richard prince, audrey wollen y la teoría de la chica triste

Imagínate que te enteras de que uno de los artistas más famosos del momento se apropia de tu trabajo y lo saca de su contexto y significado original. Eso es exactamente lo que le pasó a Audrey Wollen, una artista asentada en Los Ángeles a la que...

por Benjamin Barron y Adam Fletcher
|
19 Noviembre 2014, 10:35am

Richard Prince le dio razones a Audrey Wollen para estar triste cuando se adueñó de su obra, pero ese sentimiento no es algo nuevo para ella. De hecho, la mayoría de su obra conceptual gira en torno a lo que llama ella la Sad Girl Theory, un proyecto de selfies que muestran a una mujer sufriendo en un acto de represión protagonizado por una melancólica Audrey en ropa interior. Con una gran repercusión en las redes sociales (sobretodo en Instagram), Wollen se adentra en una narrativa masculina, dándole poder a su vulnerabilidad.

¿Qué es Sad Girl Theory?
La Sad Girl Theory propone que el sufrimiento interno de las mujeres sea considerado como un acto de protesta. Hemos convertido en hechos históricos los gestos de violencia y rabia exteriorizada porque encajan en los cánones de masculinidad y, por tanto, de poder. Sin embargo, hay una gran cantidad de mujeres que rompieron con el status quo promulgando su propio dolor. Creo que la autodestrucción de una chica triste, independientemente de lo silenciosa o común que sea, es una estrategia que tiene el fin de alterar ese sistema establecido haciendo palpable y visceral una violencia implícita que nos envuelve en su propio derrumbamiento.

¿Nos puedes dar ejemplos de "chicas tristes" de la cultura pop actual o del pasado?
¡Hay muchísimos! Esa es una de las razones por las que es tan emocionante hacer este recopilatorio histórico: veo chicas tristes por todas partes. Desde Lana del Rey a Virginia Woolf pasando por Santa Catalina de Siena.

¿Por qué crees que se le da tanta importancia a las chicas tristes?
Creo que es importante fomentar una alternativa a la demanda exageradamente positivista del feminismo contemporáneo. Estamos demasiado obsesionados en querernos a nosotros mismos. Hay una tendencia general a hacer de ser chica algo guay y divertido, pero hay un problema y es que no lo es. Es una experiencia radical y violenta de miedo constante. Todas las fases de la infancia de una chica son en realidad técnicas de supervivencia que hemos creado para afrontar este proceso. Quiero centrarme en las chicas miserables, en las que no se sienten bien con su cuerpo y lloran en el bus de camino al trabajo: ellas son las que creo tienen un verdadero poder de conmoción para cambiar las cosas.

¿Por qué escogiste Instagram como medio de presentación de Sad Girl Theory?
Instagram se alimenta de cómo las chicas se representan a si mismas. Es el lugar perfecto para hablar de la política de la imagen, la cosificación y la representación, porque eso es lo que es en realidad. En tu cuenta de Instagram hablas de la ansiedad que te provoca ser intocable.

¿Temes que documentarte a ti misma como obra artística hará que se te vea como a un objeto?
Totalmente. Sé que lo hace, pero ya no me da tanto miedo. Vivo con mi propia cosificación, pero me interesa la idea y creo que tiene un gran potencial, ya que podemos usar los productos que nos oprimen como herramienta para desmontar este sistema. Ojalá pudiese ser solo una persona y no una imagen andante de una chica desnuda, pero no tuve otra opción. Se me trató como si solo fuese una fotografía de una mujer desnuda mucho antes de que me empezara a desnudar delante de la cámara. Richard Prince se apropió hace poco de una de tus fotos para incluirla en su serie New Portraits.

¿Cómo te sentiste con el uso que le dio a tu obra?
Me enfadé mucho, pero no me sorprendió del todo. Un hombre blanco, viejo, heterosexual y poderoso adueñándose de la imagen de un cuerpo joven y femenino no es algo nuevo. Mi foto no estaba incluida en su exposición en el Gagosian, pero moviéndola por Internet con su nombre sin ningún consentimiento, eliminó completamente mi autoría e identidad. Solo era otra foto más de una chica desnuda a disposición de cualquiera. A lo mejor soy un poco idealista, pero no creo que el arte deba reiterar los cánones establecidos por la sociedad.

¿Cuál crees que es el problema principal de la colección de retratos de Prince?
Pienso que mucha gente se equivoca con el trabajo de Prince, tachándolo de un simple tema de apropiación indebida; pero ése no es el problema. Apropiarse de algo no está mal, siempre y cuando la persona que lo haga no esté en una posición de poder. Lo que está haciendo Prince es colonizando y aprovechándose de un espacio en Internet que ha sido creado por una comunidad de mujeres jóvenes que, obviamente, no tienen el espacio cultural del que él disfruta. Seleccionar unos cuerpos concretos de un universo de imágenes, arrebatarlos del contexto inicial y firmarlos con tu nombre no es solo un arte aburrido, sino que es un acto de violencia promulgada por un depredador.

Descríbete en 10 palabras.
Sylvia Plath contestó una vez a esta pregunta de la siguiente forma: "una chica apasionada y… quizás fragmentada."

@audreywollen

Recomendados


Texto Benjamin Barron
Imágenes cortesía de Audrey Wollen