Getty images

¿por qué miles de estudiantes están faltando a la escuela como protesta?

Estudiantes de todo el mundo están faltando a clase para reclamar soluciones que pongan fin al cambio climático. Saben que el tiempo se está acabando. i-D habla con 8 jóvenes activistas sobre por qué han tomado esta decisión.

por Clementine de Pressigny
|
13 Febrero 2019, 2:54pm

Getty images

Al enfrentarse a la elección entre asegurar la supervivencia de los seres vivos en la Tierra o no, pensarías que sería una decisión bastante obvia. Y, sin embargo, los gobiernos de todo el mundo actualmente están eligiendo no hacerlo. Aunque el cambio climático es complejo, hay un hecho simple e inquietante: tenemos que limitar el calentamiento global a 1,5 grados, y solo nos quedan 12 años para hacerlo. Incluso a 1,5 grados estamos en muchos problemas, pero con más de 1,5 estamos hablando de amenazas extremas para la civilización, para todo el mundo natural. La crisis ha llegado, y hay fecha límite.

Un viernes del agosto pasado, una niña sueca llamada Greta Thunberg de 15 años, decidió que no iría a la escuela. En cambio, fue y se paró frente al parlamento de su país en protesta por la falta de acción del gobierno conforme al cambio climático. Conocía la grave situación a la que nos enfrentamos y pensó que era absolutamente una locura que los líderes mundiales nos estuvieran dejando caer al abismo. Greta sabía que su futuro, así como el de todos los demás, estaba en riesgo, y que aprender hechos en la escuela se sentía inútil ante gobiernos que ignoran el hecho más urgente de todos. Y así, todos los viernes desde entonces, Greta continuó su huelga. Al hacerlo, ella ha logrado poner en marcha un movimiento global. Ahora, miles de estudiantes de todo el mundo siguen su ejemplo y dedican los “viernes para el futuro”.

i-D habló con ocho estudiantes que protestan, de Inglaterra y Escocia, Australia, Estados Unidos, Países Bajos y Uganda, sobre el porqué faltan a la escuela, qué debe suceder a continuación y porqué su generación no permitirá que el resto del mundo ignore la mayor amenaza para la humanidad jamás enfrentada.

Puedes seguir a estos activistas y muchos otros buscando en los hashtags #FridaysForFuture, #YouthStrike4Climate, # Youth4Climate y #WhateverItTakes.

youth climate strikes

Anna Taylor, 17 años, Londres, Reino Unido

Iniciaste un grupo de activistas ambientalistas, háblanos sobre eso…
Con otros cuatro estudiantes, comencé la Red de Estudiantes del Clima de Reino Unido (UK Students Climate Network) después de que nos inspiramos durante una marcha contra el cambio climático en diciembre pasado. UKSCN es una organización ambiental dirigida por estudiantes que inició con el propósito de crear conciencia sobre el cambio climático entre los jóvenes y movilizar a los estudiantes, alentarlos y hacerles más accesible el que participen en acciones directas coordinadas a nivel nacional. Configurar las huelgas juveniles del Reino Unido es simplemente nuestra primera acción, y la huelga del 15 de febrero será un evento de lanzamiento como tal.

¿Greta Thunberg fue la inspiración inicial para hacer una huelga escolar?
Sí, todo es por Greta. Se ha vuelto viral. Estoy en un chat grupal con un representante de cada país, soy la representante del Reino Unido y hay un estudiante por cada país involucrado: hay un italiano, un alemán, alguien de Bélgica, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Canadá ... Estamos coordinando nuestras huelgas en todo el mundo para tener más impacto.

¿Por qué estás haciendo huelga? ¿Qué cambios quieres ver?
Hemos creado cuatro demandas específicas de esta huelga. Una de ellas es que el gobierno del Reino Unido declare una emergencia climática en el Reino Unido y haga de la reforma ambiental una prioridad. Otra es sobre el sistema educativo: deben enseñarnos con honestidad y precisión sobre la gravedad de la crisis. La tercera exigencia es reducir la edad mínima para votar a 16 años, y la cuarta es prestar más atención al Parlamento de la Juventud: escúchenos.

