Imagen vía Netflix

ocho historias que ver después de terminar 'la casa de las flores'

Estas opciones te ayudarán a llenar el vacío después de terminar la serie de Netflix sobre la disfuncional familia mexicana.

|
ago. 15 2018, 5:21pm

Imagen vía Netflix

Este artículo ha sido publicado originalmente por i-D México.

¿Así que tú también viste toda la temporada de La casa de las flores en un solo fin de semana? Ay no, qué bár-ba-ro, oye. Te enganchaste con la historia de esta familia de clase alta –casi tanto como Paulina con el Tafil– y 13 episodios simplemente se fueron como agua. Te entendemos, porque a pesar de ser una telenovela en forma, esta nos llega con un humor muy bien logrado, retrata personajes LGBTTTIQ con más sensibilidad a cómo estamos acostumbrados a ver en la televisión mexicana, y nos permitió ver el regreso de la icónica Verónica Castro como una matriarca adicta a la marihuana. Pero ahora que ya no hay más allá del treceavo capítulo la pregunta es: ¿Qué otras historias mexicanas son igualmente adictivas? Para llenar este vacío te preparamos una selección que facilitará la espera por el regreso de la familia De La Mora.

La vida inmoral de la pareja ideal, 2016
Puedes comenzar a llenar el vacío con los largometrajes de Manolo Caro, director de La Casa de las Flores. En La vida inmoral de la pareja ideal podrás ver una vez más a Cecilia Suárez, ahora en el papel protagónico, como la mitad de unos ex novios que se reencuentran espontáneamente y que por medio de flashbacks cuentan cómo se conocieron 25 años atrás. El antes y el ahora son muy diferentes, mientras el presente es una comedia de mentiras y secretos, el pasado es melancólico y romántico, recordándote cómo es enamorarte en la preparatoria mientras sucede el despertar sexual y la rebeldía. La fotografía es placentera y el soundtrack es una joya del pop hispano.

Cuatro lunas, 2014
Si la relación de Julián y Diego te dejó sediento por más historias de romance gay, este filme de Sergio Tovar Velarde es para ti. El largometraje de 2014 cuenta cuatro historias paralelas sobre cómo es ser homosexual en distintos contextos: un niño que recién comienza a sentir atracción por personas de su mismo género, dos amigos de toda la vida que se reencuentran siendo adultos y se enamoran, una pareja gay de clase alta que parece tenerlo todo menos la fidelidad, y un señor casado de la tercera edad que ha vivido toda su vida dentro del clóset y recurre a un sexoservidor para explorar su sexualidad reprimida.

Bellas de noche, 2016
Uno de los elementos clave de la serie es el cabaret del cual la familia De La Mora hizo su fortuna. En la serie lo muestran como un lugar poco concurrido que tuvo una mejor época –alogo muy probable pues la escena del cabaret en México tuvo su auge en los setenta y ochenta gozando de extrema popularidad. El documental Bellas de noche de María José Cuevas te puede dar una mejor idea de la grandeza de este entretenimiento nocturno, mostrando un poco sobre la gloria de las vedettes, el declive de su popularidad, y dónde se encuentran hoy en día las principales artistas de la época.

Gloria, 2014
La casa de las flores tiene un soundtrack fantástico, lleno de canciones que pertenecen a la cultura popular mexicana como los éxitos de Gloria Trevi —incluso una de las imitadoras travesti del cabaret la personifica. Este filme relata la vida de la controversial cantante interpretada por Sofía Espinosa: su ascenso a la fama, su relación con Sergio Andrade, y los escándalos que la llevaron a la cárcel y a su inevitable declive. La actuación de la actriz y escritora mexicana de 28 años y su rendición de Doctor Psiquiatra son suficientes para hacer de ésta una disfrutable película.

Soy tu fan, 2010
Si lo que necesitas es una historia romántica en la que te enamores de los personajes como lo hiciste con los De La Mora, Soy tu fan puede ser tu nuevo maratón de Netflix. La trama es cursi y perfectamente situada en las colonias más propicias a salir en Instagram de la Ciudad de México. Esta producción independiente con Ana Claudia Talancón en el protagónico, es una adaptación de la serie argentina del mismo nombre, y su éxito se debe a que retrata de una manera honesta y relacionable los lazos de amistad, las rupturas amorosas, y el nacimiento de un nuevo interés romántico.

Carmín tropical, 2014
Son pocas las producciones audiovisuales mexicanas que representan apropiadamente a la comunidad transgénero, transexual y travesti (por lo cual se agradece la inclusión del personaje de María José en La casa de las flores). Un largometraje que retrata esta parte del espectro LGBTQ+ es Carmín tropical: el filme ganador del Festival de Morelia cuenta la historia de Mabel, una muxe —término zapoteco usado desde la época precolombina para referirse a una persona nacida con genitales masculinos pero que asume roles femeninos— que debido a la falta de interés de la policía local, regresa a su natal Juchitán, Oaxaca para averiguar quién asesinó a su mejor amiga.

Aquí entre nos, 2011
Esta comedia muestra una historia de problemas cotidianos con los que muchas familias mexicanas se pueden identificar. Rodolfo Guerra es el patriarca que está harto de que su esposa e hijas lo traten sólo como proveedor, así que decide romper la rutina y renunciar a su trabajo, sólo para darse cuenta que es un extraño hasta en su propia casa.

No sé si cortarme las venas o dejármelas largas, 2013
Manolo Caro es conocido por también dirigir obras de teatro, y ésta es una adaptación cinematográfica de su puesta en escena donde podemos ver el mismo toque absurdo que impregnó en La casa de las flores. La trama gira alrededor de los vecinos de un edificio en la Ciudad de México, quienes viven con sueños frustrados. Todo cambia cuando un nuevo inquilino se muda y trata de conocer a las personas que viven en el mismo complejo —los cuales ni se conocen entre ellos mismos. El nuevo vecino altera la dinámica y los habitantes del edificio comienzan a perderse en discusiones, mentiras e infidelidades.