los personajes femeninos más rebeldes del cine español

"Estoy creciendo, busco algo y te juro que lo voy a conseguir". Con esta frase de 'Yo Soy la Juani' y a modo de mantra, rendimos homenaje a una serie de mujeres inspiradoras que, gracias a la ficción, han conseguido convertirse en heroínas.

por i-D Staff
|
01 Agosto 2017, 7:22am

Fotograma de 'Hola, ¿estás sola?'

Se suele decir que el cine es el reflejo de nuestra sociedad. Viendo la evolución de los papeles femeninos en nuestra escena, podemos ver que esto no solo es cierto, sino que, además, a las mujeres nos ha costado un rato encontrar nuestro sitio fuera del domicilio conyugal. Si al principio era la realidad la que inspiraba al séptimo arte, hace tiempo que podemos observar cómo también funciona a la inversa.

Es por eso por lo que personajes como los que vamos a hablar a continuación son tan necesarios. Porque la adolescencia es complicada y siempre es bonito encontrar referentes de mujeres fuertes e independientes, para que las más jóvenes tomen conciencia de que pueden hacer todo lo que se propongan.

Por suerte, algo parece estar cambiando y cada día vemos más diversidad en la industria —y esperamos que así siga—. Tanto, que incluso a veces resulta una fórmula un tanto manida para agradar al gran público en las plataformas online. Gustos aparte, hoy en i-D os presentamos una selección con algunas de las mujeres más rebeldes y entrañables de nuestro cine.

Ángela en Deprisa, Deprisa (Carlos Saura, 1981)
Laly Espinet, Nadia Windell, Linda Lay… Eran pocas, pero ahí estaban; las chicas del cine quinqui. Hasta que Carlos Saura llegase con su exquisito gusto para los personajes femeninos, a las actrices antes nombradas no les quedaba otra que interpretar papeles planos y sosos, de mero acompañamiento, como el de la novia, la prostituta o la drogadicta (a excepción, quizás, del papel que interpretó una joven Rosario Flores en Colegas en 1982). Sin embargo, ahí está para la eternidad Berta Socuéllanos y su Ángela: triste, tímida, perdida, pero valiente y con mucha —demasiada— puntería. Nos quedamos una y mil veces con ella, cada vez que la vemos coger la maleta con el dinero del último y fatal golpe, con Los Chunguitos sonando de fondo y enfrentándose sola a lo que sea que tenga que venir.

Fotograma de 'Deprisa, Deprisa'

Niña y Trini en Hola, ¿estás sola? (Icíar Bollaín, 1995)
Una de las películas españolas que mejor refleja la amistad, así como el paso de adolescente a mujer adulta; ese momento de querer algo, pero no saber aún qué. Niña y Trini, ambas de 20 años, se van juntas para Málaga buscando dinero, sol y palmeras. Una vez allí, se encontrarán además con alguna que otra decepción. Silke, icono de la mujer joven de la década de los noventa muy a su pesar y Candela Peña, una de las mejores actrices cómicas —y por consiguiente dramáticas— que tenemos, hacen gala de una naturalidad y una gracia que parece surgir así sin esfuerzo. Bravas.

Lucía en Alma gitana (Chus Gutiérrez, 1996)
En el caso de Alma Gitana, son varios los puntos interesantes. Si a la mujer blanca se la ha dejado de lado, a la gitana mucho más. No solo tiene que lidiar con las creencias de la sociedad, sino con las de su propia cultura. Lucia, interpretada por Amara Carmona, es una joven gitana que estudia restauración artística y trabaja en la tienda de antigüedades de su familia. Pese a respetar las tradiciones gitanas, tiene ganas de vivir su vida. Y es que nunca nos debemos olvidar que la mujer, ante todo, tiene el derecho a elegir ya sea llegar virgen al matrimonio o llevar el hiyab.

Paz en Taxi (Carlos Saura, 1996)
Ingrid Rubio —con toda esa luminosidad que la caracteriza— interpreta a Paz, una joven de carácter fuerte nacida en el seno de una de esas "camadas negras" consecuencia de un patriotismo mal entendido. A regañadientes, empieza a trabajar en el taxi de su padre, y es ahí cuando descubre en qué consiste eso de "la familia". Recuerdo verla de pequeña y enamorarme del papel que interpreta Rubio. Merece especial mención ese momento en el que Paz y Dani están en el Radical de Alcalá bailando el Get It Up de Sensity World a todo trapo. Nadie como Saura para poner música a una película.

Fotograma de 'Taxi'

Verónica en El tiempo de la felicidad (Manuel Iborra, 1997)
Otro de los directores que mejores personajes femeninos ha aportado a la ficción de nuestro país es, sin duda, Manuel Iborra. Muestra de ello es El tiempo de la felicidad. Silvia Abascal ya venía de interpretar a Clarita, la adolescente más irónica, macabra e inteligente de la televisión española en la serie Pepa y Pepe, también creada por Iborra. En este filme la podemos ver dando vida a Verónica, una también adolescente y futura escritora a la que no le gusta lavarse el pelo y que siente dudas sobre su orientación sexual. Abascal demostró así lo bien que se le daba en los 90 interpretar las inquietudes de una joven atípica. Cuando las cosas se hacen de corazón, salen así de bien.

Juani Jurado en Yo soy la Juani (Bigas Luna, 2007)
Pese a que la película termina como si fuese una especie de tráiler largo, la magnífica interpretación de Verónica Echegui hace que toda la película merezca la pena. Su brutal interpretación de una joven de la periferia catalana que sueña con ser actriz, junto a la gracia que tenía Bigas para sacarle brillo a la cultura popular española, han hecho que, con el tiempo, la película se haya hecho de culto. La manera de ser de Juani Jurado: valiente, independiente, luchadora, imperfecta y de buen corazón, la ha convertido en ídolo e icono de la juventud de extrarradio. La cantidad de 'fan videos' que hay en Youtube de "Un mar eterno" —tema que Hanna interpretó para la banda sonora de la cinta— dan fe de ello. ¡Viva la Juani!

María en Carmina o revienta (Paco León, 2012)
Por mucho bombo que le den en los telediarios a ciertas películas producidas por los peces gordos de la televisión, lo cierto es que, pese a la cantidad de espectadoras que dicen llenar las salas, lo único que aportan estas películas a la cultura española es trabajo a los del gremio. Sin embargo, este no es el caso de Paco León. En Carmina o revienta —la ópera prima del actor y director—, su hermana María León interpreta a María, una "nini" sin planes, pero con una gracia y un encanto al que es difícil resistirse. Ella, junto a Carmina, su madre en la ficción y en la vida real, hacen gala de un talento, una complicidad y una frescura que te hacen sentir como si estuvieses ahí con ellas tomándote un 'cafelito' a la fresca. Un España Directo con mucho arte y una alegría en todos los sentidos.

Julia en Julia Ist (Elena Martín, 2017)
El más actual e inspirador personaje de esta lista. No porque sea mejor a los anteriores, sino porque la misma actriz que lo interpreta, Elena Martín, es también una de las autoras —junto a María Castellví— de la historia y a su vez directora de la cinta. Sin caer en tópicos generacionales, Martín consigue contar de manera honesta y creíble las transformaciones internas de una estudiante que se va de Erasmus a Berlín. Todo un ejemplo a seguir.

Recomendados


Texto Mirena Ossorno
Fotograma de Hola, ¿estás sola?

Tagged:
ESPAÑA
Cultură