@shesvague captura la rebeldía y espontaneidad de la moda de los 2000

La misteriosa reina de la cultura popular de Instagram quiere que celebremos a las celebrities por vivir su vida a tope.

por Kelsey Lawrence
|
19 Marzo 2018, 11:43am

En Melbourne, Australia, la joven de 23 años que se esconde tras @shesvague bien podría estar chateando con Kim Kardashian mientras lees esto. Así es la magia de ser una persona en 2018 que puede condensar el poder de los antiguos perfiles de MySpace, los archivos de los foros online y los más extraños recovecos de Pinterest para crear un moodboard con 200.000 seguidores en Instagram. Ni siquiera Kim K pudo resistirse a hacer doble clic en un post en el que aparecía Paris Hilton llevando unos shorts de cintura ultra baja de color rosa y una gorra de camionero en la que podía leerse "Material Junky" (Yonqui del materialismo).

Si de algún modo eres conocedor de internet y fan de la cultura popular, probablemente habrás visto aparecer cada vez más imágenes de finales de los 90 y principios de los 2000 en tu feed de Instagram: Britney Spears llevando unos shorts vaqueros con un cigarrillo en los labios, una deslumbrante Pam Anderson con un tatuaje de alambre de espino y sus mechones rubio platino cortados a capas cayendo en torno a su rostro, Mariah Carey con una minifalda vaquera blanca y una cadena para la cintura o citas extraídas de The Simple Life que suponen excelentes eslóganes por sí mismas. Estas son las imágenes que estudiamos hoy, en busca de pistas que nos aclaren cómo era la vida en un pasado no tan distante, un pasado que muchos de nosotros vivimos, pero que ahora parece muy, muy lejano.

@shesvague fue el nombre que Erin dio a su Instagram cuando se abrió una cuenta en 2014, simplemente porque "vague" (impreciso) sonaba parecido a "vogue". Erin, a pesar de trabajar durante el día en una oficina en Australia ―"soy una zorra de oficina", nos dice por email― se siente fascinada por "el glamour, lo trash, el sexo, el dinero y la moda". Sobre todo le gusta permanecer en el anonimato en su página de Instagram, pero es posible que cada vez le resulte más difícil con colaboraciones como la que hizo recientemente @shesvague con House of Holland. Si va a revelar su identidad, será de un modo cien por cien glamuroso... Una gran revelación, reflexiona, "en una mansión, llevando un abrigo de pieles y tacones de stripper”.

Me encantaría conocer la historia tras @shesvague. ¿De dónde surgió la idea y cuándo empezaste a llevarla a cabo?
Estaba inmersa en una horrible relación y no tenía ni idea de qué iba a hacer con mi vida, adónde me dirigía o quién era en realidad. Acabé el instituto y no sabía qué quería hacer. Pasaba mucho tiempo en internet y me di cuenta de que realmente me encantaba la moda. Al principio quería tener un blog sobre moda, pero después pensé, "Espera, odio esto. No sé escribir. Es aburridísimo y todo el mundo hace lo mismo".

Así que simplemente empecé a publicar cosas que realmente me gustaban, como películas, cultura popular, Paris Hilton... Y me di cuenta de que aquello me encantaba. Ojalá tuviera una historia increíble, pero literalmente se resume en que publicaba cosas que me gustan y, bueno, la cosa al final despegó. A la gente le gustaban las cosas que publicaba y recibí mucha atención. Pero tanto si tuviera 200.000 seguidores como uno solo, seguiría publicando las cosas que me gustan.

¡Pues a mí me parece una historia fantástica! Pueden surgir muchas cosas buenas de una ruptura. ¿Cuánto tiempo pasó desde que empezaste con @shesvague hasta que despegó de verdad?
Puede que fuera... ¿2016? Abrí la cuenta en 2014, así que quizá pasaron un par de años. Gabriel Held empezó a seguirme y creo que ese fue el momento justo en que la página despegó. Me parece un hombre increíble. Empezó a seguirme y a compartir algunos de mis posts y así fue como me encontró mucha gente. No tenía planeado que esto se hiciera tan grande. Es extraño, las celebridades me siguen y para mí es lo más raro del mundo.

¡Me he dado cuenta de que a Kim Kardashian le gustan tus posts!
Me sigue y charlamos por privado, ¡es de lo más extraño! Es como si nos conociéramos. Hice una colaboración para otra marca y le envié algunas prendas. Le encantaron y me dijo, "¡Muchísimas gracias!". Y a veces, cuando ella publica alguna cosa, yo le comento algo como, "Dios mío, estoy obsesionada" y ella responde, "Dios mío, lo sé". [Risas].

