Fotografía Filip Custic. 

este fotógrafo crea desnudos surrealistas usando objetos cotidianos

Filip Custic espera que su 'propaganda visual' influya en el futuro de la estética humana.

|
ago. 1 2018, 7:16pm

Fotografía Filip Custic. 

Filip Custic, un artista multidisciplinario español-croata, crea "pinturas virtuales" futuristas donde el ser humano se encuentra con los objetos cotidianos. Inspirado en el universo y la ciencia, utiliza una combinación de dirección de arte, fotografía, instalaciones y edición para crear sus obras maestras digitales. Con solo 25 años, su trabajo ha atraído a colaboradores como Vogue, Opening Ceremony, y Sony.

Habla tanto español como croata, pero su método preferido de comunicación es a través de objetos. Por medio de un movimiento que creó llamado "objetismo", Custic usa objetos cotidianos para mostrar un nuevo vocabulario visual. "Este es mi paisaje mental", dice, describiendo su trabajo. "Esto es lo que sucede en mi mente".

Mientras él habla "objeto" sin problemas, su inglés es solo aceptable. Sin embargo, a través de un lenguaje de objeto y una llamada telefónica desde Madrid, hablamos con él sobre su lenguaje visual.

Cuando se le preguntó cuándo comenzó a crear arte, respondió con más preguntas, algo que hace a menudo. "¿Puede alguien estar consciente de comenzar a crear arte? ¿Qué es el arte?", nos dice. "Realmente no siento que lo estoy haciendo. Mi 'trabajo' aún no se ha creado, así que escucho el universo".

Sin embargo, puede precisar cuándo comenzó la fotografía de moda, a los 19 años. Al crecer en Tenerife y Croacia, Custic dice que siempre ha sido creativamente influenciado por su entorno. Después de terminar la escuela, se mudó a Madrid, donde actualmente reside, para estudiar publicidad y relaciones públicas, una decisión influenciada por sus padres. En su segundo año de estudios, sintió la necesidad de cambiar a algo más creativo, y nació su carrera de moda.

"La moda me ha ayudado a ser rápido y a construir un lenguaje personal", dice. "Me ayudó a entender cómo el cuerpo es un templo que puedes decorar con objetos que muestran quién eres".

Mientras que la industria de la moda influye en su trabajo, el universo y "el presente" son su principal fuente de inspiración, seguidos de cerca por la ciencia y la espiritualidad. Enumera a Einstein como uno de sus "maestros" artísticos, junto a Da Vinci, Raphael, Picasso, Dali y Pitágoras. "Todo lo que sucede en mi tiempo presente me inspira. Todo mi aprendizaje, sucesos, sueños y pensamientos se combinaron", dice Custic.

Sus proyectos requieren una gran cantidad de preproducción y planificación posterior a la producción, por lo que considera que Photoshop es su herramienta principal, en lugar de su cámara. Cuando me habla de su proceso, explica que a menudo comienza con el dibujo de sus ideas con detalles extremos y luego el abastecimiento de los objetos. Después de esto, toma fotos de todos los objetos (incluye a los humanos en esa categoría) y luego construye su "pintura virtual".

"Soy una persona muy sistemática, así que me gusta planificar todo perfectamente", explica. "El equipo se está haciendo más grande y mis ideas se vuelven más complejas, por lo que todo debe estar muy planificado".

Custic tiene una forma única de retratar el cuerpo humano, por lo que encontrar los modelos correctos y explicarles su concepto es muy importante. "Cuando vienen al estudio, quiero que sientan que van a tener una experiencia muy nueva y única", dice. También suele elegir personas que conoce y amigos que lo inspiran a ser sus sujetos.

Cuando adquiere sus objetos, Custic busca traer un significado nuevo y a menudo personal a algo ordinario. Esto es algo que él dice que siempre ha experimentado, pero que encontró una nueva inspiración al descubrir el trabajo de Marcel Duchamp y el movimiento DADA.

Un objeto que aparece continuamente en el trabajo de Custic son los marcos. Él dice que esto es porque lo usa para enfocar la atención en la cara, lo que él llama el ego. "Siempre me gusta mostrar egos en mi trabajo", dice. "Mi guía interna es mi ego, así que lo escucho".

Este año ha estado lleno de numerosas colaboraciones de moda, música y con galerías para Custic. Entre sus momentos más destacados se incluyen su campaña para Camper a principios del año y su reciente trabajo para el último álbum de la artista española Rosalía, El Mal Querer.

Después de disfrutar trabajando en el ámbito de la música, Custic dice que actualmente está centrando toda su atención en galerías, museos y música. Está enamorado del estilo de vida y la energía españoles y considera que su base actual, Madrid, es "el mejor lugar para vivir". Si bien solo puede dar algunos detalles sobre proyectos futuros, como el hecho de que más de su trabajo para Rosalía saldrá en septiembre, es obvio que está entusiasmado. "Aquí es exactamente donde quiero estar. Me siento feliz", dice.

Aunque está claro que Custic estaría inspirado donde quiera que esté. Se acerca a sus "pinturas virtuales" con la curiosidad y la precisión innatas que se podrían esperar de un científico loco. Con su caja de herramientas de artículos cotidianos, apunta constantemente a comunicar nuevas preguntas y "exponer el ojo a situaciones que nunca antes había enfrentado". Cuando se le preguntó cuáles son estas preguntas, él da una lista amplia que incluye empoderamiento, espiritualidad, 4D, texturas, eclecticismo, meditación y tiempo.

Esta combinación de curiosidad científica e ingeniosas técnicas de Photoshop crea un mundo futurista de collages de objetos humanos que se ven lo suficientemente hermosos como para querer vivir dentro de ellos. Después de ver lo suficiente, no puedes evitar preguntarte si estos seres delicados son lo que Custic piensa que es como se verá la futura raza humana. Le mencioné esto a Custic y él se rió respondiendo "tal vez, si mi propaganda funciona".

Este artículo apareció originalmente en i-D US.