Foto cortesía deErika Lust.

3 directoras porno nos hablan de cómo está cambiando la industria durante el coronavirus

Si bien el consumo ha estado en alza desde que el mundo entró en cuarentena, la producción se enfrenta a un futuro incierto.

por Beatrice Hazlehurst
|
30 Abril 2020, 10:52am

Foto cortesía deErika Lust.

Cuando España ordenó un bloqueo nacional en respuesta a COVID-19, Pornhub anunció un servicio premium gratuito para toda la nación. En un solo día, el consumo de contenido para adultos en España aumentó nada menos que un 61 por ciento. Nuestros vecinos franceses también aumentaron su consumo en un 33 por ciento, y la audiencia italiana de la web se disparó un 57 por ciento. A partir del 17 de marzo, cuando la mayor parte del mundo se paralizó, el tráfico global de Pornhub aumentó un 11 por ciento. Una semana después, la plataforma donó 50,000 máscaras a médicos de Nueva York.

El amor propio en el confinamiento: todos lo están practicando. Incluso las compras de juguetes sexuales también repuntó (el vibrador MVP, el 'Womanizer', sufrió un incremento de ventas del 175 por ciento solo en marzo), y cuando tu imaginación se agota, hay una gran cantidad de contenido estimulante para adultos que satisface todas las necesidades a una simple "ventana de incógnito" de distancia. Si bien sus clics podrían estar contribuyendo a un pico máximo para los proveedores de pornografía, ningún recuento de vistas evitará que los productores se vayan a la ruina: hay que ser creativos o enfrentarse a la miseria.

Todos lo vieron venir. El sexo en pantalla entre extraños no es necesariamente un servicio esencial frente a una enfermedad transmitida por fluidos, y el estado de pandemia de COVID-19 prácticamente cerró la industria del porno del día a la noche. Las grabaciones programadas se cancelaron, los próximos lanzamientos se racionaron estratégicamente y los cineastas han dejado de ingresar. Desde entonces, las web de sex cam se han inundado de profesionales del sexo que compiten por adquirir clientes online. Los estudios independientes, aunque aprecian el aumento del tráfico, se ven obligados a encontrar nuevas formas de grabar o arriesgarse a quedarse sin vídeos.

Entonces, ¿cómo podría ser el porno después de la tormenta? En una mesa redonda, las directores de pornografía Erika Lust, Jacky St. James y Bree Mills nos explican cómo capear a la industria del porno como mujeres, si el sexo en pantalla es educación sexual y cuál es el futuro de la producción porno en la situación actual.

En primer lugar, ¿cómo empezaron en el mundo del entretenimiento para adultos? ¿Qué os atrajo de la industria?
Erika Lust: Era fan del porno, pero luché por encontrar algo que realmente funcionara para mí. La pornografía estaba muy centrada en los hombres y la mayoría de los personajes femeninos estaban allí para cumplir el papel de la fantasía masculina. Desde el principio sentí que quería ver algo donde las mujeres estuvieran más representadas en las imágenes. Era estudiante de cine y solo pensé: ¿puedo hacer algo que se alinee con mis valores?

Jacky St. James: Consumía pornografía desde que tenía 18 años, cuando tenías que ir detrás de la pequeña cortina para obtener pornografía. Vi un montón de eso solo porque principalmente tenía un grupo de amigos varones y compartíamos vídeos. No tenía ganas de trabajar en el porno, pero cuando mi amigo me envió un enlace a un vídeo que estaba muy centrado en las mujeres y era romántico, me sentí obligada a aprender más sobre la empresa que lo había realizado. Descubrí que tenían un concurso de escritura de guiones, así que envié un guión y así es como acabé dirigiendo cientos de películas.

Bree Mills: estaba trabajando en marketing para webs de comercio electrónico en el mundo de la música y el comercio minorista cuando Gamma Entertainment me propuso trabajar para ellos. No tenía ninguna intención de involucrarme en la producción, pero queríamos probar nuestro propio contenido después de comprar una red de sitios de masajes con los que nadie sabía qué hacer. Decidieron darme el género lésbico porque ya sabes, soy lesbiana. Comencé a hablar con las fans, que literalmente decían: "Queremos darte nuestro dinero, por favor, haz algo que valga la pena". Entonces, comencé a trabajar con ellos.

