FELPA GOSHA RUBCHINSKIY. PANTALONI ALLSAINTS.

de 'stranger things' a 'it boy': así es finn wolfhard

Robó nuestros corazones interpretando al osado Mike Wheeler en el fenómeno de Netflix. Ahora ya está listo para convertirse en el centro de todas las miradas con la adaptación al cine del famoso 'thriller' de Stephen King, 'IT'.

por Jack Sunnucks; traducido por Laura Castro, y Eva Cañada
|
22 Agosto 2017, 7:09am

FELPA GOSHA RUBCHINSKIY. PANTALONI ALLSAINTS.

Este artículo apareció originalmente en 'The Acting Up Issue' de i-D, nº 349, otoño 2017.

Con solo 14 años, una edad en la que la mayoría de adolescentes suelen estar más preocupados por cómo aprobar un examen de matemáticas, Finn Wolfhard ha interpretado algunas de las escenas más aterradoras de la historia reciente. Primero fue en el bombazo de Netflix Stranger Things, en el que él y Millie Bobby Brown lideraban a una pandilla de adolescentes rebeldes en una batalla contra una criatura interdimensional y una cábala de científicos malvados.

Continuando en esta línea de caza de monstruos, nostalgia y sudaderas de los 80, en breves podremos ver a Finn protagonizando la versión para la gran pantalla de la aterradora saga de Stephen King con payaso incluido, IT.

Ya solo el póster es suficiente para que te dé un colapso. La miniserie original de 1990, protagonizada por Tim Curry como Pennywise, ha aterrorizado a varias generaciones de niños. Y sin duda la película hará lo mismo, con Bill Skarsgård interpretando el papel del payaso más aterrador de la cultura popular.

Pero, ¿pasa Finn miedo rodando todos estos festivales del terror? "Grabar una película de terror sin duda puede llegar a dar miedo en ocasiones", dice el joven actor canadiense con total sinceridad. "Después de todo, si es una escena realmente aterradora, ¡tienes que meterte en tu papel!".

Finn lleva sudadera vintage Billy. Cadena (en todas las fotos) de la estilista

IT narra la historia de un grupo de chicos y una chica, todos ellos atormentados, que se autodenominan "El Club de los Perdedores" y tratan de vencer al payaso Pennywise, que es capaz de cambiar de forma. Compuesto por cuatro inadaptados, los miembros del Club de los Perdedores tienen cada uno sus propios padecimientos y tribulaciones, que van mucho más allá del monstruo demoníaco que intenta devorarles.

Bill es tartamudo y sus padres muy distantes, Ben es víctima de bullying por su peso y Beverly recibe abusos de su padre. Son asuntos muy oscuros y se acercan mucho más al espíritu y al contenido del libro de Stephen King de 1986 que a la serie de 1990. "Yo interpreto a Ritchie, un chaval que no para de hablar y decir palabras malsonantes", explica Finn. "Se piensa que es gracioso, pero a nadie le hace gracia. De modo que no para de hablar como mecanismo de defensa".

Para el director argentino Andrés Muschietti era absolutamente fundamental que los miembros del Club de los Perdedores fueran amigos en la realidad, así que hizo que los miembros del reparto pasaran tiempo juntos durante un par de semanas antes de empezar a rodar. "Estuvimos juntos tres meses y medio en total", indica Finn. "Los siete solíamos quedarnos a dormir en casa de Wyatt [otro miembro del Club de los Perdedores]. Fue como estar de campamento".

Sudadera Gosha Rubchinskiy. Pantalones All Saints. Cinturón (en todas las fotos) de la estilista. Calcetines (en todas las fotos) Haynes. Zapatillas (en todas las fotos) Golden Goose

De forma similar a como sucede con Stranger Things, IT es una película maravillosamente nostálgica. Los críos se mueven por ahí en bicicleta, entran en casa de los demás por la puerta de la cocina y preparan platos precocinados en el microondas.

¡Ah, se me olvidaba! Y también hay horrores sobrenaturales que comen niños. "Hoy en día todo el mundo anda tan pegado a su teléfono", afirma Finn, "que ya forma parte de nuestra cultura, pero en los 80 no sucedía eso. Era una época más aventurera".

Para alguien expuesto a la fama desde una edad tan temprana (lleva actuando desde que tenía ocho años), Finn es un adolescente asombrosamente normal. Y atribuye su normalidad en parte al hecho de que su familia nunca se mudó a Los Ángeles, a diferencia de lo que sucede con otros actores infantiles. De hecho, viven a unos 600 kilómetros al norte de Los Ángeles, en Vancouver.

"Yo creo que sí", dice Finn cuando le preguntamos si esa ciudad costera canadiense le permite mantener los pies en la tierra. "Creo que todo depende del barrio en que vives, de la gente que conoces y de quiénes son tus amigos". Debemos destacar que, tanto para mantener su sensatez como su carácter adorable, tiene otra pasión: la música.

