alexander wang condujo un party bus de modelos por todo nueva york

Luego dio una fiesta en un almacén de Bushwick con Cardi B, inflables y montañas de donas con velas para celebrar su colección primavera/verano 2018.

|
sep. 11 2017, 2:12pm

Este artículo fue publicado originalmente por i-D US.

En algún momento de la tarde de ayer, Kaia Gerber, Kendall Jenner, Anna Ewers, y una banda de otros modelos abordaron un autobús juntas en Lower Manhattan. Una línea de admiradores de Alexander Wang habían estado haciendo cola afuera de la tienda de SoHo del diseñador desde las primeras horas del día para tener la oportunidad de verlas desembarcar. Los shows eran públicos, repletos e iluminados por luces que se arremolinaban en la parte trasera de camiones negros con la leyenda "#WANGFEST". El efecto fue de alta intensidad e infinitamente Instagrameable.

Alrededor de las 9:30 pm, otra multitud, aún más grande, se había formado en el 90 Scott Avenue en Bushwick para la parada final del autobús. Mientras los asistentes se alineaban en la oscuridad frente a un almacén en una calle sin salida, llegaron los VIP. Kim Kardashian era una silueta dorada iluminada por cámaras. Sofia Richie y Tinashe estaban en primera fila.

Era después de las 10pm cuando el autobús se detuvo, en una flotilla de esos camiones "#WANGFEST". Esto era un acontecimiento de pie (no había asientos, incluso para Kim), así que algunos partygoers se habían subido en los botes de basura y las bocas de incendio para intentar ver mejor. Todos estirábamos nuestros cuellos, con resultados mixtos. Finalmente, Kaia Gerber salió del autobús, haciendo su segunda aparición en la pista esta semana (también estuvo en Calvin Klein). Llevaba un vestido de algodón blanco torcido con una barra de plata metálica al costado. Primavera/verano 2018 fue una colección de ropa de fiesta en todos los sentidos: desde pequeños vestidos negros a atuendos que parecían haber sido armados en la mañana siguiente de la fiesta.

Kendall Jenner, Binx y Bella Hadid llevaban looks monocromáticos, con tocados que decían respectivamente: "WANGOVER", "AFTER AFTER PARTY" y "PARTY ANIMAL". Natalie Westling llevaba un traje negro con cremalleras que recorrían la longitud de ambas piernas. Hanne Gaby se veía como una uptown girl rebelde con una chaqueta de traje de tweed, un traje de encaje y unos jeans deshilachados. Y Anna Ewers cerró las cosas en un luminoso vestido de seda dorada, medias transparentes y un tocado que decía "No Fumar" con un pequeño cigarrillo de tul.

Entonces comenzó la verdadera fiesta. A través de un arco inflable y un par de puertas de acero corrugado (que momentáneamente cerrado, desencadenando una ola de terror a través de la multitud) había un castillo, una piscina llena de Budweiser y un iglú inflable. Pero el verdadero punto culminante: un line-up integrado por Vince Staples, Cardi B, A$AP Ferg, y, si te quedamos tarde, Ja Rule y Ashanti. ¿Quién más lanza fiestas donde puedes escuchar una versión en vivo de Always on Time mientras montículos de Dunkin' Donuts iluminan el lugar?