¿Cómo lidiasteis con el estigma? La sociedad no siempre ha sido tan positiva con respecto al sexo: habéis tenido mucho coraje.
JSJ: No puedo ser una hermana mayor para un niño con necesidades especiales como voluntaria debido a mi carrera. Obviamente, mi familia no me apoya. Cuando gané mi primer AVN (Adult Video News Award) estaba extasiado y ni siquiera podía llamar a mis padres porque no querían saber nada de mi trabajo como directora porno.

EL: Hay un gran estigma, incluso hoy en día. Mi madre no está realmente feliz con el tema. Definitivamente, todavía puedo sentir que mis padres tienen una relación muy diferente con lo que estoy haciendo y con quién soy en comparación con mi hermana pequeña: es una influencer de fitness, y cada vez que sale en una caja de cereales o en una revista, mi madre dice: "¡Mira a tu hermana!”, luego yo hago una charla TED y ni siquiera la ve. Como empresa, tuvimos problemas que otras empresas no tienen. Abrir una cuenta bancaria en un buen banco o donar dinero a organizaciones que no lo aceptan. También nos enfrentamos a una severa censura online, especialmente si hablamos de contenido femenino o sexualidad femenina.

Contadme vuestra experiencia como mujeres dirigiendo cine para adultos, ¿notas una discrepancia de género en la industria?
JSJ: Quiero asegurarme de que el sexo sea consensuado y cómodo para las intérpretes femeninas, asegurándome de que las escenas anales se graben por la mañana. Sabemos qué se siente al tener una infección de orina o una infección del tracto urinario. Estos siguen siendo cuerpos que tienen relaciones sexuales. Tenía un cámara que se enfadó porque los pechos de la mujer no se veían en los primeros cuatro minutos de la escena. Es solo esta falta de comprensión, yo quiero darle importancia a la conexión entre estas dos personas.

BM: Todo lo que podemos hacer es fomentar un mejor protocolo y convertirnos en ejemplos a seguir, eso es lo que hará que cada vez más personas equivocadas salgan del negocio. Necesitas personas que estén dispuestas a hacer las cosas de manera diferente y superar a las personas atrapadas en 1995.

EL: Y así es como cambias una industria.

¿Habéis visto algún tipo de cambio que pretende alejarse de la mirada heteropatriarcal?
EL: Creo que la mayoría de las personas hoy en día, cuando dices la palabra "porno", piensan en las web gratuitas de porno. Pero no es realmente gratis, sino pornografía renombrada y robada. Una película que he realizado aparece en un página bajo el nombre: 'Puta de grandes pechos follada por el jefe'. Mucho lenguaje misógino, lenguaje racista. Pagar por el porno ayuda a las productoras independientes a garantizar condiciones laborales justas tanto para el talento como para el equipo.

JSJ: Estoy trabajando para un estudio, por lo que estoy filmando y dirigiendo el contenido que me dicen y trabajando con un presupuesto ajustado porque las plataformas gratuitas han creado un mundo en el que el retorno de la inversión es muy pequeño. Lo que termina sucediendo es que sí, estoy realizando un vídeo sobre un incesto, pero me estoy asegurando de que no sea una violación porque esa es la única forma en que puedo empoderarme. Al igual que Erika, mis películas han sido renombradas constantemente como "La puta es follada por un chico" y tiene millones de visitas.

¿Creéis que somos esclavos de los sitios gratuitos y de la demanda de las personas que los usan?
BM: Criamos a toda una generación de consumidores que crecieron con Internet donde ni siquiera era una opción pagar por ver pornografía. Con Adulttime, creamos una plataforma que atraiga a las personas interesadas en apoyar un cierto estilo de contenido. Lo que necesitamos en nuestra plataforma durante el próximo año es eliminar los términos racistas y transfóbicos. Queremos asegurarnos de no suscribirnos a eso.

EL: Recibo correos electrónicos de muchos tipos diferentes que dicen "¡Hey, me arruinaste el porno!" No digo que el porno no pueda ser desagradable, jugoso y pervertido, por supuesto que sí, sino que simplemente tenemos que limpiar nuestros valores.

¿Cómo ha afectado el COVID-19 a la producción? ¿Puede la pornografía continuar en medio de una pandemia?
JSJ: La industria porno suele actuar rápidamente cuando algo puede afectar a nuestra vida en términos de salud, pero hubo mucha confusión sobre el Coronavirus. Cancelé todos mis rodajes y, a partir de ese momento, no tendré ingresos hasta que se levante la cuarentena. Lamentablemente, el gobierno de los EE. UU. no proporcionará ningún financiamiento a esta industria, aparentemente el gobierno puede discriminar a las personas que realizan trabajos legales, incluso a quienes pagan impuestos. Me centraré en la escritura de guiones y en la búsqueda de formas nuevas y creativas de generar ingresos.

