comparamos estos selfies de kim kardashian con los mejores autorretratos de la historia

Elegimos algunas de las mejores imágenes de los '500 Autorretratos' de Phaidon y las cotejamos con publicaciones de Instagram de Kim Kardashian.

|
05 abril 2018, 6:54am

Izquierda: Gustave Courbet, autorretrato (El desesperado) (1843–45) Derecha: Kim Kardashian West, 'Ugh, odio quedarme dormida con el maquillaje puesto!

Uno podría pensar que nuestra comprensión del autorretrato podría haber cambiado un poco desde que el artista egipcio Ni-ankh-Ptah cinceló su propia cara en un bloque de piedra caliza en los embriagadores días del 2350 antes de Cristo. Quiero decir, mucha gente ha tenido su gran autorretrato desde entonces. Albrecht Dürer, Vincent van Gogh, Frida Kahlo. Ese mono en Indonesia.

Se podría decir que la necesidad de grabar tu propia imagen es una parte intrínseca de la naturaleza humana. Algo que ha llevado a artistas como, por ejemplo, Rembrandt, a echar un vistazo a su gracioso y pequeño sombrero en el espejo y pensar: "¿Sabes qué? Debería hacer una pintura rápida de esto antes de que pasen los dos o tres años que me llevará acabar mi último óleo sobre lienzo".

Afortunadamente, nuestros métodos son algo más rápidos ahora. En 2018, la ubicuidad del teléfono móvil significa que cada hombre y su perro pueden hacerse un selfie rápido y subirlo a Instagram en cuestion de segundos. Pero, ¿cuánto han cambiado esos selfies en los últimos 4.500 años? ¿Y qué dicen acerca de la representación visual de uno mismo?

Para averiguarlo, hemos escogido algunas de las mejores imágenes del libro 500 Self-Portraits de Phaidon y, bueno, obviamente las cotejamos con publicaciones de Instagram de Kim Kardashian.

Arriba: Gustave Courbet, Autorretrato: El hombre desesperado (1500) / Kim Kardashian West, Ugh ¡Odio quedarme dormida con el maquillaje puesto! (2015)
Dos buenos ejemplos de un primer plano. Ten en cuenta el encuadre compacto, casi claustrofóbico. Ambas piezas fueron aparentemente creadas en el punto álgido de la desesperación del artista (Courbet desilusionado con el final de su educación romántica, Kardashian se había quedado dormida sin haberse desmaquillado). Las manos levantadas, agarradas al pelo oscuro, sugieren una sensación de impotencia en ambos: no hay escapatoria a la intensidad del momento.

Maria Lassnig, Dreifaches Selbstporträt / New Self (1972) / Kim Kardashian West, cuando estás como si no tuvieras nada que ponerte LOL (2016)
Un par de famosos desnudos ahora. Ambos artistas recurren a esquemas de color más tenues y de bajo perfil para retratar sus reconocibles siluetas. Están enfrentados frontalmente, pero sus cuerpos están dominados por áreas de luz y sombra. Vale la pena señalar la posición de las toallas increíblemente limpias de Kardashian en el fondo: una sensación de finalización, un nuevo comienzo y una nueva transición. Tal vez.

Francisco Goya, Autorretrato en el estudio (hacia 1791) / Kim Kardashian West, ¡En el gimnasio mientras mi bebé está durmiendo la siesta! (2014)
Un realismo indiscutible y una sensación de intimidad en los trabajos anteriores. Goya tenía 37 años antes de pintar un retrato de alguien más que él mismo. Kardashian tiene exactamente la misma edad.

Ulay, s'He (1972) / Kim Kardashian West, Me encanta esta comparación de mi cara con 7 años y la de ahora (2015)
Dos obras clave que destacan la identidad a través del cambio y la mitología del 'yo' ahora. Ambos artistas usan su imagen corporal como algo fluido y maleable. Aunque son muy diferentes en cada mitad, permanecen reconocibles ellos mismos. Espejo, reflejo. Una expresión de una verdad interiorizada, tal vez.

Ana Mendieta, Sin título (trasplantes de vello facial) (1972) / Kim Kardashian West, I mustache you a question...but I'll shave it for later 👨 (2012)
Y finalmente, explorar los límites del 'yo' a través de la alteración del cuerpo. Al apropiarse de los símbolos tradicionales del poder patriarcal, ambos artistas juegan con la idea de la dualidad de género y desafían los estereotipos sobre cómo debe mostrarse una mujer. Maravilloso.

Esta pieza de contenido parecía una idea bastante divertida en un primer momento, aunque acabó convirtiéndose en un laborioso trabajo de investigación. Ah, 500 Self-Portraits de Phaidon ya está disponible.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.