'bangaología' retrata la fiebre por el estilo individual en angola

El músico, diseñador y realizador Coréon Dú está en España con motivo de la presentación de su último documental y hemos querido conocerlo para que nos de las claves sobre cómo ser un 'bangão'.

por Raquel Zas
|
30 Marzo 2017, 9:10am

A estas alturas del juego, todos tenemos claro que el estilo no se viste, sino que se lleva por dentro. El estilo es una pose, una mirada, una manera de caminar o la forma de hablar. La ropa importa, pues es como una especie de escaparate de nuestra personalidad, pero es la persona que la lleva la que marca la diferencia. En este sentido, la cultura de un lugar también juega un papel fundamental, y si hay un continente con una idiosincrasia inigualable, ese es África. 

Coréon Dú es un polifacético creativo que acaba de lanzar su documental Bangaología: The science of style, que se podrá ver en Barcelona el próximo domingo 2 de abril en el marco del festival Moritz Feed Dog 2017. Charlamos con él para saber un poco más sobre el mundo 'banga' y descubrir todo lo que la moda africana nos puede ofrecer. 

Antes que nada, ¿puedes explicar a aquellos que lo desconocen el significado de 'Banga'?
Banga es algo difícil de explicar. Para mí, es la esencia del estilo o lo que los franceses llaman, el "je ne sais quoi". Una característica que todos nosotros tenemos como seres humanos que somos. El Banga tiene una componente personal e íntimo muy fuerte , pero también es un reflejo de nuestra cultura e identidad tanto personal como colectiva.

¿Qué hay que hacer para ser 'bangão'?
Todos tenemos el banga dentro de nosotros, el bangão es simplemente alguien que se siente cómodo en expresar su banga de diversas maneras en su día a día. A pesar de esta globalización y homogeneización todavía existen gestos sociales sutiles que caracterizan el banga de cada uno.

Coréon Dú, Fotografía Richard Jensen BCN

¿Cómo nació en Angola esta obsesión por tener buen aspecto y destacar entre los demás?
Nuestra esencia africana y el sabor latino viene influenciada por la energía portuguesa que estuvo presente en Angola por cuatro siglos. Como consecuencia surgió un mosaico cultural interesante, una mezcla de estos dos mundos en una única cultura.

En la cultura angoleña se cree mucho en la afirmación que "parecer bien es estar bien". Parece vanidoso, pero al mismo tiempo es una afirmación que tiene mucho que ver con la necesidad de poseer una auto-estima saludable. Al final del día, si me puedo reír de mi mismo y estar cómodo con cómo visto y aparento, podré hacer a los demás sonreír con mi energía positiva.

¿De dónde surgió esta inquietud por retratar este fenómeno en forma de documental?
Llevo trabajando profesionalmente en la industria audiovisual hace casi una década y tengo un Máster en Dance Theatre. Fue ahí cuando descubrí la importancia de la documentación visual, pues permite una comunicación más directa, más intimista con quien la aprecia y al mismo tiempo permite mayor objetividad .

Mis primeros proyectos documentales se enfocaron bastante en la música y el baile principalmente - Ritmos Urbanos: Melodias de Una Identidad ( 2009) y Festa de Quintal : The Angolan Dance Theatre- ambas reflejando mis inquietudes acerca del estudio académico sobre la cultura popular de mi país.

A partir del I Love Kuduro : From Angola to the World ( 2013), empecé finalmente a sentir que existía una conexión muy fuerte en la expresión cultural angoleña. A partir de esos 3 documentales, y las personas que fui conociendo en el proceso, encontré esa cadena intrínseca que conectaba todas las partes. Apasionante.

Simultáneamente en esta época empecé a involucrarme en otras áreas creativas. En 2010 empecé mi trabajo de model scouting en Angola. En el mismo año descubrí y lancé las carreras de las 'top models' Maria Borges y Roberta Narciso, que en menos de dos años crearon un gran impacto en el mundo de la moda. Esto abrió la puerta a muchas mas caras africanas en las pasarelas.

Con el tiempo me fui dando cuenta del crecimiento de los mundos de la música y el baile, fenómenos como el Kuduro (de Angola), la Kizomba (de Angola), el Afrobeat (de Nigeria), el Azonto (de Ghana) y el Kwaito (de Sudáfrica), que se están adentrando cada vez mas en el mainstream. El cine, las artes visuales y el diseño también se están adentrando en el estilo africano. Fue en este momento cuando empecé a documentar el Banga.

