valencia tiene nueva ley de derechos lgbti, y todos deberíamos celebrarlo

Se trata de la legislación más avanzada e inclusiva de nuestro país y, con suerte, el resto de comunidades empezarán a seguir el ejemplo.

por Raquel Zas
|
22 Noviembre 2018, 11:27am

Imagen vía Flickr 

Ayer amanecíamos con muy buenas noticias. La Comunidad Valenciana acaba de aprobar una ley para la protección del colectivo LGTBI que establece medidas en educación, empleo, sanidad y atención social. Además, prohíbe las terapias de aversión para modificar la orientación sexual y ofrece coberturas de todo tipo para las personas con variaciones intersexuales o con diferencias del desarrollo sexual. Aprobada con el apoyo del PSPV, Compromís, Podem, y Cs —y con la única abstención del PP—, esta es la ley de tipo LGBTI más avanzada e inclusiva que existe en España.

Esta ley pretende prevenir y erradicar cualquier tipo de agresión o discriminación por motivos de orientación sexual, pero, además, por primera vez se tomarán medidas dirigidas a luchar contra las terapias de aversión (aquellas en las que se lleva a cabo un tratamiento para cambiar tu orientación sexual o identidad de género) con multas que van de los 60.000 a los 120.000 euros, tanto por impartirlas como por difundirlas o publicitarlas. Se incluirá además una "cláusula general antidiscriminatoria" que indica que las administraciones públicas valencianas y el Síndic de Greuges velarán por sus derechos y podrán actuar de oficio. Es decir, que no hará falta una denuncia o queja por parte de un tercero.

La ley establece también que en los municipios cuya población supere los 50.000 habitantes contará con un cuerpo policial especializado en la prevención de delitos de odio. En el ámbito de la sanidad pública, se garantizará el acceso de este colectivo a las técnicas de reproducción asistida en condiciones de igualdad. En términos de educación, por su parte, se incorporarán el tratamiento de la diversidad sexual y familiar en los currículos y se elaborarán programas y guías de educación sexual. También se incluyen políticas de igualdad y no discriminación en el entorno laboral, medidas en caso de violencia doméstica o la erradicación de la discriminación en la valoración de idoneidad en los procesos de adopción.

Asimismo, se crearán dos organismos: por una parte, el Consejo valenciano LGTBI que ofrecerá un servicio de información, orientación y asesoramiento integral a estas personas y sus allegados; por otro lado, el Espacio de la Memoria LGTBI reunirá documentos que ilustran la represión que ha vivido este colectivo y homenajeará a las personas que fueron perseguidas, torturadas y asesinadas.

Esta no es una noticia más sobre derechos LGBTI. Aunque solo implique a la Comunidad Valenciana, es un paso más en contra de la discriminación a un colectivo que todavía hoy sigue sufriendo en muchos ámbitos por vivir con libertad su orientación sexual. Con suerte, este será un ejemplo que acabarán secundando otras comunidades españolas. Según el informe anual sobre derechos LGTBI en Europa llevado a cabo por el ILGA, España se coloca como el 9º país en cuanto al estado de los derechos LGTBI (el primer puesto lo ostenta Malta). Sin embargo, nunca nos habíamos encontrado en una posición tan baja en este ranking como ahora desde que se elabora este informe (antes estábamos en el 5º puesto). ¿A que se debe? Obviamente, a la inacción del gobierno.

Según la FELGTB, España debe afrontar cuanto antes la aprobación de la Ley contra la homofobia y la igualdad social del colectivo, una proposición que fue apoyada por todos los partidos excepto por el PP. "Mientras el resto de los países avanzan, España se ha quedado estancada ignorando las graves violaciones de derechos humanos que todavía sufrimos las personas LGTBI", afirma a la Cadena Ser Rubén López, responsable del área de Derechos Humanos de la federación. Por eso, esta aprobación de las Cortes Valencianas es un motivo de celebración para todo el mundo, porque supone un paso más hacia la cima de una montaña con mucha más pendiente de lo que pensábamos.

Tagged:
ESPAÑA
Cultură
LGTBI
derechos