​la modelo denise bidot está orgullosa de sus curvas

La modelo mitad puertorriqueña y mitad kuwaití es la prueba de que todas las mujeres son bellas sin importar la raza ni el tamaño.

por Tish Weinstock y i-D Staff
|
09 Octubre 2015, 10:05am

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Denise Bidot creció en Miami y, de pequeña, soñaba con ser actriz. El problema es que era demasiado guapa para interpretar a "la mejor amiga" y pesaba "demasiado" para interpretar a la protagonista, así que nunca conseguía ningún papel. La idea de ser modelo ni siquiera se le había pasado por la cabeza, pero un día conoció a una fotógrafa y modelo de 'tallas grandes' que vio en ella la oportunidad de brillar sin necesidad de modificar su aspecto.

Ahora, Denise es una de las modelos 'plus size' con mayor éxito en la industria. Ha desfilado en varias semanas de la moda de todo el mundo; abrió el desfile de CHROMAT enfundada en un corpiño y cerró el de Serena Williams (la diseñadora, no la tenista) la temporada pasada, entre las que se encontraban personalidades como Anna Wintour.

Orgullosa de todas y cada una de sus curvas, Denise no participa directamente en campañas como #DropThePlus, si no que lucha de una forma distinta: apuesta por campañas como Beach Body, Not Sorry de Swimsuits For All, que tienen como objetivo celebrar la belleza en todas sus formas posibles. Sirviendo de inspiración para mujeres de todos partes, Denise es la prueba viviente de que todas las mujeres son bellas y, por ello, sirve de inspiración para todas.

¿Por qué querías ser modelo?
En realidad, crecí pensando que ser modelo nunca sería una opción para mí. Me mudé a Hollywood cuando tenía 18 años para tratar de iniciar una carrera como actriz, pero me dijeron que tenía que adelgazar si quería optar por un papel protagonista.

Me decepcionó mucho que me dijeran que tenía que cambiar mi cuerpo para poder vivir mi sueño, pero entonces conocí a una fotógrafa que también era modelo de 'tallas grandes' y me preguntó que si se me había pasado por la cabeza probarlo. La verdad es que nunca me lo planteé puesto que solo mido 1,76 metros y tengo una talla 42, pero cuando vi la oportunidad de hacer algo que siempre había pensado que era imposible y sin modificar mi aspecto, lo hice sin dudar.

Imagen vía @denisebidot

Al principio, ¿tuviste dificultades para encontrar tu lugar en la industria de la moda?
Cuando empecé, no había sitio para mí. El mercado de los modelos de tallas grandes era muy radical: tenías que ser la clásica modelo rubia o la típica modelo étnica y sensual, pero ahí estaba yo; mitad puertorriqueña, mitad kuwaití y negándome a que me rechazaran. Ahora vemos cómo evoluciona el panorama de la moda y me encanta ver chicas de todo tipo en las revistas.

¿Qué opinas del concepto "talla grande"?
Ese término siempre trae mucha controversia, pero, personalmente, no me molesta lo más mínimo. Me aceptaron en una industria que no sabía ni que existía y gracias a ser una "modelo de tallas grandes", me encontré a mí misma. Llámame como quieras; yo soy modelo y estoy orgullosa de tener curvas.

¿Cambiarías algún aspecto de cuerpo para cumplir con los estándares de belleza?
Nunca he estado y nunca estaré tan delgada como requieren dichos estándares, así está descartado.

¿Qué historia se esconde tras la campaña Beach Body, Not Sorry?
En realidad se trata de dejar que las mujeres sean libres y dejen de 'pedir perdón' por tener el cuerpo que tienen. En verano, hay muchos anuncios que te animan a "ponerte en forma para caber en el bikini" y conseguir el cuerpo perfecto, pero ¿sabes qué? Eso no existe. Para entrar en un bikini, solo tienes que comprarte uno de tu talla.

Imagen vía @denisebidot

¿Cómo fue formar parte de una campaña así?
Para mí, fue algo extraordinario. Cuando me llamaron de Swimsuits For All y me dijeron de las fotos de la campaña saldrían sin retoques, quise formar parte de ella de inmediato. He visto muchas fotos mías retocadas en Internet con hashtags como #WomenCrushWednesday [es decir, 'la tía buena del miércoles'] y quería demostrarle a todos que yo tampoco soy perfecta.

¿Por qué dirías que es importante darle visibilidad a mujeres con curvas y celulitis?
Es muy importante seguir haciendo presión para que haya un cambio en los medios de comunicación porque afectan directamente a cómo las personas se sienten consigo mismas. La moda ha sido durante mucho tiempo epítome de la exclusividad, pero cuando las mujeres pueden identificarse y verse a sí mismas en las páginas de revistas, las marca para bien. Mostrar que puedes ser guapa sin importar tu tamaño o tu celulitis es un mensaje precioso que deberíamos compartir con el mundo.

Has dicho que no existe una forma errónea de ser mujer. ¿A qué te refieres?
Sí, eso es algo en lo que creo firmemente. No quiero que se vea como una lucha entre las tallas grandes y las estándar; en realidad lo que quiero es que todas las mujeres se sientan hermosas. No te imaginarías cuántas veces he conocido a mujeres mucho más delgadas que yo y me dicen que les encantaría tener mi culo o mis tetas.

Fue entonces cuando me di cuenta de que éste es un problema que tienen todas las mujeres. Lo importante es encontrar la felicidad contigo misma y con tu cuerpo sin importar qué talla uses. De ahí salió lo de "no hay una forma errónea de ser mujer". Es una forma de decir que todos somos diferentes y especiales y de que lo importante es ser uno mismo.

Imagen vía @denisebidot

¿Cómo crees que Internet ha cambiado la forma en la que nos vemos?
Yo entré en la industria justo cuando las redes sociales estaban en pleno auge. He experimentado su poder y estoy muy feliz de poder conocer la opinión de otras mujeres. Ahora, los diseñadores y las marcas buscan entre los comentarios de la gente para sacar sus productos. Estamos viviendo una revolución y las mujeres cada vez ganan más batallas. Somos una generación que habla de temas que antes eran tabú y hemos aprendido a aceptar y a comprender la diversidad de una forma notable.

¿Qué significa la belleza para ti?
Ser feliz. Muchas veces creemos que perder peso o aumentarnos el pecho nos hará más felices, pero creo que es una tontería. Quiérete a ti mismo y deja de pedir perdon por todo.

¿Qué consejo les darías a las chicas jóvenes que quieren seguir tus pasos?
El mejor consejo que les puedo dar es que sean fieles a ellas mismas y que nunca cambien para tratar de encajar. Es fácil competir con los demás y perderte en el camino, pero mientras sigas tu destino, trabajes duro y hagas las cosas desde el corazón, todo saldrá bien.

Recomendados


Texto Tish Weinstock
Fotografía Heather Hazzan

Tagged:
Feminismo
Μόδα
modelos
denise bidot
the lgbtq-id issue