este ha sido un gran año para la moda en los oscar

¡Adiós a los vestidos 'nude' y hola a los impactantes rosas, el látex y las Birkenstock!

por Jack Sunnucks
|
25 Febrero 2019, 10:30pm

Una de las mejores cosas de la alfombra roja de los Oscar de este año fue que el omnipresente vestido 'nude' de columna parecía haberse ido finalmente, de regreso al armario donde, con suerte, se quedará por el resto de la eternidad. Reemplazándolo, tuvimos una revuelta de color y riesgo, con látex, chiffon, múltiples capas y una tendencia a vestirse en telas metálicas como una estatuilla del Oscar real (saludos a Glenn Close, Emma Stone y Jennifer Lopez). Los actores recurrieron a la alta costura experimental de Givenchy y Valentino, las dulces creaciones de Rodarte y el elegante drama de Prada. Y si eras Barbra Streisand, una boina inesperada para presentar a BlacKkKlansman y tu nuevo mejor amigo, Spike Lee. Es fácil añorar los tiempos de antes, cuando las estrellas compraban sus propios atuendos, o hacían uno con tela que ellos mismos compraban (y eso suena increíble), pero evidentemente la creatividad está regresando a la alfombra que parecía perdida. Aquí están nuestros pensamientos sobre algunos de los vestidos de la noche.

Rachel Weisz de Givenchy Haute Couture y Cartier
Como Lady Marlborough en La Favorita, Weisz dominó completamente la pantalla y su amiga/amante/rival la Reina Ana. Este look de látex de Givenchy de Clare Waight-Keller es subversivo en material (hablando de dominación) y atrevido en color, como una versión muy moderna de los locos trajes que se ven en la película. El rojo abrasador, el látex y el complejo trabajo manual en la falda pusieron a Weisz en otra liga por completo, uniendo el diseño conceptual con el atractivo de la alfombra roja. Es genial ver a la moda tomar riesgos que valen la pena. Además, lleva una tiara vintage de Cartier. La reina roja en efecto.

Yalitza Aparicio Martínez de Rodarte a medida
Una lágrima rodó por mi mejilla al ver a Aparicio Martínez usar este espléndido número de Rodarte en verde menta y plata. “Hacer su vestido fue mágico desde el primer boceto; las estrellas se alinearon en cada detalle", dijeron las hermanas Mulleavy a Vogue Australia. En la alfombra roja, Aparicio Martínez dijo que esperaba que estuviera representando a su comunidad con "dignidad". Obviamente, la actriz exuda dignidad en lo que sea que esté usando, pero este look de hombro descubierto le hizo gran justicia. ¡Viva México!

Jason Momoa y Lisa Bonet de Fendi
La pareja llevaba creaciones rosadas de Karl Lagerfeld, con Bonet sutilmente señalando que eran algunas de las últimas creaciones de Karl. Karl era un titán para vestir la alfombra roja, con un ojo para el talento y otro para lo icónico. Obviamente, Momoa y Bonet son criaturas notables: sirvieron como un homenaje adecuado a un hombre cuyo genio tan grande será extrañado. Además, más hombres deben usar rosa, y sobretodo, deben usar una 'scrunchie' de terciopelo a juego. No pude dejar de ver el accesorio en la muñeca para su pelo. Momoa es mi nuevo y poco probable icono de estilo.

Chadwick Boseman de Givenchy Haute Couture
Vaya, ¿qué más puedo decir aparte de WAKANDA POR SIEMPRE? Una vez más, arriesgarse con este enjoyado saco llevado con un lazo en el cuello. Los smokings son, por supuesto, un clásico, pero es encantador ver a un hombre hacer todo lo posible sin verse ridículo. Boseman parece ser el cantante de salón más sofisticado del mundo, o simplemente especialmente principesco: la realeza se volvió en un tema real este año. Espere a que Keller emerja como ganadora de diseño en los Oscar con su versión moderna de alta costura para mujeres y hombres.

Olivia Colman de Prada
La victoria de Colman fue tan merecida por su demente y brillante interpretación en La Favorita, de Yorgos Lanthimos, al quejarse y sollozar como la reina Ana. Colman se dirigió a la marca de la mujer pensante, Prada, para su atuendo del Oscar: en color esmeralda de cuello alto, envuelta en un hermoso tul gris cubierto de pequeños cristales y atada con un lazo en la espalda. También había una cola, con la cual Frances McDormand le ayudó al momento de subirse al escenario (puntos para McDormand por llevar Valentino Haute Couture con Birkenstocks). La estilista de Colman escribió en Instagram que eligieron el look esmeralda no solo por su elegancia, sino porque representa la esperanza y el cambio. Un vestido muy idóneo.

Gemma Chan de Valentino Haute Couture
La creación subida de drama de Pierpaolo Piccioli es perfecta para la majestuosa Chan: para alguien tan digno, el vestido fucsia salvaje la hace ver como una diosa. Y obviamente, como una Crazy Rich Asian. Piccioli está demostrando que la Alta Costura puede ser un asunto totalmente moderno en las manos adecuadas, jugando con gran volumen y materiales inesperados con gran efecto. Este fue también un gran año para el rosa de impacto, el color es el némesis del nude y el beige, y muy bien usado por Chan, Sarah Paulson y, por supuesto, los antes mencionados Momoa-Bonets.

Bette Midler de Marc Jacobs
No pude cantar lo que Midler te cantó con mucho dolor (Gaga obviamente dominó todas mis células cerebrales con su interpretación de esa canción), pero Midler hizo a Marc orgulloso con en este vestido floral de la colección de primavera de 2016. Para que no lo olvidemos, esa colección de Jacob fue un homenaje al cine y a la Americana, que se muestra en el teatro The Ziegfield –ideal para una de las mejores veladas televisadas de Estados Unidos. En una noche repleta de tanto talento, mucho de él nuevo, en los Premios de la Academia, Midler recordó que la experiencia habla.

Sarah Paulson de Brandon Maxwell
Paulson se veía completamente de locos en esta esponjosa creación rosa, como si el boudoir de una estrella de cine cobrara vida, o un cojín que usaras con un collar de valor incalculable. No hace falta decir que me gusta cualquier atuendo que evoque este moodboard. También cabe destacar que ella trajo a su divina novia, Taylor Holland, colocándose al frente de la competencia para ser la mejor pareja. Paulson es una famosa fanática de la moda en la alfombra roja, que aparece regularmente en los hipercoloridos números conceptuales de Prada. Esta es una continuación de esas grandes elecciones.

Este artículo apareció originalmente en i-D US.

Tagged:
oscar
Givenchy
Rachel Weisz
Oscars 2019?
chadwick boseman
Yalitza Aparicio