john waters nos habla de moda, mal gusto y peinados extremos

El 'rey del trash' nos abre las puertas de su casa en Baltimore para que conozcamos un poco más su excéntrico estilo de vida.

|
10 Junio 2015, 4:15pm

En Female Trouble de John Waters, Concetta -interpretada por Cookie Mueller- dice: "Todas están celosas de nosotras porque somos guapas". Allí está ella: arreglándose el pelo, comprobando que no le han salido espinillas y vestida con una blusa blanca de volantes y una falda de tubo oscura para rematar el look de chica mala en el desfile improvisado que montan las chicas del instituto en el baño. 

Chiclet (Susan Walsh) se sienta a su lado y se empieza a tocar el pelo con la punta del peine y mientras, Divine -alias Dawn Davenport- se pasea como una verdadera modeo de Prada y amenaza con armar un buen espectáculo si sus padres no le regalan los tacones 'cha-cha' para Navidad. Como, finalmente, sus padres no se los compran, Dawn decide empezar su carrera criminal.

¿La moraleja? El calzado es muy importante en la vida y las cosas te pueden llegar a ir realmente mal si no llevas los zapatos adecuados. Además de no ganarse los zapatos, Divine se ve obligada a llevar un par de zapatillas horribles, así que -dominada por la rabia- empuja a su madre contra el árbol de Navidad y la condenan a pena de muerte. Y todo por unos tacones. Veis como la moda es muy importante? Bueno, como mínimo así lo cree John Waters.

En esta editorial, hemos querido homenajear el clásico de Waters -con la silla eléctrica incluída- en su casa de Baltimore. Aunque nos gustaría pensar que todavía mantiene la silla electrica preparada para todos aquellos que desobedecen las normas de la moda, lo cierto es que ya no funciona y ahora gace la función de soporte para los libros. ¿Significa esto que John Waters se ha vuelto blando? Para nada.

John lleva su propia ropa. Mink lleva abrigo Miu Miu. Jersei Miu Miu de Net-A-Porter.

"Soy feminista, pero no puedo parar de preguntarme por qué las chicas de ahora nos enseñan las tetas en los ?"scar", se pregunta -teniendo en cuenta que esta entrevista tuvo lugar antes de la Met Gala- y añade: "J-LO debería ponerse algo de Comme des Garçons de vez en cuando: ¡va fatal! ¿Por qué no le dicen nada sus estilistas? ¡Van desnudas! Me refiero que no se porque todas las editoras de 80 años se ven con la obligación de enseñar carne en las entregas de premios. ¡Si Miss América enseñase las tetas, la gente se volvería loca!  Por eso siempre digo que los hombres deberían enseñar los huevos y ¡alguien debería diseñar un pantalón que deje el ano al descubierto! Los hombres nunca aparecen densudos...".

John Waters es uno de los han hecho posible que la editorial de moda que acompaña este artículo se haya podido realizar en el jardín de su casa de Baltimore. Se encuentra cerca de la Universidad Johns Hopkins y la verdad es que así es como nos imaginamos la casa de un experto en el complejo arte de la mugre y el mal gusto: "para entender el mal gusto, uno debe tener muy buen gusto".

El arte y lo 'trash' conviven a la perfección en el interior: cada habitación es un tesoro repleto de joyas y basura complementado por una colección de arte perfectamente seleccionada . Lo cierto es que los extremos combinan en la casa también como lo hacen en el propio personaje de John Waters: es elegante, ingenioso, cálido y está desquiciado, pero lo lleva con mucha gracias a su característico y delgadísimo bigote. "Siempre digo que si llevas algo raro en la cara y unos buenos zapatos, nadie se fijará en lo que hay en medio. Ese es mi consejo para hacerse mayor", confiesa. A Waters ya le gusta el término "enfant terrible": ahora prefiere que le conozcan como el "viejo verde" del cine.

El director lleva una chaqueta a medida con estampado gráfico de Walter Van Beirendonck y un pantalón de su marca favorita, Comme des Garçons. Recordemos que en Role Models -Waters también escribe y lo hace de maravilla- describe a Rei Kawakubo como una "dictadora y virtuosa de la moda" y confiesa: "La señora Kawakubo es mi diosa". Suponemos que esa es la razón por la que quiere ver a J-Lo con alguna pieza de la colección Monster (otoño/invierno 2014). Cuando alguien le pregunta si tiene un hobby, él siempre responde: "¿UN HOBBY? ACASO PAREZCO UN PUTO AFICIONADO?". El americano asegura que, en todos sus años como adulto, ese es el único insulto que ha recibido.

