Camiseta vintage, vía usuario de grailed.com

el perdurable impacto de luis miguel en la cultura pop mexicana

Por el estreno de la serie biográfica de Netflix, analizamos el legado del Sol de México que ha permeado la memoria colectiva nacional.

por Diego Menchaca
|
26 Abril 2018, 10:29pm

Camiseta vintage, vía usuario de grailed.com

Es difícil escapar de Luis Miguel viviendo en México: un karaoke, alguna fiesta casera, o ese álbum de grandes éxitos que tu mamá no deja descansar. Luis Miguel Gallego Basteri aka Luis Miguel, es una de esas figuras que mi generación realmente no conoció en su punto más alto, pero seguramente has escuchado una canción de él y quizás aún más probable, te sabes el coro de más de una.

Luis Miguel en 'Siempre en Domingo', 1983.

Lo cierto es que los mexicanos atesoran la época dorada del pop (mediados de los 80 y 90) de su país, no dejamos que sus pegajosas canciones vueltas himnos, ni sus iconos queden en el olvido. Timbiriche, Kabah, OV7, y claro, Luis Miguel que después de una larguísima carrera y múltiples escándalos, sigue agotando sus 17 shows en el Auditorio Nacional. Hay mucho más en el legado de Luis Miguel que sólo sus canciones. Siendo un ídolo y un referente de moda masculina, su huella fue tan grande en los ochenta que aún hoy sigue teniendo influencia, siendo el arquetipo de mexicano al que muchos quisieran llegar.

También conocido como El Sol de México, Luis Miguel nació en Puerto Rico y siempre estuvo sumergido en el medio artístico por sus padres y por debutar a la corta edad de 11 años. 'Mickey', como empezó a ser conocido el cantante, se abrió paso cantando 1 +1 = 2 Enamorados con un peinado en capas que cualquier modelo de Gucci envidiaría, y camisas militares metálicas que parecían un homenaje a Michael Jackson. Después del paso obligado por la pubertad y el consecuente cambio de voz, el cantante dejó atrás la imagen tierna para conquistar los corazones del público que había crecido con él y comenzó a ser identificado como un símbolo sexual.

Luis Miguel, 1991.

Si bien siempre había cantado sobre amor (como si a sus 14 años supiera algo de relaciones), ahora tenía toda una actitud de rompecorazones y consagró su imagen más famosa: un chico de piel dorada que tenía a sus pies a todas las mujeres cada que pasaba la mano por su abundante cabellera rubia.

El Sol se volvió una gran influencia en la moda masculina mexicana de la época. Era disruptivo a un grado que atraía a los jóvenes y que no afectaba los estándares conservadores de México (algo que el punk o el rock nacional prometían en ese entonces). El cantante explotaba la imagen del estereotipo de un caballero, el cual no perdía la oportunidad de mostrar su habilidad de coquetear mientras estuvieranlas cámaras de la televisión nacional transmitiendo. De ahí que su fiel base de fans esté compuesta por el amor y admiración de mujeres y hombres.

Durante su adolescencia, Luismi era omnipresente en el entretenimiento de habla hispana, presentándose con éxitos como La Chica del Bikini Azul, Isabel, Ahora te Puedes Marchar, y por supuesto Cuando Calienta el Sol. La mayoría de sus videos contaban una historia muy simple, pero narraban acertadamente el estilo de vida lujos de los ochenta, rodeado de bellezas europeas y amigos que a su vez parecen ser clones de él mismo.

El cantante hacía uso del recurso favorito del pop mexicano: cosificaba la imagen de la mujer en sus videos musicales al siempre incluirla como accesorio y raramente darle un papel relevante. La Incondicional es buen ejemplo al ponerlo como un hombre invencible, miembro de las fuerzas aéreas, y a la mujer pues, solo esperándolo. Además de alimentar el arraigado machismo mexicano, la fama de mujeriego de Luis Miguel lo colocó como modelo aspiracional para muchos. Qué se ponía, cómo hablaba, sus bailes, y su corte de pelo. Fue considerado el hombre más guapo que había salido de México, pero distaba mucho de ser el mejor.

Fue responsable de que en los noventa todos quisieran esas camisas de seda estampadas Versace (fueran copias u originales) al usarlas. Algo que probablemente no hubiera sido del gusto del público general si no tuvieran su sello de aprobación. ¿Usar la camisa abierta? Él es el responsable. Al llegar a la edad adulta era imperdonable que no saliera con un traje impecablemente confeccionado a la medida a alguno de sus múltiples conciertos, estableciendo una vez más, el cómo debía vestirse un caballero ideal para el mexicano que lo admiraba.

A principios de esta década (y en parte gracias al Tumblr Mirreybook en 2011), comenzó a popularizarse el término mirrey para referirse a los hijos de la clase alta de México: una evolución de la burguesía mexicana anteriormente conocida como juniors. Son inevitablemente ligados a Luis Miguel por verse como una versión actualizada del ídolo mexicano –con todo y camisa abierta y voluminoso peinado.

Este tropo incluso fue escenificado en la pantalla grande en la exitosa comedia de 2013 Nosotros los Nobles, una sátira sobre la élite del país donde Javi Noble (el mirrey principal) entra a escena con su séquito mientras en el fondo suena el clásico de Luis Miguel Será Que No Me Amas, porque por supuesto no podría ser de otra manera.

“[En México], además de los matices de la piel o la forma de las facciones, la exclusión pone en entredicho la manera de hablar, el nivel educativo y el manejo de códigos culturales”, señala la investigadora de la UNAM Beatriz Urías.

Hay quienes consideran al mirrey como el aspecto ideal a conseguir para un mexicano (blanco, acaudalado, educado en el extranjero), siendo este complejo aspiracional una consecuencia del clasismo tan arraigado que se encuentra en la sociedad mexicana y que a su vez existe por la disparidad económica presente en toda nuestra historia. Aunque probablemente no es lo que el cantante intentaba provocar con su imagen pública, sí es indiscutiblemente uno de los representantes de esto.

Su estatus de icono lo mantiene vigente como un referente en la cultura pop mexicana. Para bien o para mal, la serie original de Netflix es un claro ejemplo de que el ídolo es intocable. Ha gozado de una imagen casi inquebrantable a pesar de las controversias a las que se le relaciona: desde órdenes de arresto por evasión de impuestos y alcoholismo, a un comportamiento cuestionable como padre al no reconocer legalmente a sus hijos. ¿Habría cabida en el mundo de hoy para una estrella pop con las características de Luis Miguel? Probablemente no, si creemos que hemos avanzado al menos unos pasos en cuanto a nuestra conciencia. Nadie le quita la relevancia a Luis Miguel en la cultura pop, pero al menos hoy podemos reconsiderar nuestro modelo ideal tomando en cuenta que ya llevamos mucho con su influencia.

Tagged:
Netflix
POP
Thinkpiece
luis miguel
pop mexicano