Finn tiene una guitarra que toca a todo volumen y su logro más impresionante es una versión de "Lithium" de Nirvana que causó bastante sensación en Internet. "Tocar la guitarra me relaja", explica. Pero lo cierto es que sus gustos musicales no son particularmente relajados. Junto a sus ídolos absolutos, los Beatles, sus bandas favoritas son "Mac DeMarco, Twin Peaks, Phoenix, White Reaper y Post Animal".

Desde Stranger Things, Finn ha acumulado 1,2 millones de seguidores en Instagram y todos ellos inundan su cuenta de comentarios con extrañas teorías sobre la serie, solicitudes de vídeos y un clamor generalizado por la segunda temporada.

"Creo que la gente se sentirá igual de emocionada, si no más", dice acerca de la segunda temporada, brillantemente programada por el dúo de cineastas norteamericanos, los hermanos Duffer, para que se estrene en Netflix justo en Halloween. "Si la gente cree que no va a estar a la altura de la primera temporada, que sepa que se equivoca. Están los mismos personajes, pero desvelando más cosas de un asunto muy oscuro y explorando más".

Camiseta vintage de what goes around comes around LA. Pantalones de Gucci. Bóxer de American Eagle Outfitters. Gorra de Stüssy

La intensa comunidad online de fans de Stranger Things adora debatir sobre teorías conspirativas relacionadas con la procedencia del monstruo y de Once. Este vertiginoso entorno preparó a Finn para el revuelo que provocó el anuncio del 'remake' de IT.

"Sabía que sucedería", afirma acerca de todos los comentarios en torno al film. "Cuando se hizo público que íbamos a hacerla, la gente flipó mucho". Y con razón. IT contiene muchos más matices que su versión anterior. Muschietti reflexiona, en aterrador Tecnicolor, sobre lo que significa en realidad tener una infancia. ¿La inocencia nos equipa mejor para lidiar con la tragedia o es preferible estar acostumbrados a ella? ¿Hasta qué punto es difícil ser valiente? ¿Pueden protegernos nuestros padres?

Todos los críos son extraordinariamente humanos, llenos de defectos pero también de coraje, a diferencia de sus incompetentes compañeros de los 80, Los Goonies. "Hemos hecho una película completamente diferente, que se centra en la amistad y en los vínculos", dice, antes de continuar con aire triunfal, "y a Stephen King le encanta".

Camiseta vintage de Billy. Pantalones de All Saints.

Se trata de una película brillante, no solo por los efectos visuales y el terror que la impregna, sino también por el énfasis que pone en los terrores reales a los que se enfrentan los niños: bullying, abusos, falta de oportunidades. Finn se queda pensativo cuando le preguntamos por las cosas aterradoras del mundo real, esas que no nos acechan bajo la cama.

"En fin, supongo que las respuestas normales", enuncia con seriedad. "El racismo, los estereotipos, el sexismo, la homofobia. Todos esos problemas seguirán estando ahí, pero una de las cosas que más molan de tener tres millones de seguidores en Twitter es que tienes el poder de explicar a la gente que hay problemas en el mundo y cuál es la mejor manera de ayudar. Únete a una manifestación, firma peticiones. Tener ese poder es realmente guay". Puede que sea agradable ser guay, pero definitivamente es guay ser agradable. "No estoy realmente seguro de ser todavía un modelo a seguir, porque no soy exactamente una persona mayor", concluye Finn. "Pero mola mucho saber que hay críos que te admiran".

Quizá Finn Wolfhard, que es a la vez buena persona y muy molón, es el héroe que necesitamos y quizá, cuando sea un poco más mayor, acabará haciendo algo para combatir a los hombres del saco de la vida real. ¡Después de haber acabado primero con los de la pantalla!

Suéter vintage de Billy. Pantalones vaqueros de All Saints.
Camisa y pantalones de All Saints. Camiseta de Billy. Gorra de Stüssy.
Sudadera con capucha de Stüssy. Camiseta y pantalones de All Saints.

Créditos


Texto Jack Sunnucks
Fotografía Matteo Montanari
Estilismo Celestine Cooney
Peluquería Ramsel Martinez de Lowe & Co con productos de R+Co. Estilismo del atrezo Brynn Bowen de Streeters. Asistentes de fotografía Leonardo Ventura, Greg Granaghan y Angelo Sgambati. Técnico digital Clay Rasmussen de Milk Studios. Asistente de estilismo Jordan Wright. Producción Fox y Leopard. Retoques Postmen

Tagged:
it
stranger things
Cultura
Finn Wolfhard
Stephen King
matteo montanari
the acting up issue