Aunque sobra decir que las películas de John Waters no solo hablan de moda, lo cierto es que el cineasta trabajó codo con codo durante años junto al brillante Van Smith para crear la estética característica de cada personaje y la moda no solo se convirtió en el hilo conector de sus películas, sino también en una motivación para rodarlas. Este el caso de Eat Your Makeup: la historia de una niñera desquiciada que secuestra a unas niñas para obligarlas a posar hasta la muerte. Mucha gente que trabaja en la industria de la moda sigue viendo la obra de Waters como una fuente constante de inspiración, pero parece que el director no es muy consciente de ese hecho.

"Todo el mérito es de Van Smith. Él fue el que diseñó el vestuario y se encargó del maquillaje de todas mis películas. Si los diseñadores quieren rendirme un homenaje, que se lo rindan a Van. Él se encargó del maquillaje y todos los vestuarios. Cuando le pedí que le hiciera algo raro al pelo de Divine, le afeitó la raíz hacia atrás para dejar más espacio para el maquillaje de los ojos ...", explica.

Era solo cuestión de tiempo que la industria de la moda le rindiera homenaje como es debido a John Waters y la que mejor lo ha hecho ha sido Miuccia Prada con la colección primavera/verano 2015 de Miu Miu y sus referencias a Female Trouble. "Estaba emocionado y halagado cuando vi la colección de Miu Miu. Conocí a Miuccia Prada en el Hammer Museum cuando le hicieron el homenaje a Mike Kelley. La mayoría de los diseñadores de moda que he conocido son geniales porque viven en un mundo paralelo", nos cuenta. Por tanto, nos pareció lo más justo y lo más correcto hacer la sesión de la colección en su hogar espiritual: Baltimore.

John lleva su propia ropa. Anna lleva top Miu Miu.

"En Baltimore hay un bar y un salón de belleza en cada esquina. Aquí la gente malgasta demasiado el tiempo peinándose", explica. En su libro Shock Value, Waters le dedica un capitulo entero a esa extraña obsesión: "Baltimore, Maryland: la capital mundial del peinado".

"Hace unos 10 años, los peinados de los negros eran muy escandalosos. Por aquel entonces, en Baltimore se celebró una semana de la moda -muy radical, tanto que Rick Owens debería plantearse hacer algo así- en la que todas las chicas sonreían y saludaban a la gente y Cookie me dijo que siempre veía a la gente bailar mientras esperaba el autobús. Todo eso tiene mucho potencial", asegura.

Baltimore es el escenario de todas y cada una de las películas de John Waters, su ciudad natal y un lugar muy peculiar con un acento inimitable.

Anna va vestida de Miu Miu.

Anna lleva camiseta del estilista. Pantalón Miu Miu.

Muchas de las estrellas de las primeras películas de Waters -todas ellas amigas cercanas del director- ya han muerto: Divine, Cookie Mueller, David Lochary, Edith Massey… Hasta Van Smith murió en 2006, pero el resto de los dreamlanders siguen mostrando ese vínculo especial por vida y John Waters y Mink Stole no son la excepción. Tienen ese tipo de amistad honesta que es fruto de muchos años juntos y, después de unas horas, podemos escuchar conversaciones tan surrealistas como estas:

John Waters: Con Pink Flamingos abrimos la historia de los bebés robados que le vendían a las parejas de lesbianas y ahora tienen más hijos que los católicos. Aunque todavía no salen por ahí a violar gente ni contratan a mayordomos para que violen.
Mink Stole: Y no hay mucha demanda de mayordomos. De todas formas, estaría bien tener.
JW: Yo creo que tengo uno, en el sótano. Podría lanzar a la gente ahí o a aquellos con los que discuto sobre si en mis películas los actores se pasan el día gritando. La peor fue Desperate Living. Fue la única en la que no me ofrecieron un contrato de televisión... ¡Y la verdad es que no me puedo creer que me lo hayan ofrecido en otras ocasiones!
MS: Creo que es porque son muy escandalosas.
JW: Todas son escandalosas.
MS: Creo que hay un par de frases en las que no grito en Female Trouble, pero ni una sola en Desperate Living.
JW: Bueno, el equipo de sonido no era muy bueno... Quiero lanzarlas todas tus frases en Sensurround. ¿Sabes qué es eso? Me refiero a ese sistema de sonido tan potente que podría provocar un terremoto. Por eso quiero lanzarlas.

