Nunca una cuenta de Instagram había reflejado tan bien nuestro vacío existencial

@bajonasso recopila viñetas de grandes cómics y novelas gráficas sobre la soledad, la melancolía y el sentido de la vida.

por Raquel Zas
|
23 Julio 2020, 12:51pm

Decía Art Spiegelman que un cómic funciona de la misma forma que el cerebro. “Pensamos en imágenes y palabras simples. Palabras que cuando las dices en voz alta se vuelven más grandes y más altas. En nuestras cabezas, todos somos dibujantes”. Y es que las imágenes van a un lugar más profundo de nuestra mente, y también son capaces de expresar cosas que se nos escapan con las palabras. Por eso los cómics y las novelas gráficas son un género tan especial. Y por eso tiene tanto éxito la popular cuenta de Instagram @bajonasso, que recopila increíbles viñetas sobre el sentido de la vida y los sentimientos más existencialistas del ser humano. Si ojeas su feed, encontrarás viñetas simples pero muy profundas con las que, en muchas ocasiones, te sentirás identificado. Es la magia del cómic. Hablamos con el hombre que se esconde detrás de @bajonasso, Toni Anguiano (mánager de Guadalupe Plata), un amante incansable del género y un futuro historietista. 

¿De dónde surgió la idea de crear esta cuenta?
Justo la noche en que cumplía 35 años me vino un poco abajo sin saber muy bien por qué. Desde la cama, busqué una viñeta de Yoshiharu Tsuge que expresara cómo me sentía en este momento. Al levantarme al día siguiente tenía la idea de la página en la cabeza, con el nombre y todo. Unos días antes el ilustrador Jess García me había regalado una lámina que se llamaba Bajona, por lo que el nombre me venía rondando ya. A Andrea, con quien tenía una relación entonces, la idea le encantó, y mientras comíamos en casa de mis padres creó el perfil con el avatar de Daniel Clowes que ha mantenido hasta ahora. Es uno de sus autores favoritos y a veces se comunicaba usando viñetas suyas. Nos pareció una idea bonita para expresarnos y compartir cómics con la gente.

¿Cómo es el proceso de búsqueda del material para la cuenta?
La mayor parte de las viñetas salen de los cómics que tengo en casa, pero como tampoco son tantos como la gente pueda pensar, a veces tengo que ir a la Biblioteca de Andalucía para buscar referencias. Algo que tengo pendiente es acudir a La Tebeoteca, una biblioteca de cómics autogestionada y colaborativa que lleva varios años funcionando en Granada. También tomo mucha nota de las recomendaciones que me hace la gente a través de la página. Cuando estoy en carretera con el grupo y no tengo material archivado que compartir ni cómics a mano, a veces he llegado a consultar los avances que cuelgan las editorials en sus páginas web. También consulto el Tumblr Reencuadres, un amigo de mi hermana Pepa que para mí es una fuente inagotable de cómic europeo y nacional.

 Exploro tu feed y no puedo más que pensar que la persona que la creó es un auténtico experto en cómics. ¿Te has leído todos y cada uno de los cómics que muestras?
Prácticamente todos, menos quizás alguno que me haya podido enviar alguien. De todas formas, no soy ningún experto. El viernes es el día del manga porque así de alguna forma me obligo a investigar y a dejarme recomendar, ya que apenas tengo ni idea y me interesa mucho ir descubriendo cosas. Hace poco puse una viñeta que me llamó la atención de un manga nada más comprarlo en Subterránea, sin haberlo leído siquiera. La gente empezó a criticarlo por todas las cosas chungas que hacía el personaje y yo ni siquiera podía participar en el debate porque no tenía ni idea de qué iba, sólo sabía que me gustaban mucho otras cosas que había leído del autor y que me lo habían recomendado personas que leen, escriben y editan y en cuyo criterio confío ciegamente. En fin, creo que es importante que me lo lea antes de publicarlo.

¿Qué tiene que tener una viñeta para que salga en @bajonasso?
Que incluya una reacción humana a los contratiempos de la vida (soledad, ansiedad, nostalgia, incomprensión, tristeza…) y que, en la medida de lo posible, pertenezca a una obra publicada y disponible para que la gente pueda pedirla en su librería y apoyar así tanto su trabajo como el de artistas y editoriales. Todo esto pasando por el filtro de lo que me puedo permitir conseguir y leer. Como me dedico a la música en directo, fundamentalmente en salas, ahora tengo cada vez más tiempo y menos dinero, así que ahora más que nunca le estoy muy agradecido a las editoriales que tienen la generosidad de enviarme material.

Sin duda, tu cuenta está teniendo mucho éxito, ¿por qué crees que a la gente le gusta tanto?
Creo que reconforta mucho saber que no eres la única persona vulnerable sobre la tierra y que compartes miedos e inseguridades con mucha gente, además de una afición por los cómics.