¿Gestionar @shesvague es en cierto sentido algo separado de tu vida cotidiana? ¿O ahora te quita una parte considerable de tu tiempo?
@shesvague es algo así como mi alter ego. Tengo mi trabajo de día en una oficina, haciendo mierdas aburridas, y luego @shesvague es como una segunda vida. No me quita mucho tiempo, porque me encanta hacerlo y he conocido a un montón de gente guay a través de esta cuenta. Me gusta hablar con la gente y contestar los mensajes y comentarios, y siempre estoy buscando nuevos contenidos. No quiero publicar dos veces lo mismo.

¿Qué tienen esa época, ese estilo y mujeres como Britney, Paris o Anna Nicole Smith que te resulta tan atractivo?
Ceo que fue una época en la que las mujeres vivían sus vidas y su estilo sin miedo. Eran fieles a su auténtico yo. Cualquier cosa que se querían poner, simplemente se la ponían. No había Instagram, no se vestían para subir sus looks a las redes sociales. Creo que todo era muy salvaje y auténtico, y también me gusta el hecho de que, durante aquella época, muchas celebridades se drogaban para salir de fiesta. Ahora son muy diferentes de cómo eran entonces.

De algún modo adoro su pasado. Adoro celebrar su pasado porque muchas de ellas han sido menospreciadas o criticadas por quiénes eran y de algún modo desean olvidarse de eso, pero yo quiero celebrarlo.

Es cierto, puede que ahora estén limpias y se hayan librado de esa identidad de alguna manera.
Siempre que la gente habla de principios de los 2000, o de los 90, habla sobre los peores estilismos de los 90, o los 10 peores conjuntos llevados por Paris Hilton... Y para mí son los mejores conjuntos que ha llevado jamás. No son los peores, ¡son increíbles! Tengo la sensación de que esa época no estaba siendo suficientemente apreciada. Todo era loco y ridículo y ahora ya no se ve gente así. Me parece que está regresando, pero no en la medida en que se produjo inicialmente.

En tu sitio web dices que las imágenes que compartes "celebran la sexualidad, la libertad y la individualidad sin someterlas a cosificación y deshumanización". ¿De qué modo crees que las imágenes que publicas inspiran a las mujeres jóvenes de hoy en día?
Pienso que las mujeres mostraban su cuerpo mucho más y estaban muy orgullosas de él sin importar el aspecto que tuviera. Por aquel entonces, no importaba cuál fuera la forma de tu cuerpo, simplemente lo mostrabas. Estoy totalmente a favor de que las mujeres se sientan seguras, independientemente de su aspecto o su procedencia. No quiero que se critique o ridiculice a nadie. Si una mujer quiere mostrar las tetas, mostrar los pezones, o llevar un vestido corto, un vestido largo o lo que sea, da lo mismo. ¡Simplemente hazlo! Algunas de mis amigas me dicen cosas como, "No puedo ponerme esto porque la gente me mirará. Llevo las tetas fuera, la gente me dirá cosas". Y yo les digo no, póntelo, estás preciosa.

¿Ves algún potencial en las celebridades actuales para ser tan adoradas como las de esa época?
Me encanta Kim Kardashian, obviamente. Y también Cardi B y Nicki Minaj.

Cardi, por supuesto, la veo perfectamente. ¿@shesvague ha influido en tu sentido cotidiano del estilo en la vida real?
¡Sin duda! He empezado a comprar un montón de prendas vintage de diseñador que en cierto modo son feas pero en realidad son preciosas. Me compré una riñonera Dior de color rosa, monísima. Y también compré una mochila de Louis Vuitton, cosas que jamás pensé que me compraría, pero que me encantan. En la vida real visto de forma muy sencilla. Cuando conozco personas que siguen @shesvague y descubren que soy yo quien la gestiona, parecen sorprenderse, porque no soy como habían imaginado.

¿Tus compañeros de trabajo saben que tienes este proyecto secundario?
Se enteraron hace poco y no se lo podían creer. Fue como, "¡¿Qué?!". En el trabajo soy muy profesional, solo estoy ahí para trabajar. Y entonces ven lo que publico en internet y lo flipan. Me hace sentir un poco rara. No sé si siguen @shesvague o no. Es muy extraño. Mis padres no acaban de entender lo que hago. En realidad no me gusta mucho hablar de ello. No me gusta presentarme a mí misma como @shesvague. No quiero que sea de ese modo. Para mí es solo diversión y me ayuda a aliviar el estrés. No quiero que se convierta en algo que me provoque estrés o que desee evitar.

Tagged:
Instagram
2000s
Noticias
Moda
@shesvague