Como una ecologista activa, ¿te ves a ti misma como una anomalía entre los jóvenes de tu edad?
Ciertamente me sentí como la rara en mi escuela. Pero haciendo la huelga, he conocido a muchas otras personas de mi edad que sienten igual de fuerte. Sin embargo, creo que somos una minoría, especialmente en comparación con otros países. Tengo muchos amigos en Alemania y parece que la gente está mucho más consciente y apasionada al respecto, y el Reino Unido parece estar muy atrasado en este momento, pero creo que por eso estamos haciendo esto, para asegurarnos de que no sigamos dentro de la minoría a finales de 2019.

¿Qué significa para ti los “viernes para el futuro”?
A nivel mundial, entre los estudiantes, la razón por la que todos trabajamos juntos es porque no sentimos que las personas que actualmente están a cargo, y las generaciones pasadas, estén tomando este problema lo suficientemente en serio. Y creo que sentimos la presión un poco porque somos más jóvenes y hemos nacido en un mundo donde el cambio climático se está convirtiendo en una crisis cada vez mayor. La crisis ya está aquí. La gente en todo el mundo se está muriendo de sequías e inundaciones y esto va a empeorar. Siento que no nos han escuchado y lo que va a ser realmente importante para nosotros en el futuro aún no se ha abordado. Estas huelgas son la voz de los jóvenes que dicen que realmente necesitan escucharnos y actuar ahora.

Para más información entra al sitio de UKSCN.

Youth Climate Strike
Foto: Conrado Muluc

Nadia Nazar, 16 años, Baltimore, Estados Unidos

¿Qué comenzó tu pasión por el medio ambiente?
Mi madre es una bióloga marina. Siempre veía a los peces en su laboratorio y estaba muy apegada a la naturaleza. Mis padres son inmigrantes de la India, así que visitaba la India cada cuantos años y veía la belleza natural de ahí, y aprendí después sobre el cambio climático. Aprendí cómo el medio ambiente está siendo golpeado por un desastre, sobre cómo mueren tantas especies. Es tan preocupante que mi generación tendrá que lidiar con esta carga. No quiero vivir con el temor de no tener una vida normal debido al cambio climático.

Eres cofundadora de un grupo llamado Zero Hour, ¿de qué trata tu organización?
Zero Hour es una organización climática liderada por jóvenes para la justicia climática. Realmente nos enfocamos en cómo las diferentes personas son afectadas de manera distinta según su identidad, y cómo los sistemas de opresión como el racismo, el patriarcado, el capitalismo, el colonialismo y el capacitismo, han jugado un papel activo en cómo se ha magnificado el cambio climático. Nuestro mundo está cada vez más dividido con el cambio climático.

Cuéntanos más sobre eso, sobre esta idea de justicia climática...
No sabía mucho al respecto cuando comencé Zero Hour con Jamie [Margolin la co-fundadora de Zero Hour] y nuestras otras dos co-fundadoras, Madeline y Zanagee. A medida que pasé por este proceso, he aprendido mucho más sobre eso. Por ejemplo, en Bangladesh, cada vez que tienen inundaciones, que se están volviendo más comunes debido al cambio climático, las escuelas se convierten en refugios para que las personas se queden, por lo que muchos niños pierden el camino hacia la educación, y si no pueden convertirse en personas educadas, ¿cómo van a crecer, y tener grandes oportunidades y vivir sus sueños? Otro ejemplo es que después de los desastres naturales, la violencia sexual aumenta en esas áreas, por lo que es más probable que las niñas sean agredidas y violadas sexualmente.

