wes anderson dice que su nueva animación está inspirada en studio ghibli

Descubre cómo el trabajo de Hayao Miyazaki influyó 'Isle of Dogs'.

|
feb. 20 2018, 4:25pm



Wes Anderson y Hayao Miyazaki comparten una sensibilidad artística. Un estadounidense, el otro japonés, los dos hombres destacan la belleza y la rareza pasados por alto de nuestro mundo. Lo logran a través de métodos similares: paletas de colores evidentes, mundos meticulosamente curados y personajes entrañablemente extravagantes. Los autores también tienen bases de fans increíblemente fervientes. Wes Anderson tiene una ubicación para explorar el mundo para él y los fanáticos de Miyazaki están pidiendo un parque temático del Studio Ghibli. Wes consolidó sus similitudes con Miyazaki la semana pasada, durante una discusión sobre su próxima película Isle of Dogs en el Festival de Cine de Berlín. El fanático de Prada citó el trabajo de Miyazaki Studio Ghibli como principal inspiración para su nueva animación llena de estrellas, informa Indiewire.

"Realmente me interesé mucho en la animación japonesa justo antes de hacer Fantastic Mr. Fox", dijo Wes, hablando sobre su primera película de animación stop-motion (lanzada en 2009). "No es como que fuera un gran fan de la animación. En esta [Isle of Dogs], hay dos directores que son nuestra inspiración: [Akira] Kurosawa y Miyazaki".

Wes reveló cuáles de los elementos del trabajo de Miyazaki lo guiaban. "[Miyazaki] se enfoca en los detalles y también en los silencios, creo", dijo Wes. "Con Miyazaki obtienes la naturaleza y obtienes momentos de paz, una especie de ritmo que no está en la tradición de la animación estadounidense. Eso nos inspiró mucho. Hubo momentos en que trabajé con [el compositor] Alexandre Desplat en la partitura y encontramos muchos lugares donde tuvimos que retroceder de lo que estábamos haciendo musicalmente porque la película quería estar en silencio. Eso vino de Miyazaki".

Hay muchos toques de Miyazaki que se encuentran en Isle of Dogs. Al igual que Spirited Away y My Neighbor Totoro, la película centrada en Japón gira alrededor de una banda de marginados. También hay un enfoque único en el medio ambiente, que trae a la mente los exuberantes paisajes y animales antropomorfos presentes en Studio Ghibli. Los caninos de la ciudad de Megasaki han sido desterrados a un basurero, la desolada ubicación que enfatiza la gran cantidad de desechos tóxicos que los humanos producen.

Sin embargo, aunque ayudan, no son los elementos cinematográficos de alta definición del canon de Miyazaki lo que hace que sus películas sean siempre entrañables. No, Wes tomó nota de la calidad mágica más importante de las películas de Miyazaki: la animación puede hacer que tu corazón sonría. Parece que Isle of Dogs hará lo mismo cuando llegue a los cines el próximo mes.

Este artículo apareció originalmente en i-D US.

This article originally appeared on i-D US.