[Mink grita].

JW: Piénsalo, ¡la gente se quedaría sorda y demandaría al cine! Todo esto me recuerda a Pat Moran...
MS: Yo era una especie de Taffy. Es el papel con el que más me identifico. No puedo dejar de repetir la famosa fase: "¡NO SOY RETRASADA!".

Anna va vestida de Miu Miu.

"La gente me repite mucho esa frase", confiesa Waters cansado del tema aunque se ríe y nos cuenta: "Esa frase es tan políticamente incorrecta... Te voy a contar algo muy extraño que ha pasado este año. Hay otra frase de Female Trouble donde Divine dice: 'He hundido a Leslie Bacon!', pero nadie recuerda quién es Leslie Bacon. Fue acusada de bombardear el Capitolio y de ser meteoróloga, pero no hizo nada de eso y tuvieron que dejarla irse. Hay un tipo de Baltimore que se acercó a mí a principios de este año y me dijo: "¡Leslie Bacon es mi suegra!" y enseguida le pedí que la llamara por teléfono: tuvimos una conversación por teléfono, descubrí que vive en Berkeley, que es muy bohemia y hemos quedado para vernos. Traté de hundir a Leslie Bacon y ahora tengo su dirección".

Finalmente llegó el momento de salir de la casa, pero no antes de un paseo para ojear algunas de las posesiones más preciadas de John Waters, como su camisa favorita...

"Soy un gran fan de Comme des Garçons y el equipo de Rei siempre se han portado muy bien conmigo. He sido modelo para la marca y hasta me pidieron que recibiera en su nombre el premio del CFDA. Tengo que enseñarte mi camisa favorita porque me hace reír cada vez que la veo", nos cuenta alegremente y cuando vuelve de la habitación, aparece con una camisa sucia (a propósito) con tres agujeros en el pecho. "¡Tiene agujeros, suciedad y sangre por todas partes! La llevé a la tintorería y el encargado quedó sin habla. Las manchas de sangre son mis favoritas. ¿De quién es la sangre? No sé... La suya espero. ¡Es de Rei! Ella esparció su sangre por la prenda. ¡Es ridículo! Cuando llegaba con algo nuevo, mi padre siempre me decía: "¿Te has comprado eso?". Me veían", bromea.

Después subimos por la escalera de caracol y nos mostró una de las habitaciones más especiales. 

Anna va vestida de Miu Miu.

"Quiero enseñarte esta instalación de arte", dice Waters. Se trata de una cajita llena de pequeños ítems deteriorados: entre ellos una caja de caramelos ingleses de los años 80. A primera vista podría ser la sala de algún tipo aficionado al arte hasta que miramos más de cerca (como ya hemos dicho, a John Waters no le gustan los hobbies): "La hizo Gregory Green y es la recreación de la habitación de una persona que fabrica bombas".

Junto a "la sala de las bombas", encontramos otra parte de su extensa biblioteca: "Mira algunas de estas portadas...". En esta vemos a una mujer a cuatro patas que en realidad lo dice todo. Tanto la casa y sus pertenencias como el propio John Waters deberían ser patrimonio de la humanidad por sus servicios a Baltimore, al cine, a la moda y a la suciedad. De momento, nosotros le hemos rendido este homenaje.

No te pierdas:
*John Waters vs Anna Wintour
*El mundo ideal de John Waters
*John Waters, el héroe de la contracultura

Anna va vestida de Miu Miu.

Recomendados


Texto Jo-Ann Furniss 
Fotografía Alasdair McLellan
Estilismo Francesca Burns
Peluquería Duffy de Streeters London para Vidal Sassoon
Maquillaje Frank B de The Wall Group 
Asistente de fotografía Lex Kembery, James Robjant, Matthew Healy
Asistente de estilismo Saranne Woodcroft
Asistente de maquillaje Megumi Onishi
Asistente de peluquería Ryan Mitchell
Productor ejecutivo Lucy Johnson
Productor Leone Ioannou de Pony Projects
Asistente de producción Oscar Correcher, Louis Fernandez
Encargado de exteriores Chris Geair
Retoque Output Ltd. 
Modelo Anna Ewers @ Storm