disidencia y la revolución —feminista, por supuesto—. En The Misandrits, el actor, director y pornógrafo canadiense narra con sátira y grandes dosis de provocación las aventuras de las componentes de una célula terrorista misándrica (es decir, mujeres que odian a los hombres), que tiene como principal motivación desmantelar el patriarcado en el mundo y establecer un status quo únicamente femenino.

La cinta hará las delicias de los fans de Labruce, que no defrauda en su postulado 'trash' y 'aesthetic', gracias a una serie de escenas de sexo explícito situadas en un imaginario erótico sin desperdicio: monjas, conventos, jovencitas escolares queer… Una oda al ensayo Scum Manifesto de Solanas o a Entre Tinieblas.

O Ornitólogo
El comienzo bucólico de la última película de João Pedro Rodrigues te dejará totalmente fascinado. Narra la historia de Fernando (Paul Hamy), un ornitólogo apasionado por su trabajo que se adentra en la reserva natural de Trás-os-Montes en busca de aves en estado de extinción. Tras esta preciosista y prolongada escena, la cinta da un giro inesperado cuando el protagonista pierde el control de su kayak y es arrastrado hacia corrientes menos armónicas del Duero, pero más reveladoras: durante años, su verdadero "yo" era San Antonio de Padua.

En O Ornitólogo, encontrarás ciertos enlaces con films como Teorema de Pasolini, en el que reflexionaba sobre la crisis identitaria, la frustración sexual y la descarnada represión a los homosexuales propia de una sociedad ultracatólica de la Italia de aquel tiempo.

Con amor, Simon
Esta adaptación de la novela homónima escrita por Becky Albertalli está dando mucho que hablar, ya que ha sido la primera cinta gay de Hollywood producida un gigante como Fox. En ella podemos ver las peripecias de Simon Spier (Nick Robinson), un chaval de 16 años envuelto en las trabas de ser gay.

En la apariencia, Simon tiene una vida adolescente idílica de clase media: unos padres modernos y abiertos, un grupo de amigos compacto, una mejor amiga leal y un ocio de campeonato. Simon comienza a intercambiarse correos íntimos con un compañero de instituto anónimo y, de repente, su zona de confort se trunca ante el miedo de que alguien desvele el secreto que hasta ahora ha mantenido guardado bajo llave: su verdadera orientación sexual.

Heartstone
Como comentábamos hace unas semanas, Heartstone es otro de los coming of age de la temporada. La primera cinta de Guðmundur Arnar Guðmundsson es una buena excusa para adentrarse tanto a la complejidad del paisaje como a las estructuras sociales de un pueblo pesquero islandés. La melancolía, la soledad y la exploración son elementos que marcan la adolescencia de Thor, que vive con su madre soltera y sus dos hermanas, y Christian, que también procede de una familia disfuncional.

En el pueblo no se verá con buenos ojos la estrecha amistad de los protagonistas, que tendrán que lidiar con las consecuencias del 'bullying', el despertar de su sexualidad y el acotamiento del espacio en el que transcurre la trama. Este cóctel de emociones se convirtió en un fenómeno para los adolescentes en Islandia y obtuvo el Premio del Público en el Centro Niemeyer.

Señorita María, la falda de la montaña
La protagonista de esta película documental es un ser sensible, melancólico y sonriente, atormentado e inocente. María Luisa Fuentes Burgos nació en Boavita, una aldea profundamente católica al norte de Boyacá (Colombia)y fue designada como hombre aún sintiéndose mujer, lo que la llevó a ser rechazada por su familia.

Sin embargo y a pesar de todo, encuentra en Dios el suficiente amor como para sobrevivir. En la cinta —que obtuvo el Galardón del Jurado en Avilés—, Rubén Mendoza conversa con la protagonista así como con las personas que la rodean, entrevistados individualmente, que conciben a la figura de María desde la lástima hasta el propio respeto producto de la naturalidad con la que vive su cotidianeidad.

Tagged:
queer
cine queer
festival de cine queer
centro niemeyer