En la bio describes a @bajonasso como una “aproximación a la iconografía del bajonazo a través del cómic”. ¿Por qué crees que los comics han sabido capturar tan bien este existencialismo, mucho mejor que la narrativa o incluso el cine?
Puede estar relacionado con el hecho de que la profesión de dibujante sea tan solitaria, además de la fuerza que ya de por sí tiene el propio medio combinando ilustraciones con texto escrito. Sammy Harkam dice esto en el prólogo del último tomo recopilatorio de Julie Doucet: “los cómics son, en el mejor de los casos, un asiento de primera fila en el cerebro de un artista, una vía de entrada a su sensibilidad. Y lo son de un modo con el que ningún otro medio puede rivalizar. Una imagen que viaja limpiamente, intacta, desde el cerebro y a través de la mano del artista hasta los ojos y la piel del lector. (…)Un medio vibrante y vivo, tal vez el único en el que una sola persona puede forjar, por sí misma, todo un universo”.

Creo que el éxito en tu cuenta se debe en parte a que la gente se ve reflejada en las situaciones de esas viñetas pero, al tratarse de un cómic, le quitan ese aire de realidad y crudeza y pueden ver esas situaciones tristes desde una distancia prudente e incluso con cierto humor. ¿Qué opinas?
Estoy de acuerdo, creo que en su mayoría tienen un efecto balsámico. Leí por ahí un consejo que se le daba a deportistas jóvenes durante la cuarentena: cuando tuvieran ansiedad, se tenían que imaginar vistos a través de una gaviota o algo así que sobrevolase a mucha altura, imagino que para generar una distancia y ver pequeño algo que parece que lo abarca todo. Supongo que con las viñetas pasa lo mismo. Ves tu problema ahí, pero a veces con una sonrisa. Dices: “joder, es que soy yo”. Pero de repente es un yo con el que te resulta algo más agradable convivir.

Si tuvieras que elegir una viñeta de entre todas las que hay en la cuenta, ¿cuál sería y por qué?
Últimamente me identifiqué mucho con estas dos de Isolada de Keiler Roberts porque reflejan muy bien mi enfermiza tendencia a sentir nostalgia por casi todo, hasta por la puta cuarentena.

Esta otra aúna en una misma viñeta elementos tan aparentemente irreconciliables como pensamiento estoico, un gatito y un fregadero asqueroso. Es repulsiva, cuqui y desternillante a la vez. Representa muy bien la obra de su autor, Simon Hanselmann, una de las grandes divas del Bajonasso’s Hall of Fame.

¿Tu cómic favorito? ¿Y tu autor por excelencia?
Hoy te diría Afortunada, de Gabrielle Bell, y El caminante, de Jiro Taniguchi. Reflejan dos modos muy distintos pero igualmente despiertos de observar la vida que me gusta tener bien cerca últimamente. Solía leerlos en el parque antes de que pasara todo esto. Autor por excelencia quizás Charles Schulz, de Snoopy y Carlitos, al que me gusta reivindicar en la cuenta todos los domingos. También me siento bastante en mi salsa con el macarreo de Submundo de Kaz. 

¿Por dónde le recomendarías empezar a alguien que nunca se haya sumergido en el mundo del cómic?
Los últimos cómics que he regalado a gente que no leen muchos cómics han sido Los surcos del azar (a mi madre), Maus (a mi sobrino de 16), Esclavos del trabajo (a mi sobrina de 19) y La cantina de medianoche (a Bola, cocinero y socio del Loop Bar & Records).

En España ha surgido una nueva ola de ilustradores muy talentosos, ¿crees que en nuestro país se le da el crédito que merece al género o todavía está muy precarizado?
Creo que desde siempre ha sido una profesión muy sufrida en la que cuesta demasiado trabajo llegar a un punto en el que sólo puedas vivir de esto con una dedicación plena, sin la necesidad de compaginarlo con otros trabajos. Pasa lo mismo con la música, que es lo que he podido vivir más de cerca. Espero que llegue pronto el día en que se le den cargos de responsabilidad a gente del cómic porque mirarán por cada céntimo del dinero público como si les fuera la vida en ello.

¿Cuáles son tus planes para el futuro? ¿Quizás llegar tú a plasmar tu propia visión del bajonazo?
Ojalá pueda hacer pronto mis propios cómics. En cuanto a la cuenta, quizás debería generar otro tipo de contenidos como entrevistas y cosas así, podría ser interesante. Hacer algo más dinámico, pero no siempre tengo tiempo o ganas. Antes de que pasara toda la movida, intenté organizar eventos en donde la cuenta fuera cogiendo forma física, como una fiesta con Las Odio y unas firmas de Roberta Vázquez en Granada. Fue todo muy bien gracias a Apa Apa, Ovni Bazar Bizarro, Subterránea y Sala Planta Baja.

Tagged:
Instagram
comic
novela gráfica