demonios de neón y betty catroux: saint laurent otoño/invierno'19

Anthony Vaccarello nos acaba de regalar otro desfile épico de la mano de Saint Laurent.

|
27 Febrero 2019, 5:34pm

Temporada tras temporada, Anthony Vaccarello consigue llevar a un nuevo nivel su siempre épico desfile para Saint Laurent. La temporada pasada, los modelos caminaron literalmente sobre el agua frente a la Torre Eiffel. ¿Creías que no podría superarse esta temporada? Pues, de ser así, te equivocabas.

En la presentación de su colección otoño/invierno '19, Vaccarello ha logrado lo imposible. Dentro de una caja gigante de espejos situada en el Fontaine du Trocadero, con la Torre Eiffel parpadeando en el fondo, Anthony montó un espectáculo de luces digno de la Ciudad de la Luz. Dentro de la deslumbrante instalación, reflejó siluetas esculturales que desafiaban la gravedad y el drama del lujo de sus diseños. Tacones más altos, hombros más anchos, dobladillos más cortos... Todo y absolutamente todo brillaba en ese desfile.

1551265876283-ysl2

"Todo empieza desde el hombro, y yo trabajo en torno a la forma de eso", explicó después del desfile. "Pero no quiero hablar de 'oversize' porque eso ya se ha hecho antes; esto es mucho más escultural, más estructurado. ¿Por qué? Quiero dar poder a las mujeres", explicó. "Nuestra mujer es fuerte. No es una guerrera... No es mala; solo confía en sí misma". En el 'backstage', mencionó la influencia de Catherine Deneuve, a la que se unieron otras dos de musas de la casa: Betty Catroux y Bianca Jagger en el 'front row' junto a Ezra Miller, Kate Moss, Amber Valletta y Lindsay Lohan.

ysl

El mes pasado, Deneuve subastó 130 de sus piezas de Yves Saint Laurent y estamos seguros de que en esta presentación habrá encontrado muchas opciones para reemplazarlas. Vaccarello describió cómo se ha visto influenciado por este trío de musas y su "espíritu libre y sofisticado", que ha servido de hilo conductor para unificar una colección compuesta por 103 looks que revisita los grandes éxitos de Yves. Con un archivo tan rico con el que jugar, Anthony debe ser la envidia de infinidad de directores creativos, y lo cierto es que lo está aprovechando al máximo. Este cautivador collage de recuerdos reimaginados es la prueba: vestidos brillantes tipo años 60, trajes impecablesde típicos de los 70, americanas de terciopelo y vestidos esculturales que te salvarían más de una alfombra roja. El mensaje para la mujer "Saint Laurent" es claro: ponte lo que quieras y hazlo tuyo.

ysl

Después de 18 looks masculinos que rendían homenaje a las criaturas que habitan en la noche parisina, las musas modernas de la firma —Kaia Gerber y Freja Beha Erichsen— cerraron la primera parte del desfile con una versión actualizada de Le Smoking, pero sin pantalones. Y si eso no te parece lo suficientemente épico, el final se presentó a modo de segundo desfile en el que las modelos, bañadas con luz ultravioleta, se contoneaban enfundadas en vestidos de neón que brillaban en la oscuridad. Un final perfecto en el que, una vez más, Vaccarello renueva los clásicos de Yves para configurar un vestuario pensado en la mujer y el hombre del mañana. Esta podría ser su colección más contundente en Saint Laurent a la fecha. Mientras las grandes casas luchan por la supremacía de la moda, al menos la pasada noche, París fue de Saint Laurent.

ysl
ysl
ysl

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.