Los 7 looks más icónicos de Dennis Rodman

Para nosotros, siempre será el mejor vestido de la NBA.

por Danil Boparai
|
13 Mayo 2020, 11:26am

Imágenes Ron Galella, Ltd./Ron Galella Collection via Getty Images (L) y Scott Cunningham/NBAE/Getty Images (R)

La idea de un personaje con el pelo multicolor e innumerables tatuajes y piercings en la cara no sería impactante para nadie en plena era del E-Boy / E-Girl. Pero durante los años 90, el estilo único del 5 veces campeón de la NBA, Dennis Rodman, no solo desafió lo que se esperaba de él como un atleta superestrella, sino que fue una inspiración que rompió las barreras de género de la época y que son tan habituales en la cultura pop de hoy en día.

Para cualquiera que mire la nueva serie de Netflix, The Last Dance, un documental de 10 partes centrado en Michael Jordan y sus Chicago Bulls, la aparición de Rodman en el tercer episodio revela las diferencias de estilo entre el mítico jugador y el resto de sus compañeros, inmaculadamente profesionales, tanto dentro como fuera de la cancha.

Después de crecer como un niño tímido e introvertido con un padre ausente, Dennis, nacido en Nueva Jersey, encontró trabajo como conserje, pero su madre lo echó después de un problema con la policía por un presunto robo. Sin embargo, después de pegar el estirón, comenzó a enfocarse en el baloncesto en serio, y acabó ganando una beca universitaria antes de ingresar al draft de la NBA y obtener su primer contrato a los 25 años.

Conocido por irritar a los oponentes con su agresivo estilo de juego, Dennis era algo así como un enigma para sus fans. En una era en la que sus colegas estaban regidos por el estricto código de vestimenta de la NBA, los titulares dentro del mundo de los deportes masculinos a menudo lo etiquetaban como "extraño" o "excéntrico" por su pelo teñido y por su inclinación a los looks BDSM en las alfombras rojas. En el ocaso de su carrera, Rodman resumió su enfoque de la moda y la vida durante una entrevista en 1997 para USA Today: “Simplemente aproveché la oportunidad de ser tal y como quería ser. Pensé: 'Si no te gusta, bésame el trasero...' Soy el tipo que le está mostrando a la gente, 'Oye, está bien ser diferente'". Así que abróchate el cinturón mientras repasamos algunos de los looks más emblemáticos del inconformista más grande del baloncesto en su apogeo de los 90.

1588253387911-GettyImages-1452500
Scott Cunningham/NBAE/Getty Images

The Bad Boy Look, 1991
Antes de ser famoso por sus looks experimentales, Rodman se hizo un famoso por ser un jugador defensivo muy intimidante en el dominante equipo de los Detroit Pistons "Bad Boys" de los años 80, ganándose el apodo "The Worm". Después de ganar dos títulos consecutivos en 1989 y 1990, Rodman claramente creía que el equipo avanzaría por tercer año consecutivo. Incluso llegó al punto de afeitarse la palabra "TRILOGÍA" en la parte posterior de su cabello, en lo que tal vez fue la primera indicación de amor por la autoexpresión. Se quedaron cortos en la final ante los Chicago Bulls, pero esa confianza perduraría para siempre.

Asistido por Madonna, 1993
A pesar del éxito inicial en su carrera, Rodman luchó contra la depresión y, tras un intento de suicidio muy mediático, fue cambiado a los San Antonio Spurs para comenzar de nuevo. Fue aquí donde debutó con su primer look rubio oxigenado, inspirado en Wesley Snipes en la película Demolition Man. Durante este tiempo, comenzó una relación de corta duración con Madonna, quien le enseñó el valor de ser fiel a uno mismo, y comenzó a impulsarlo aún más con sus elecciones de estilo. Dennis luego afirmó que Madonna le ofreció 20 millones de dólares por dejarla embarazada durante su relación de dos meses.

1588253502041-GettyImages-156079723
Foto de Ron Galella, Ltd./Ron Galella Collection vía Getty Images

Alfombra roja de los VMA, 1995
La conexión abierta de Rodman con la comunidad LGBTQ fue algo nunca antes visto en la NBA. Salía muy a menudo de fiesta con amigos en bares gay durante su tiempo en San Antonio, y comenzó a experimentar con looks de drag que, según explicó en su biografía, era algo que había hecho toda su vida desde que era un niño. Después de que saliese mucha gente afirmando que Dennis estaba aprovechándose de la comunidad LGBTQ para elevar su perfil, usó su aparición en los premios MTV VMA como una oportunidad para callar bocas, pues apareció con un sensacional chaleco de lentejuelas combinado con una cinta roja en apoyo a los enfermos de SIDA.

Algo nuevo, algo prestado, 1996
Como nunca rechazaba una oportunidad para darse un baño de multitudes, Rodman acudió a una Quinta Avenida repleta de paparazzi para promocionar su autobiografía Bad as I Wanna Be en un carruaje conducido por caballos y con un vestido de novia blanco de cuerpo entero con una peluca rubia bajo un enorme velo. Cuando se le preguntó sobre su outfit, simplemente respondió que se estaba casando. Si eso no es amor propio, no sabemos qué es.

1588253595341-GettyImages-470467324
Foto de Alan Singer/CBS vía Getty Images

En el show de David Letterman, 1996
En el apogeo de su carrera en el baloncesto, Rodman cogió la laca en horario de máxima audiencia en su icónica aparición en The Late Show With David Letterman en 1996. También parece haber emulado involuntariamente a la estrella del pop Billie Eilish con su look. ¿Pelo verde? Check. ¿Gafas envolventes? Naturalmente. ¿Gargantilla de plata? ¡Pero por supuesto! Siempre adelantado a su tiempo.

Dennis Rodman
Foto de Getty Images

Look de ravero en la película Double Team, 1997
En los años 90 no eras una exitosa estrella del deporte estadounidense si no probabas suerte en Hollywood. Mientras que su compañero de equipo de los Chicago Bulls, Michael Jordan, lo petó con Space Jam, Rodman interpretó al traficante de armas neo-raver-meet-steampunk junto a Jean-Claude Van Damme en Double Team, lo que le valió una nominación al Golden Raspberry. Los críticos pueden haberlo odiado, pero los asistentes al Burning Man de mediana edad están directamente inspirados por este look a día de hoy.

¿Es eso un estampado de leopardo? 1998
Comenzamos con un corte de pelo que enviaba un mensaje, y vamos a terminar con otro muy polémico. Durante su tiempo con los Chicago Bulls, a veces se consideraba a Rodman la tercera rueda junto a Jordan y su compañero de ala Scottie Pippen. Sin embargo, cuando Pippen se perdió la primera mitad de lo que sería su última temporada juntos debido a una lesión, Rodman aprovechó la ocasión para ayudar a mantener al equipo a flote. Cuando Pippen regresó, Dennis dio un humilde paso hacia atrás y, para demostrar que no hubo mala voluntad, se tiñó el número 33 de su compañero de equipo por todo el cabello. Los Bulls ganaron su tercer campeonato mundial consecutivo, consolidando su estatus como uno de los mejores equipos deportivos de la historia. ¡Nos encanta cuando una historia así cierra el círculo!

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
looks
Dennis Rodman
7 iconic looks