el nuevo disco de hinds pone banda sonora al verano de tu vida

'I Don't Run' tiene toda la energía con la que la banda madrileña nos cautivó, pero con la madurez que te otorga recorrerse medio mundo tocando.

por Raquel Zas
|
06 Abril 2018, 9:45am

Hoy, por fin, es 6 de abril y lo primero que hemos hecho al llegar a la oficina es poner Spotify y escuchar enterito el nuevo álbum de Hinds. La 'girl band' garage más importante de nuestro país ya nos había abierto el apetito con dos suculentos adelantos: "New for you" —cuyo videoclip estrenaron en VICE España— y "The Club", dos ejemplos donde pudimos ver a Carlotta, Ana, Amber y Ade hacer lo que mejor saben hacer: pasárselo bien y meternos el buen rollo en el cuerpo.

El disco ha sido coproducido por ellas mismas junto a Gordon Raphael —que trabajó con los Strokes en sus primeros años— y mezclado por Shawn Everett, que ha trabajado para grupos de la talla de Perfume Genius o The War On Drugs. I Don't Run es, pues, la demostración perfecta de que Leave Me Alone no fue un golpe de suerte, pues han consolidado su sonido con mucha madurez pero sin perder la energía y la frescura de su debut. Y lo han hecho girando por todo el mundo, tocando y tocando sin parar, y dejando claro que hoy en día en la música, si paras, te marchitas.

Hace unas semanas, actuaron en el festival SXSW y se fueron de gira por Estados Unidos ni más ni menos que con Albert Hammond Jr. Precisamente la principal influencia que te viene a la cabeza cuando escuchas I Don't Run es The Strokes, pero también The Kooks o The Libertines. Hinds suenan a final de verano, a esa etapa posruptura cuando todavía te duele pero ya empiezas a ser feliz solo, a lección aprendida, a exaltación de la amistad y a la enajenación mental que viene después de una crisis existencial.

La banda madrileña ha sabido encontrar su sitio haciendo precisamente eso, creando un sonido para toda una generación que, al margen de fans y detractores, se ha visto rendida a sus pies. Lo acreditan sus numerosos 'sold out', su reconocimiento internacional y, por supuesto, el hecho de que cada vez que hacen algo todos permanecemos bien atentos. En I Don't Run podemos disfrutar de la serena alegría de "The Club" o de "Soberland", la melancolía de "Linda" o "Ma Nuit" y la estimulante energía de "Tester" o "Finally Floating". Escúchalas tú mismo, porque Hinds todavía tienen mucha guerra que dar.

En España, podremos ver a Hinds el 31 de mayo en el Primavera Sound de Barcelona y el 7 de junio en la Joy Eslava de Madrid.

Tagged:
Música
hinds
Cultură
i don't run