Es asombroso cómo los jóvenes se están movilizando por la justicia climática, pero también parece injusto que tengan que pensar en eso, y que los adultos no están solucionando esta crisis. ¿Cómo manejas el estrés? ¿No sientes que es increíblemente frustrante?
Tenemos algunos mentores adultos realmente increíbles. Sin embargo, cuando hablo, muchos adultos ni siquiera se molestan en escuchar porque me descartan debido a mi edad. Esta discriminación por la edad tiene un papel dentro de todo el problema. Estamos dejando a las personas fuera de las conversaciones, los jóvenes se han quedado fuera de las conversaciones a pesar de que este es un tema que va a ser una plaga para mi generación y para las generaciones futuras. Es realmente difícil convencer a los adultos, así que trato de hablar con la mayor cantidad de personas que estén dispuestas a escuchar, y una vez que escuchen mi voz, espero que estén dispuestas a difundir lo que dije.

¿Entonces te unirás a las huelgas escolares?
Sí, voy a empezar el 15 de marzo, en la huelga global. De hecho, estamos en contacto con Greta y ella va a apoyar y, con suerte, atender nuestras próximas acciones climáticas. Así que estamos muy entusiasmados de trabajar con Greta y apoyamos a “Fridays for Future” ya todos los jóvenes son sorprendentes.

Puedes encontrar más información de Zero Hour aquí.

youth-climate-strike

Haven Coleman, 12 años, Denver, Estados Unidos

Cuando te diste cuenta de que nuestro entorno estaba en serios problemas, ¿qué pasos tomaste para hacer algo al respecto? Cuéntanos acerca de su activismo...
Primero, me informé sobre el tema, llevé los problemas que afectan a mi comunidad a mis funcionarios electos, que educaron a otros, luego tomé la acción en las calles organizando mítines y marchas. ¡Una gran parte de mi activismo en estos días se dedica a intentar que otros se animen a hacer cosas también!

¿Cómo te involucraste con las huelgas escolares? ¿Tu escuela te apoya?
Me involucré con las huelgas escolares porque vi cuánta emoción estaba generando Greta en Europa, y como probé muchas formas diferentes de hacer que la gente de los Estados Unidos participara activamente en la lucha contra la crisis climática, pero no había hecho esto, decidí que valía la pena intentarlo. En realidad, ha sido lo más efectivo que he hecho para crear conciencia de nuestra terrible situación.
Mi escuela no está contenta con mis ausencias. Falto mucho a la escuela con mi activismo climático y las huelgas escolares lo están empeorando. Sin embargo, he aprendido más sobre cómo funciona el mundo al ser una activista, que estando en el salón de clases. No me arrepiento de mis clases perdidas.

¿Cuál ha sido el momento más positivo para ti en tu activismo?
Creo que uno de los mejores momentos es cuando enseño a otros estudiantes sobre el cambio climático y sus rostros se iluminan mientras hablo sobre las soluciones y la esperanza. O cuando los jóvenes me envían mensajes y me dicen que me ven haciendo estas cosas siendo tan joven y se dan cuenta de que también pueden hacerlo. Me encantan esos momentos. Me cuentan sus ideas para arreglar nuestro mundo roto. Verlos inspirados para crear cambios ellos mismos me mantiene andando cuando estoy lista para rendirme.

Cuéntanos sobre la situación en la que vives en términos de preocupaciones ambientales...
Yo vivo en las Rocallosas. Tenemos muchos problemas con los incendios forestales y la mala calidad del aire en el verano. Las inundaciones ocurren en las cicatrices de las quemaduras en las montañas y ahora también nos enfrentamos a muchas sequías. Hay mucho fracking donde vivo. Todo este estrés ambiental está dañando la vida silvestre en las montañas. También las temperaturas más cálidas que estamos viendo están causando que los escarabajos del pino aumenten en población. Los bosques de pinos que cubren nuestras montañas están siendo destruidos.

Debe ser sorprendente que tú, a tan temprana edad, tengas que intentar transmitir a los adultos la urgencia de la situación y la necesidad de un cambio importante. ¿Cómo lidias con la frustración de ser un activista ambiental?
Es bastante estresante e impactante que tenga que acercarme a los adultos y decir ‘hey, estás haciendo algo mal’, y vivir constantemente con la sensación de que tengo que arreglar las cosas para mi futuro no es fácil. Como cualquier persona, a veces el cambio climático es demasiado para mí. Cuando me meto en esas ideas y siento ganas de llorar, siento la esperanza de ver a otros activistas de todo el mundo luchando también, y me doy cuenta de que lo que estoy haciendo es lo correcto.