¿Quiénes son las personas que nos hablan del 'Banga' en el documental?
Intenté invitar a una diversidad de profesionales y creativos tanto en los terrenos de la moda como del arte y la música en combinación con académicos. Fue increíble contar con la presencia de importantes figuras que representan tradiciones africanas, como fue el caso de los lideres tribales que pude entrevistar. Fue apasionante descubrir más a cerca de algunas tradiciones de mi cultura que hasta ese momento desconocía.

¿Ha transcendido el 'Banga' a la moda internacional?
Creo que el banga ha estado siempre presente, pues ella se manifiesta de formas distintas en cada cultura. Las expresiones africanas del banga son las que creo que están creciendo dentro de la moda. Nuestro mundo hoy en día está cada vez mas conectado y la tecnología ha permitido una conversación más directa entre las personas con intereses comunes. Esto es lo que esta ayudando a que finalmente muchos conozcan las culturas y formas de ser africanas sin un filtro de "exotismo" o como si fuera algo alienígena. Este contacto cada vez más fluido está alimentando el interés por descubrir la diversidad cultural y nuestro sentido estético en la actualidad.

¿Qué influencias estéticas tienen los angoleños? ¿Qué personajes, marcas o subculturas les inspiran?
Creo que somos una cultura muy interesada en aprender y curiosos por conocer el mundo. Existe una identidad angoleña que se puede palpar, pero al mismo tiempo en los últimos 30 años tuvimos una variedad ecléctica de influencias culturales. La incursión de la televisión en mi país nos acercó a la información visual y estética mundial, Bollywood, Hollywood, cine oriental, y telenovelas tanto brasileñas como latino-americanas.

Además existen movimientos más angoleños como el Kuduro, que nació de la fusión entre la cultura raver de los años 80 / 90 y elementos del Carnaval de Luanda; o el Kizomba, nacido en los años 80 cuando la cultura caribeña era la principal tendencia. Lo mas interesante es que todos estos movimientos acaban fusionándose, dando lugar a una mezcla de nuestra esencia como país en combinación con elementos culturales internacionales.

¿Hacia dónde crees que se dirige la moda del país? ¿Crees que llegará a convertirse en una industria desarrollada como la de Sudáfrica o Nigeria?
Espero que si. No solo en Angola, sino en todo el continente. Tenemos una potencial enorme de desarrollo creativo, pero falta el esfuerzo y compromiso que transformen las ideas en potentes industrias. El mayor recurso natural que tiene África es la creatividad de sus pueblos.

Para ti, ¿cuál es la esencia del estilo? ¿Crees que vestir bien está ligado a tener dinero?
El estilo es algo que no se compra. No existe dinero en el mundo que pueda dar a alguien estilo. Se trata de algo instintivo, esta más arraigado a la forma de ser de la persona que a cómo se viste.

Además de director, eres músico, agente de modelos, productor de televisión y diseñador. ¿En qué disciplina te sientes más cómodo?
Es complicado responder. Estoy muy feliz por tener la oportunidad de trabajar y aprender en diversas partes del sector creativo. Desde muy joven mi primera pasión fue la música, pero creo que hoy en día me siento feliz creando diferentes proyectos artísticos. Siempre y cuando pueda ejercitar mi capacidad creativa, estaré feliz.

Como diseñador acabas de lanzar una nueva colección de WeDú, háblanos de ella.
WeDú by Coréon Dú es una línea unisex de sportswear. Mi principal objetivo es poder vestir personas de varias constituciones físicas y dejarlas que se diviertan con la ropa, mientras que al mismo tiempo es realmente importante que se sientan cómodas. En esta colección el objetivo es dejar que todos se sientan naughty but nice. La esencia de mi diseño está inspirada en el estilo urbano africano: mezclando siluetas y elementos de nuestra cultura ancestral en combinación con una visión contemporánea del mundo. 

En la colección otoño/invierno 17-18 juego entre el misticismo africano y el fetish, especialmente de las imágenes del vintage del inicio y medio del siglo XX. Como el estereotipo de la moda africana es siempre una explosión de colores y patrones, opté por enfocarme en el lado más minimalista que existe en la moda africana. Mientras en la ultima colección me enfoqué en texturas, siluetas y efectos visuales mas tribales, la nueva colección se enfoca en manipulaciones textiles que son comunes en la confección de moda africana: juegos de luces y sombras, que son una parte importante en la espiritualidad del continente. 

Imagen del Lookbook de WeDu otoño/invierno'17-18

Recomendados


Texto Raquel Zas
Fotografía Patrice de Lemos

Tagged:
africa
Entrevista
Cultură
banga
bangaologia
coreon du