esta historia de amor lésbico es una joya olvidada de los 90

20 años después de que fuera estrenada, 'All Over Me' ―que cuenta con una banda sonora cargada de riot grrrls― sigue provocando un gran impacto emocional.

por Oliver Lunn; traducido por Eva Cañada
|
31 Agosto 2017, 7:00am

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

20 años después de que fuera estrenada, All Over Me ―que cuenta con una banda sonora cargada de riot grrrls― sigue provocando un gran impacto emocional. Aquí te explicamos por qué deberías verla ahora mismo.

"En un mundo en el que se espera de ti que encajes, a veces tienes que sobresalir", dice la carátula. Ellen y Claude son dos chicas de 15 años que viven en lados opuestos de un parque vecinal en Hell's Kitchen. Son mejores amigas. Crean una banda. Pero cuando Ellen conoce a Mark, un camello estúpido que lleva un peinado de lo más cutre, se abre un abismo entre las dos amigas y sus vidas empiezan a marchar en direcciones diferentes. Claude ―que está totalmente enamorada de Ellen― no tarda en descubrir su auténtica identidad y lo importante que es ser esa persona sin disculparse por ello.

La directora Alex Sichel recibió una beca de la Princess Grace Foundation para hacer una película sobre la escena riot grrrl. Debía, según las indicaciones de producción, estar ambientada en la escena y "fusionar la ética 'hazlo tú mismo' del punk rock con el feminismo radical". Pero cuando la hermana de la directora, la dramaturga Sylvia Sichel, apareció en escena como guionista, el proyecto se convirtió en algo que giraba menos en torno a la escena riot grrrl y más en torno a la relación entre Ellen y Claude.

Con motivo del 20º aniversario el pasado mes de julio del estreno de All Over Me y porque claramente todavía no he vendido la película lo suficiente, aquí te muestro varias razones por las que esta es la película riot grrrl definitiva de los 90.

Está centrada única y exclusivamente en las mujeres
No se menciona específicamente el nombre de Kathleen Hanna, pero su mantra "girls to the front" (las chicas al frente) está presente en toda la película. Desde los créditos de inicio ―"Una película de las hermanas Sichel"― hasta su forma de colocar en primer plano la amistad y la sexualidad femeninas, esta es una película que celebra la femineidad en toda su complejidad.

A diferencia de la mayoría de películas para adolescentes, no hay una escena de transformación, no hay una escena de compras interminables en el centro comercial, no hay una escena en la que se canta un tema de Madonna con un cepillo de pelo a modo de micrófono... Sin embargo, posee esa divertida actitud riot grrrl de "me importa una mierda".

Alex Sichel también conocía la escena, porque había rodado en 1994 el film de Jill Reiter In Search of Margo-Go, protagonizado por Kathleen Hanna y que, para tu información, fue desenterrada recientemente y descrita como una joya perdida del movimiento riot grrrl.

La banda sonora está repleta de mega éxitos riot grrrl
No hay forma de ver esta película y no ponerte inmediatamente después a buscar la banda sonora en Google. Naturalmente, incluye grupos que generalmente se asocian al movimiento riot grrrl, como Babes in Toyland y Sleater-Kinney, pero también bandas que no lo están.

Hay toda una serie de bandas indie lideradas por mujeres, como The Amps (el proyecto post Pixies de Kim Deal) y Helium, de Mary Timony. Sin embargo, el mejor uso de una única canción dentro de la película es cuando Claude saca un CD de Patti Smith.

Pone "Pissing in a River" y empieza a cantar como una grunge loca antes de sentirse abrumada por la intensidad de la canción. Toda la banda sonora es como el "quién es quién" definitivo de las bandas de los 90 lideradas por chicas.

Su paleta de colores es el antídoto perfecto para la estética grunge de los 90 dominada por los hombres
All Over Me está salpicada de colores rosa chicle y azules en todos los planos. Los peinados y las camisetas sobresalen de la pantalla: el pelo rosa brillante de Lucy peinado con dos coletas, las camisetas con cuello de otro color tan de los 90 de Ellen...

La moda posee esa mezcla de skate y punk que definió la década y que fue tipificada por la marca X-Girl de Kim Gordon. También es el antídoto perfecto para la estética grunge dominada por los hombres, con sus otoñales camisas de franela, camisetas lavadas a la piedra y ropa de trabajo llevada por tíos que han visto a Pearl Jam en directo por lo menos tres veces.

Si el movimiento riot grrrl nos enseñó algo es que puedes llevar colores llamativos y seguir estando tan angustiada como Kurt Cobain.

Su reparto incluye a Tara Subkoff, Alison Folland y Leisha Hailey
Es imposible apartar la mirada de las protagonistas. En primer lugar, Tara Subkoff como Ellen, la diseñadora de moda, artista conceptual y actriz considerada una " It-girl" a finales de los 90, que a menudo era comparada con Rosanna Arquette.

Y frente a ella, Alison Folland como Claude, que interpretó a una adolescente similarmente torturada en la película de Gus Van Sant Todo por un sueño. Aquí se las arregla para capturar la somnolienta deriva de la juventud con tan solo una mirada a través de su flequillo, ahondando sin esfuerzo en el núcleo emocional de su personaje.

Para rematar, Leisha Hailey de The Murmurs (un dúo pop femenino que también participa en la banda sonora) interpreta a Lucy, la guitarrista de cabello rosa que se enamora de Claude. Las tres actrices hacen que las chicas a las que interpretan den una sensación extrañamente real, como si sus vidas se extendieran más allá de la pantalla.

Los primeros críticos la compararon con Kids por su representación de la juventud neoyorquina de los 90
Rodada en Manhattan, All Over Me está ambientada en el vecindario de Hell's Kitchen, que por aquel entonces seguía siendo un lugar realmente duro. Claude y Ellen pasan el rato en la escalinata de su edificio, como Casper y Telly en Kids.

El film de Larry Clark se estrenó dos años antes que el de Sichel y los críticos no tardaron en trazar una línea entre ambos. Las dos películas retratan a los críos de las calles de NY, ambas están ambientadas durante un bochornoso verano y ambas exploran la sexualidad adolescente y la homofobia, aunque en el caso de la película de Clark muy fugazmente.

Para ser claro, no estoy diciendo que a cualquiera que le encante Kids también le encantará esta película, pero te hará sentir nostalgia de ese mismo Nueva York, lleno de skaters que llevaban pantalones irrisoriamente grandes.

Su historia centrada en el mundo femenino se concentra en las verdades universales de la juventud
Seas un tío o una tía, hetero o gay, lo que sea, esta es una película sobre el paso a la edad adulta frente a la que la mayoría de adolescentes asentirán como diciendo, "Exacto, eso es cierto".

Principalmente porque se concentra en pequeños detalles que dan una impresión de total realidad: Ellen y Claude tocando desafinadamente la guitarra en el cuarto desordenado de Claude; Ellen y Claude compartiendo cama y Ellen quejándose de que le da vueltas la cabeza por haber bebido tanto; Ellen contando a Claude que ha perdido la virginidad y Claude diciendo, "Ojalá me lo pudieras enseñar"; Ellen y Claude tumbadas juntas en el pavimento porque Ellen tiene una resaca de espanto... Esta película clava totalmente esas sensaciones que todos hemos tenido.

Incluso dos décadas después, sigue provocando un gran impacto emocional.

Créditos


Texto Oliver Lunn

Tagged:
anos 90
Cultură
All Over Me