¿Qué les dirías a otros que están pensando en involucrarse en el activismo climático?
Nunca me he arrepentido ni un minuto de mi activismo. Esta es la forma más satisfactoria en que podría vivir mi vida. Tenemos la suerte de llegar a ser la generación que cambia todo el sistema.

Y si los estudiantes no pueden faltar a la escuela, ¿de qué otra manera pueden apoyar el movimiento?
Puedes ayudar a organizar las huelgas. Dale a la gente tu tiempo, incluso si no puedes ir. Habrá ayudado a generar el impulso que traerá más personas al movimiento. Si no puedes hacer eso, puedes twittear y compartir sobre las huelgas en las redes sociales.

¿Qué le dirías a alguien que no entiende la necesidad de una acción de cambio climático?
No gasto mi energía en quien niega el cambio climático. Es más importante convencer a quienes entienden que es un problema a actuar. A veces las acciones hablan más que las palabras.

youth climate strike

Lily Platt, 10 años, Utrecht, Países Bajos

¿Qué inició tu pasión por el medio ambiente?
Siempre quise ayudar al medio ambiente, y en 2015 comencé con la contaminación plástica. Un día, mi abuelo y yo caminábamos y contamos 91 piezas de plástico, y eso que fue solo una caminata de 15 a 20 minutos. Luego tomamos una foto de eso y la publicamos en las redes sociales para que más personas sepan cuánto plástico hay en el mundo. Así fue como comenzó La Recolección de Plástico de Lilly. Después de eso, me preocupé por el cambio climático.

¿Por qué decidiste hacer huelga por el clima?
Todo comenzó en septiembre cuando vi un video de Greta Thunberg. Ella hablaba sobre el Acuerdo de París y después de ese video pensé, bueno, tengo que hacer esto. Así es como empezamos, y luego el viernes siguiente fue mi primer paro escolar. Algunas veces somos mi madre y yo, otras veces somos mi madre, mi abuelo, y yo, y una vez tuvimos a 25 personas, ¡solo depende del clima! Lo he estado haciendo durante 20 semanas.

¿Qué significa para ti los “viernes para el futuro”?
Bueno, ¿cuál es el punto del aprendizaje cuando las generaciones mayores están desperdiciando el futuro de los jóvenes? Los jóvenes pueden tener voz, no solo los adultos pueden salvar el medio ambiente. Esto es imperante para nuestro futuro, para el medio ambiente, para nuestro planeta.

¿Cuál es tu consejo para los chicos que piensan unirse a las huelgas?
Sé valiente. Cualquiera puede ser una voz.

Youth strike for climate
Foto de Jamie Tehonica

Alexandria Villasenor, 13 años, California, Estados Unidos

¿Cuándo te involucraste por primera vez con el activismo climático?
Este año estaba visitando a mi familia en California cuando comenzó el incendio de Paradise. Tengo asma y el aire estaba tan mal que mi familia extendida me envió a casa a Nueva York antes de tiempo. El aire del incendio me enfermó mucho. Después de regresar a Nueva York, leí partes del informe especial del IPCC y presté atención a la COP 24 (la conferencia sobre el cambio climático de la ONU). Ahí es donde escuché hablar a Greta Thunberg. Esperaba que los líderes mundiales llegaran a un acuerdo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, y cuando no lo hicieron, me enojé mucho. Fue justo al final de la COP 24, el viernes 14 de diciembre, cuando comencé mi huelga en la sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York.