BM: Cuando se hizo evidente que el coronavirus era una pandemia, aplicamos una suspensión temporal para todas nuestras producciones físicas y decidimos extender nuestro inventario para que dure varios meses más de lo planeado, mientras trabajamos activamente en una programación alternativa para mantener nuestro calendario de lanzamiento. Esto incluye series en vivo que podemos grabar con artistas desde la seguridad de sus hogares y encargando proyectos personalizados de personas de la industria que viven solas o juntas para que filmen contenido mientras permanecen aislados.

EL: Mis sesiones se han pospuesto, pero afortunadamente trabajamos bastante por delante en la producción para poder seguir nuestro calendario de lanzamientos durante los próximos seis meses. Actualmente también estoy colaborando con seis artistas en una película de "Sexo y amor en tiempos del COVID-19", una mezcla de artistas individuales y parejas que grabarán algunas escenas de sexo juguetonas... luego las editaremos y las convertiremos en una película.

¿Cómo esperas que el virus afecte a la pornografía? ¿Cuál, en todo caso, podría ser su impacto a largo plazo?
JSJ: El impacto a largo plazo podría ser devastador para algunas empresas. Me temo que las empresas más pequeñas no podrán sobrevivir a la interrupción total de la producción.

EL: Espero que esta emergencia lleve a las productoras de cine para adultos a ser aún más responsables cuando se trata de la salud y la situación médica de los artistas. En realidad, es esencial cuidar su condición antes de filmar una película. Espero que se fomente una conversación abierta para crear un ambiente sexual fiable en el set, en el que los artistas puedan sentir que su seguridad es una prioridad. Además, ahora que las trabajadoras sexuales son financieramente vulnerables, como muchos otros profesionales, desearía que la audiencia abriera los ojos al hecho de que el trabajo sexual es un trabajo real, que merece ser pagado.

BM: Espero que todo esto haga que se incorporen los test del COVID-19 para cualquier persona que trabaje en un set, así como también para los artistas. También creo que el control actual de la producción tradicional allanará el camino para un crecimiento continuo de formas alternativas de creación de contenido. Los estudios profesionales adaptarán sus producciones para ser más inclusivos y trabajar con talento no solo como artistas, sino también como creadores.

Creo que nos ha dado una gran comprobación de la realidad sobre cómo nos tratamos. En nuestros comentarios en vídeo y redes sociales ha habido una reducción real en la negatividad y el juicio.

Voy a dejar esta pregunta para vosotras, ¿qué os gustaría preguntarse?
JSJ: Recibí respuestas realmente groseras recientemente haciendo algo para NPR diciendo que no creía que fuera responsabilidad del porno proporcionar educación sexual. Tengo curiosidad por escuchar lo que piensan ellas, ¿deberíamos estar pensando en cómo va a afectar a los que están consumiéndolo?

BM: Ya sea que seamos responsables de ello o no, creo que la pornografía es la fuente principal de educación sexual en la actualidad. Debido a problemas sistémicos más grandes, no nos tomamos en serio el sexo y la sexualidad, le ponemos tanto estigma que causa demasiados problemas. Si esta es la exposición de las personas al sexo, todo lo que podemos hacer como creadoras es realizar un contenido mejor. Tal vez no tengamos tantos suicidios o problemas de salud mental, si tratamos el sexo como deberíamos.

EL: Intento hacer un análisis de género en mi guión y en mis personajes, pero solo puedes ser responsable de lo que estás haciendo como creador, y entiendo que no puedes ser responsable de todo el porno que existe. Todos tenemos que reconocer que el porno hoy se ha convertido en un medio de comunicación. La mayoría de los jóvenes, cuando no tienen acceso a una educación sexual correcta, salen y practican sexo exagerado y ficticio. Es complicado conocer el cuerpo de otra persona y encontrar esa química juntos. Al final, creo que se trata de una mejor educación sexual y de atreverse a comenzar a hablar más sobre la intimidad.

Los creadores e intérpretes de contenido para adultos se encuentran entre los muchos que actualmente se enfrentan a un inmenso estrés financiero. Puedes apoyarlos suscribiéndose a sus canales de web cam o a través de las redes sociales, y si puedes pagar por consumir su pornografía, hágalo.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
porn
Porno
pornhub
Coronavirus
erika lust
Bree Mills
COVID-19
jacky st. james