40 cosas que recordar cuando la moda se vuelve insoportable

Nuestro redactor de moda James Anderson ha hablado con diseñadores, periodistas, estilistas y fotógrafos para darnos 40 claves y grandes de verdades que nunca está de más conocer (o recordar)

por Adam Fletcher
|
18 Noviembre 2014, 11:50am

[The Flesh and Blood Issue, No. 304, December 09]

1. Estar "de moda" es una aspiración mediocre que no conseguirá que nadie te recuerde.

2. La ironía de las fiestas de la moda es que todo el mundo se viste espectacularmente, pero normalmente la persona más atractiva es el portero que te abre la puerta vestido con un traje de poliéster.

3. Una advertencia a los que lleváis en moda mucho tiempo: no descartéis algo sólo porque sea de un joven diseñador, aunque algo os diga que todo eso ya lo habéis visto antes. La realidad es que todo el mundo tiene un gran abanico de influencias hasta que consigue desarrollar su propia personalidad.

4. Evita usar palabras como 'fetén' o 'shooting' muy a menudo, porque de lo contrario parecerás un pseudo experto en moda trasnochado.

5. Algo clásico pero con un toque moderno es lo mismo que decir "algo viejo, pero ahora viene en un color llamativo"

6. Los diseñadores admiran a sus musas por su personalidad y no por su ropa. Moraleja: al final del día, tus actos importan más que lo que llevas puesto.

7. Todo el mundo va al baño. Incluso los mitos vivientes de la moda. Piensa en ello si te los encuentras y estás intimidado.

8. Pasarte horas y horas mirándote en el espejo es siempre una buena inversión de tiempo, pero sólo si con el resultado parece que no haya sido algo prácticamente casual.

9. Si vas a ser blogger de moda, asegúrate antes de que conoces las reglas básicas de sintaxis.

10. Una nueva tendencia en la moda sólo necesita que concurran tres coincidencias al mismo tiempo.

11. Cuando te llegue una nota de prensa anunciando cómo puedes "conseguir todo el look por 30€", échale un vistazo muy alerta… y luego bórralo.

12. Haz de tus defectos tu marca personal: presume de tu acné, tu pelo graso y tu postura encorvada declarándolos como un nuevo enfoque en las concepciones de belleza tradicionales.

13. La corriente de chicos que se visten como chicas es una genial tradición que debe ser preservada cueste lo que cueste. Ídem para las chicas que se visten como chicos.

14. Comprar una prenda de ropa que en el fondo sabes que no es "muy tú" hará que te sientas como un tonto cuando la lleves. 15. A menudo la gente con enfermedades mentales viste mucho mejor que los denominados "sanos". 16. Es mucho mejor comprar un vestido caro que te revuelve el estómago y te hace gritar de emoción que comprarte un montón de ropa barata que más o menos te gusta. 17. Al menos un calcetín se desvanecerá de la faz de la tierra cada vez que pongas una lavadora. Es así.

18. Ponerte un cinturón como si del New Look de Dior se tratara no es siempre lo que mejor te va a quedar.

19. Si quieres ser estilista, te vendrá bien vestir bien. A no ser, claro, que seas un estilista de gran éxito totalmente fagocitado por tu trabajo. En ese caso simplemente sigue el número 13 de esta lista.

20. Un consejo: la gente que trabaja en moda que están constantemente contándote lo 'creativos' que son, probablemente no lo sean tanto.

21. Las travestis se ponen de moda cíclicamente, cada treces años al menos.

22. El revival ochentero parece que no va a terminar nunca.

23. Llevar ropa limpia es siempre chic.

24. Ir todo de negro puede ser un pretexto para alguien que no tiene confianza en su estética (a no ser que seas Diane Pernet, a la que obviamente le sobra confianza en sí misma).

25. En una ocasión, un fotógrafo muy conocido internacionalmente dijo durante una sesión de fotos: "La moda hace que parezcas una zorra".

26. Muchos más diseñadores deberían "tomarse un tiempo" si de veras lo sienten así: las buenas ideas no tienen por qué ocurrir cada seis meses.

27. Los diseñadores tienden a poner grandes cremalleras por todos los lados cuando quieren darle un aire de "modernidad" rapidito a sus colecciones.

28. Las alpargatas nunca han molado y nunca lo harán.

29. Ir en plan 'comando' siempre está muy bien.

30. Los clubes nocturnos siguen siendo los auténticos laboratorios donde encontrar looks genuinos.

31. La forma más rápida y barata de cambiar radicalmente tu imagen es raparte el pelo.

32. La mayoría de los iconos de estilo no lleva mucha ropa. Piensa en Iggy Pop o Grace Jones durante los 70.

33. Los atuendos más vanguardistas harán que te arresten. Piensa en las mujeres que llevaban pantalones en París allá por 1880.

34. Si a tus padres les gusta lo que llevas es que obviamente estás haciendo algo mal.

35. Nunca, por nada del mundo, te autodescribas como 'amante de la moda' o, peor aún, 'fashionista'.

36. "No hay presu[puesto]…" Las tres palabras con las que cualquier aspirante a estilista se familiarizará pronto.

37. No te preocupes por los comentarios negativos que recibas sobre tu atuendo: los estilos más robustos en la moda suelen ser al comienzo los más criticados. 38. La moda es una de las formas más efectivas de comunicarnos y expresarnos, pero eso no será suficiente si no tienes nada que decir.

39. Ser invisible es a menudo el atuendo más acertado. Mira si no a Martin Margiela.

40. No creas todo lo que lees sobre moda sólo porque ha sido publicado en algún sitio "conocido": procesa la información y siempre, siempre, siempre toma las decisiones por ti mismo.

Recomendados


Texto James Anderson 
Fotografía Ellen von Unwerth
Estilismo Beth Fenton

Tagged:
Opinion
Ellen von Unwerth
james anderson
trabajar en moda
beth fenton