Debe ser sorprendente que tú, con solo 13 años de edad, tengas que tratar de transmitir a los adultos la urgencia de la situación y la necesidad de un cambio importante. ¿Cómo lidias con las frustraciones de ser una activista ambiental?
Cuando hice mi primer paro hace ocho semanas, no sabía qué significaba la palabra ‘activista’. Solo pensé que estaba haciendo paro con Greta porque estaba enojada. Desde entonces he aprendido mucho. Ser una activista puede ser frustrante, pero también ha sido realmente maravilloso. Primero, me sorprendió mucho cuando los que niegan el cambio climático comenzaron a atacarme en las redes sociales. A mis padres les preocupó que estos mismos detractores me enviaran mensajes que decían que iban a venir a la ONU y me darían una ‘lección’ sobre el cambio climático. Al mismo tiempo, los científicos del clima, como Katharine Hayhoe, Michael Mann y Peter Kalmus comenzaron a defenderme en las redes sociales. Fue realmente increíble tener su apoyo. La mayoría de las veces, las personas que vienen a visitar mi paro me apoyan mucho. Una mujer vino a ayudarme a mantener las pancartas por un rato. Ella me dijo que estaba preocupada por su hija y comenzó a llorar. Entonces me di cuenta de que lo que estaba haciendo significaba algo para otras personas. ¡Alguien de las Naciones Unidas incluso vino a visitarme y me trajo un brownie vegano! Amo a la gente de la ciudad de Nueva York.

Es increíble cómo el movimiento de los jóvenes por el cambio climático está creciendo a nivel mundial. ¿Por qué crees que se está moviendo tan rápido y cómo te hace sentir?
Mi madre y yo tenemos un dicho en este momento y es: ‘Cada tres días todo cambia’. Eso es lo rápido que este movimiento se está poniendo de moda. Creo que en unos pocos meses habrá miles de personas en diferentes ciudades de todo el mundo. El cambio climático es un problema que no tiene fronteras y nuestra solución tampoco puede tener fronteras. No se trata de un país o una parte del mundo. Esto es sobre todo el planeta y el futuro de toda la humanidad.

Todos los días me asombra lo que sucede en el movimiento. También me emociona mucho y a veces me río y a veces lloro. También creo que se está poniendo al corriente tan rápido que la gente realmente está empezando a entender las diferencias en el clima global. Recientemente, mis amigos en Australia tuvieron olas de calor récord y al mismo tiempo tuvimos un vórtice polar aquí en Nueva York. Eso no es solo el clima, es el medio ambiente y todos los extremos que ocurren al mismo tiempo hacen que el mundo se despierte y preste atención. Todo el tiempo me preocupa que ya sea demasiado tarde.

¿Qué les dirías a los jóvenes que están pensando en involucrarse en el activismo climático? Y si no pueden faltar a la escuela, ¿de qué otra manera pueden apoyar el movimiento?
Le diría a la gente que el cambio climático es el mayor problema que enfrentará nuestra generación. Cambiará todo sobre la forma en que vivimos y trabajamos. También les diría que muchas personas en el mundo están en peligro debido al cambio climático. Finalmente, les diría que el activismo es lo más importante que podemos hacer al respecto en este momento. Muchos de nosotros no podemos votar o postularnos para un cargo público porque somos demasiado jóvenes. Ser activista es la única forma en que podemos hacer que se escuchen nuestras voces, especialmente sobre un tema que nos afectará más. A aquellos que no pueden ser activistas en este momento, les pido que apoyen el movimiento en las redes sociales. En el activismo llamamos a esto ‘amplificación’. Les pido que amplíen las voces de los activistas y que publiquen este tema y el trabajo que estamos haciendo dentro de sus círculos sociales.

¿Qué quieres para tu futuro? ¿Cuál es tu mensaje para el mundo?
Mi mensaje al mundo es que quiero un planeta habitable para vivir en el futuro. Y mi mensaje al mundo es el mismo que el hashtag que Greta pone en sus redes sociales, que es #WhateverItTakes. Esto significa que debemos hacer lo que sea necesario para detener el empeoramiento del cambio climático en nuestro planeta. Y tenemos que hacerlo ahora.

Youth Strike for Climate

Vanessa Nakate, 22 años, Kampala, Uganda

¿Cuándo te preocupaste por el cambio climático por primera vez?
La primera vez que me preocupé por el cambio climático fue en diciembre de 2018. Estaba hablando con mi tío, quien me explicó los patrones climáticos de mi país hace 20 años y cómo había cambiado drásticamente. Me dijo que el mes de enero siempre estaba lleno de lluvia, pero ahora es todo lo contrario. El calor es extremadamente alto debido al aumento de las temperaturas. Esto me hizo comprender que el cambio climático era un problema. Comencé a investigar sobre activistas del clima hasta que descubrí a Greta. Fue entonces cuando decidí comenzar a hacer huelga y exigir la acción climática.

