la nueva ola de 'fashion films' viene de londres

El fenómeno del 'fashion film' está en auge y cada vez son más los creativos que optan por este formato para contar sus historias. Por eso, en i-D nos hemos trasladado al Fashion in Film Festival de Londres para hablar sobre el tema con un grupo de...

por Marisa Fatás
|
29 Junio 2015, 1:50pm

fotograma de 'beyond the skin'

No sabemos bien a qué se debe, pero parece que de un tiempo a esta parte la tiranía de la moda suelta la soga y permite que los estereotipos estéticos se estén redefiniendo con mayor elasticidad. Los binarios de género se desdibujan, los límites de edad se relajan y el concepto de belleza logra expandirse y dar espacio a nuevos cánones. Uno de sus grandes aliados es el fashion film: en su centro se sitúa el cuerpo femenino (la piedra angular de la cultura comercial) y, por eso, su papel es tan relevante en la construcción de identidades sociales, religiosas y sexuales.

Para hablar de todo ello se reunieron la editora Jennifer Byrne, la teórica e historiadora Pamela Church-Gibson y las videoartistas Jessica Mitrani, Anat Ben-David y Kathryn Ferguson durante la pasada edición del Fashion in Film Festival. Dirigidas por Nathalie Khan, diseccionaron estos temas en el panel Framing Fashion: From the Margins to the Centre.

En relación a la hipersexualización del cuerpo femenino en la cultura pop se proyectó Rear Guard de Kathryn Ferguson para SHOWstudio. En él, según el texto que acompaña al vídeo, se "abraza el legado del movimiento Riot Grrrl y su influencia en los grupos de activistas modernas como Pussy Riot". El vídeo actúa como un espejo frente a los vídeos musicales que ponen en evidencia la intención voyeur del que lo produce o del público al que va dirigido. Como señalan, no tienen problema con presentar cuerpos desnudos sino con el contexto, ya que en la mayoría de los casos la sexualidad de las mujeres es presentada por o para otro género.

Hay una pieza llamada He, She, Me que ilustra perfectamente la relación actual entre la moda, el cuerpo y esa tendencia a difuminar los márgenes que tan estrictamente diferenciaban los roles de género. Se trata de un corto que forma parte de The Agender Project, una iniciativa llevada a cabo por Selfridges, el centro comercial londinense. 

Cuando durante el panel le preguntaron a Kathryn Ferguson -la directora- por su idea sobre la androginia y su manera de enfocar este trabajo, afirmó que "la androginia nunca fue realmente el foco" y que se concentró más en "romper completamente los códigos binarios de género. La investigación giraba en torno a la 'autoexpresión' y procuramos ser lo más inclusivos posibles. Casualmente, Hari Nef (actriz, poeta y líder destacada de la revolución transgénero) era la persona perfecta para encarnar esos ideales".

El género del fashion film, por su estrecha relación con lo comercial, ha sido considerado una herramienta inocua. Sin embargo, desde el momento en el que las marcas descubren que el tipo de mujer que monopoliza la presencia en medios y publicidades no corresponde con el tipo de cliente que están buscando, cambian de política y conceden a los artistas con los que trabajan total libertad. De este modo, algunas piezas audiovisuales actúan como catalizadores en el proceso de la evolución social y nos ayudan a reimaginar el mundo como pensadores críticos.

Así sucede con Travelling Lady, dirigido por Jessica Mitrani y producido por la Fundación Hermès. En él, Rossy de Palma da vida a Nellie Bly, pionera del periodismo encubierto, y que en 1989 viajó alrededor del mundo en 72 días. Esta aventura audiovisual permite a Mitrani explorar los rostros cambiantes de la feminidad mediante un ejercicio imaginativo que trata de ganar terreno a esa juventud perpetua imperante. 

"Ya no vivimos en la Edad Media, cuando la gente moría a los 40 ó 50 y su momento de esplendor se situaba en torno a los 14 años, por lo que no es contemporáneo que el prototipo de mujer sean estas chicas jóvenes y entumecidas. Si ahora vivimos más tiempo, lo lógico es que nos representen otro tipo de mujeres. (…) Por eso elegí a Rossy: por su belleza no convencional y porque a sus 50 años se encuentra en la cima de su carrera", asegura la directora.

Le pedimos a Jessica que nos hablara de alguna otra iniciativa llevada a cabo por marcas que operan en esta dirección. Nos habla de Women's tales (los cortos producidos por Miu Miu) o de la serie #DefineBeauty llevada a cabo por Nowness, el canal de vídeos del grupo LVMH cuya misión es la de "descoser las políticas y prejuicios de la atracción". Con todo, el único que en su opinión logra cumplir con ese objetivo es Beyond the Skin: la pieza protagonizada por el modelo afroamericano y albino Shaun Ross.

Son este tipo de propuestas las que consiguen que las diferencias identitarias se desplacen del extrarradio al centro y conviertan lo personal en político. En definitiva, logran que la gran masa que no forma parte de aquella minoría que alcanza esos cánones idealizados, se reconozca como parte de la norma o se sienta a gusto dentro de una piel única e insustituible.

No te pierdas:
*Matthew Frost, el rey de los 'fashion films'
*Los documentales de moda invaden Barcelona
*El nuevo 'fashion film' de Rihanna para Dior

Recomendados


Texto Marisa Fatás
Fotograma de Beyond the Skin

Tagged:
SHOWstudio
Londres
Μόδα
Somerset House
agender
Hari Nef
he she me
marisa fatas
shawn ross