Fotografía No. 223

fotos surrealistas de extraños y enamorados en un hotel de parís

No. 223 se hizo cargo del Hôtel Grand Amour durante tres días, capturando modelos en posturas sutilmente eróticas.

|
19 Noviembre 2018, 8:54am

Fotografía No. 223

Lin Zhipeng, que se hace llamar No. 223 en homenaje al personaje policía interpretado por Takeshi Kaneshiro en la película de culto de Wong Kar-wai, Chungking Express, ha centrado su trabajo en el concepto de inmediatez. "Así es como hago fotos. Me gustan las instantáneas", dijo el día antes de la apertura de su última exposición. (Tiene una pequeña cámara de cine, un Nikon 35Ti, en su bolsillo en todo momento). Lin nació en la provincia de Guangdong aunque actualmente reside en Beijing, es fotógrafo y escritor y se hizo un nombre a través de su blog (North Latitude 23) y ha autopublicado libros y fanzines. Sus imágenes lo han impulsado al ojo internacional: además de su propio trabajo, ha producido sesiones de fotos para marcas como United Nude, Converse o Nike.

Para su última exposición, No.223@Grand Amour, que tiene sus puertas abiertas hasta el 22 de noviembre en París, le otorgaron rienda suelta para crear una serie de fotografías en un hotel durante tres días. Las increíbles modelos que respondieron a su llamada de casting abierto abandonaron todo control de impulsos y se hicieron cargo de varias habitaciones. El resultado es una mezcla de cuerpos sensualmente arqueados, sombras juguetonas, medias de rejilla, bañeras, balcones y amantes entrelazados en una coreografía de hedonismo erótico y una cultura juvenil escandalosa. (El libro 3030: New Photography in China fue descrito como un conjunto de "fiestas nocturnas y moda indolente").

No. 223 Hotel

La noche de la inauguración de la exposición, tres modelos recorrieron los pasillos estrechos y oscuros de una galería de paredes desnudas, o casi: ellas contemplaban las imágenes de sí mismas colgadas, donde aparecían comiendo granadas, pululando entre las personas que fingían no estar enojadas por el libertinaje de las imágenes.Hablamos con No. 223 sobre por qué la fotografía es más divertida que el manga, por qué compartir cotilleos en el dormitorio es una forma de crear vínculo y cómo Instagram casi rivaliza con el gobierno chino.

¿Cómo hiciste el casting?
Buscamos a modelos en las redes sociales. Dije: 'Vendré a París para filmar un proyecto especial en el Hotel Grand Amour, si estás interesado, envíame un correo electrónico. Pero todos los modelos tienen que ser asiáticos.

Ese era el único requisito.
Sí: Todos asiáticos. ¡Y mayores de 18 años!

No. 223

¿Cómo fue fotografiar a extraños completamente desnudos?
Lo había hecho antes, para mi proyecto sobre parejas de gays y lesbianas en China. Había publicado en mis redes sociales pidiendo a las parejas o amantes interesados en participar que me enviaran un mensaje, y fui a diferentes ciudades para reunirme con ellos.

¿En qué idioma hablaste en esta sesión?
Inglés, aunque algunos de ellos son chinos y hablamos en chino. Eso es mejor para mí, porque no puedo contar cotilleos en inglés, ¡no sé cómo expresarlo!

Ja, ¿qué tipo de cotilleo?
A la pareja de chicas le pregunté: '¿Cómo tienen relaciones sexuales?' Pero también comparto mis propias historias. Porque soy gay, ¡y tengo novio! [Risas] Les ayuda a sentirse cómodos.

No. 223

Leí que estudiaste inglés financiero. ¿Cómo hiciste la transición a la fotografía?
Mi padre trabajaba en un banco; él quería que yo estudiara finanzas. Pero en realidad no me interesaban las finanzas, así que después de graduarme elegí un trabajo en una revista. Trabajé como editor y escritor durante siete años para revistas sobre moda, estilo de vida, arte y creatividad. También me gusta comprar muchas revistas independientes extranjeras. ¡Tengo muchas revistas de i-D en mi casa! Hago revistas con mi pareja y publico revistas y libros. Es mi hobby, me encanta el material impreso. ¡No me gustan las finanzas! Nunca estudié arte; lo aprendí por mí mismo. Cuando era niño, dibujaba y coleccionaba manga. Pero la fotografía es más rápida, y eso es más satisfactorio.