¿Y qué acciones has estado tomando para impulsar el cambio?
Comencé mi activismo involucrando a mis hermanos. Les dije que teníamos que exigir la acción climática. Comenzamos a hacer carteles, usando los materiales que teníamos, y al día siguiente protestamos. Era un domingo. Simplemente no podíamos esperar al viernes. Empezamos de inmediato.

El movimiento de huelgas juveniles se está extendiendo rápidamente, ¿por qué crees que está teniendo tal impacto?
La huelga juvenil está ganando terreno rápidamente porque los jóvenes saben exactamente lo que quieren. Ellos están trabajando por un futuro mejor. Todavía somos jóvenes y no sobreviviremos a la ira del cambio climático en el futuro si no se toman medidas. Amamos la Tierra y es nuestra responsabilidad. Me hace muy feliz ver que crece tan rápido, especialmente en mi país, Uganda, que los estudiantes están empezando a informarse.

¿Qué significa para ti los “viernes para el futuro”?
Es nuestra esperanza para el futuro. Es nuestra forma de llevar nuestro mensaje al público, especialmente a nuestros líderes. Es nuestra plataforma para exigir la acción climática. Es nuestra forma de salvar nuestro hogar, la Tierra.

Youth strike for climate

Jean Hinchliff, 15 años, Sídney, Australia

¿Cómo te involucraste con las huelgas escolares? ¿Tu escuela te apoya?
Escuché por primera vez de SS4C (School Strikes for Climate) poco después de su creación en octubre, en esa etapa solo se había planeado un evento en Melbourne. Impulsado por la frustración ante la falta de acción climática de Australia, inmediatamente envié un correo electrónico y me incorporé. Mi trabajo estaba por todas partes, desde constantes entrevistas y apariciones en medios de comunicación, hasta la presentación de avisos de asambleas públicas, la colocación de 350 carteles con un grupo de amigos y el hablar en eventos en el día. Todavía tengo un papel importante en la organización de la próxima huelga en Sídney, pero ahora también estoy ayudando con nuestras conexiones internacionales. También estaré haciendo paro medio día los viernes a partir de este periodo, lo que me emociona mucho.

¿Cuál ha sido el momento más positivo para ti en tu activismo?
El momento más positivo para mí hasta ahora sería cuando me entrevistaron el día de la huelga. Tuvo lugar unos diez minutos antes de que comenzara oficialmente el mitin, y estaba dándole la espalda a la multitud. Tan pronto como terminé de hablar con el periodista, me volví hacia la multitud y vi que durante el momento de la entrevista, el grupo de unos 300 chicos se había triplicado. Me sentí tan abrumada y emocionada al saber que tantas personas realmente se preocupan y decidieron ir.

Cuéntanos sobre la situación en Australia, ¿qué cambio estás impulsando?
En este momento, la situación con respecto al cambio climático en Australia es grave. No solo nos hemos enfrentado a nuestra peor ola de calor registrada, sino que también estamos plagados de incendios forestales en todo el país. Sin embargo, a nuestro gobierno no parece importarle esto. Actualmente siguen luchando para garantizar que la mina Adani (una enorme mina de carbón Carmichael que aún no ha comenzado la construcción) esté totalmente aprobada y pueda comenzar a exportar carbón. Nuestros objetivos en toda Australia son convertir totalmente la energía en renovable para 2030, y que no se aprueben nuevas fuentes de combustibles fósiles, y el detener la construcción de Adani #stopAdani.

Tienes 15 años y tienes que sacrificar el ir a la escuela para intentar realizar acciones contra el cambio climático ... es una locura que tengas que hacerlo.
Para mí es una locura que los líderes mundiales desechen tan fácilmente la crisis climática. En mi opinión, este es el mayor problema que jamás haya enfrentado la raza humana, y sin embargo, de alguna manera la gente trata de barrerlo debajo de la alfombra. No debería tener que exigir que los líderes políticos realmente se preocupen por mi futuro, no debería pasar tanto tiempo tan frustrada.

¿Cómo lidias con el estrés y la frustración?
El estrés que viene al hacer esta labor es algo que todavía estoy aprendiendo a manejar, pero ver la cantidad de apoyo y la pasión que proviene de este movimiento y la movilización de los jóvenes es lo que me mantiene cuerda.

¿Sientes que tu generación será la que realmente hará que se produzca un cambio positivo?
Realmente creo que si mi generación estuviera en el poder en este momento, el cambio climático no estaría cerca de la crisis que está ahora. Aunque no podemos votar, estamos teniendo influencia política a escala internacional, y eso es una hazaña increíble. La Generación Z ya está haciendo un cambio positivo, desde el movimiento #NeverAgain hasta esta gran huelga, y eso es algo que no veo que se detenga pronto. Sin embargo, para cuando estemos en el poder, será demasiado tarde para evitar la crisis climática, por lo que no podemos esperar a que lleguemos al poder y hagamos el cambio positivo necesario.

¿Qué deseas para tu futuro?
No estoy segura de qué es exactamente lo que quiero para mi futuro, todo lo que sé es que continuaré luchando por el cambio hasta que ya no quede nada por lo que luchar, lo que parece ser un mundo lejano ahora mismo. Estoy segura de que los jóvenes que defiendan lo que creen cambiará el mundo y que seremos el punto de inflexión para una acción climática significativa.

Youth strike for climate

Holly Gillibrand, 13 años, Fort William, Escocia

¿Cómo te involucraste con el activismo climático?
Creo que fue un proceso gradual, porque me interesaba el medio ambiente desde que era muy joven. En casa, comenzamos a plantar flores en nuestro jardín, construimos estanques y plantamos árboles y todas esas cosas que podíamos hacer. Y luego empecé a centrarme en hacer que las cosas fueran más amplias. Una de las primeras acciones de activismo que hice fue dar una vuelta por mis tiendas locales y comencé a pedirles que dejaran de usar popotes de plástico. Vaya, los popotes de plástico no son un problema clave para la contaminación, pero es algo con lo que puedes comenzar. También me he involucrado con Extinction Rebellion y haciendo mis huelgas climáticas. Y también hago un poco de campaña para la organización benéfica de protección animal One Kind.

¿Cuándo comenzaste con las huelgas escolares?
Me tomó unos meses pensar realmente en ello, pensar seriamente en hacerlo. Había estado viendo a Greta y a todos estos chicos luchando durante bastante tiempo. Me gusta la escuela, me gusta aprender. Faltar a la escuela no era realmente algo que usualmente consideraría hacer, así que no fue una decisión fácil. Comencé hace cuatro semanas, el 11 de enero. Lo he estado haciendo con algunos amigos, y mis padres también lo hacen conmigo.

Tenemos cuatro pueblos o ciudades participando hasta la fecha para la huelga del 15 de febrero, pero ojalá tengamos más que eso. Es algo en lo que los chicos sienten que pueden participar.

¿Sientes que las huelgas escolares ayudarán a crear un cambio?
Creo que es algo muy poderoso de realizar. Especialmente en el Reino Unido, todavía no nos están escuchando, pero a medida que más personas se unan, cambiará. La huelga de jóvenes es un problema con el que los gobiernos deben lidiar, no pueden seguir haciendo algo que está causando que muchos chicos falten a la escuela y protesten.

¿Qué significan para ti los “viernes para el futuro”?
Que el gobierno debe comenzar a tratar la crisis climática como la emergencia que es, porque no tenemos tiempo para sentarnos y hablar y no hacer nada.

Este artículo fue publicado originalmente en i-D UK.

Tagged:
Cambio climático
medio ambiente
activistas
mujeres activistas
School Strike 4 Climate Action
Fridays for Future
Greta Thunberg
SS4C