No. 223

Usas muchos accesorios, especialmente frutas y flores.
Quiero divertirme con mi trabajo. No quiero poner ninguna presión [sobre mis modelos]. Si te encuentro y quiero sacarte una foto, no sé lo que quiero antes de que nos conozcamos... Todo sucede en el acto. Suelo preparar algunos accesorios antes; eso es todo. ¡Me encantan las flores! Flash, combinado con flores... Es áspero y romántico, y crea un efecto muy fuerte en una imagen. Me encanta hacer fotos con comida, combinarla con el cuerpo. La comida es sexy. Y me encantan los patrones especiales: tela, papel pintado, el suelo.

¡También usaste pájaros reales para esta serie!
¡Palomas! En realidad quería 10, pero son muy caras en París. Así que sólo conseguí dos. Quería pájaros volando en la habitación. ¡Es romántico, creo! El tipo que me ayudó a conseguir accesorios dijo que podíamos sacar pájaros de la calle [risas].

Tu nombre, 223, hace referencia al policía de Chongking Express de Wong Kar-Wai. ¿De qué otra manera son las películas una influencia en tus imágenes?
Creo que en mis fotos expreso una sensación de película. Me gusta contar historias. No me gusta solo ofrecer una imagen que te sorprenda, sino que prefiero combinarla con una historia. Me he puesto 223 como mi nombre de usuario en Internet durante 18 años. Ya ni siquiera tiene una relación con la película. Utilicé esto cuando estaba escribiendo en mi blog y en los foros de Internet, y publiqué mis fotos con este nombre. Entonces, ahora, todos en China me llaman 223. Nadie me llama por mi nombre real. Cualquiera que me llame Zhipeng, yo digo, '¡No me llames Zhipeng! ¡Solo mi mamá me llama Zhipeng!

No. 223

A través de Instagram parece que viajas mucho. ¿Cómo encuentras nuevas posibilidades allá donde vas?
Es fácil hacer fotos del estilo de vida urbano y los amigos, pero es un desafío viajar a un lugar salvaje. Paso tal vez tres o cuatro meses al año viajando. Me gusta ir a países no populares. Fui a Vanuatu, un pequeño país en el Pacífico Sur, cerca de Fiji. Es muy pequeño. Nunca había oído hablar de él antes de ir allí! Es realmente salvaje. Quería ver el volcán activo. Puedes subir; es alrededor de media hora hasta la cima, es asombroso. En realidad no me gusta Europa, ¡siempre es lo mismo! Aunque me encanta Berlín, es muy subterráneo. Me gusta Madagascar, puedes ver muchos monos, y también camaleones. ¡Son como pequeños dragones! Hay muchos en la calle. Si llegan a mis zapatos verdes, se vuelven verdes.

¿Qué hay de vivir en Beijing? ¿Cómo es la escena creativa local?
Fui a muchas fiestas antes en Beijing, pero ahora Beijing es realmente aburrida. Es demasiado política. Si quieres tener una fiesta, tienes que postular al gobierno.

No. 223

Has sido censurado por las autoridades chinas antes. ¿Alguna vez te has sentido creativamente restringido?
No me preocupo, tengo bastante libertad para que las galerías muestren mis obras. Pero depende: diferentes galerías, diferentes ciudades. Hace cuatro meses, mostré unas 27 fotos en una galería en Beijing con desnudos. Estaba bien, no hay problema. Posteriormente la misma exposición se trasladó a otra ciudad más pequeña. Tres fotos que tenían desnudos fueron censuradas por el gobierno. No conozco los detalles, pero el comisario me lo dijo.

Publico mis fotografías en Instagram. Instagram también censura las fotos de desnudos, así que tengo que hacer cuadrados negros. Es gracioso. Esta foto fue censurada tres veces. Una chica está chupando la polla de un chico. Antes de publicar, hice un mosaico pixelado en la polla para que no se pudieran ver los detalles. Finalmente hice un gran cuadrado negro en él [porque seguían censurándolo]. Es gracioso. En mi entrevista en Unseen Magazine [Número 5] de Ámsterdam, tengo una foto de cuatro chicas desnudas; solo una muestra su pezón. Es solo una foto de una revista, fue censurada online. Está bien, no hay problema. Vivo en las redes sociales; tengo que seguir sus reglas. Recuerdo que en una tienda de revistas en China, ¡los cuadros desnudos en revistas independientes extranjeras estaban pintados con un bolígrafo!

No. 223

¿Como censurado manualmente?
Es gracioso, ¿no? Eso fue hace años. Fue incomprensible.

Tu nuevo libro de fotos, Sour Strawberries, en realidad aborda directamente la censura, pero de una manera descarada.
Sí, el concepto es sobre ser censurado. Tienes que quitar una capa de mosaico pixelado para ver las imágenes reales. Para ver una imagen al completo tienes que cortar una capa.

No. 223
No. 223
No. 223
No. 223
No. 223
No. 223
No 223

Este artículo apareció originalmente en i-D US.