Publicidad

sia 'tuitea' una foto suya desnuda para que los paparazzis no puedan lucrarse de ella

Es la hora de boicotear a los 'trolls'.

por Georgie Wright
|
07 Noviembre 2017, 2:09pm

Imagen vía Instagram

Este artículo fue originalmente publicado por i-D UK.

Ser una celebrity tiene que ser lo peor en algunos sentidos. Vale, es verdad que no tener que esperar a una ola de frío polar para encender la calefacción suena bien. Quizás estaría bien tener a alguien que te lleve las gestiones y te haga la declaración de la renta (estoy de broma... ¿Impuestos? Los famosos no pagan de eso). Sin embargo, ¿que un grupo de tíos desagradables te hagan fotos con unos objetivos kilométricos cuando lo único que quieres es beber champán directamente de la botella y en pelotas sin preocuparte que alguien se vaya a lucrar de esa situación? Lo peor.

Afortunadamente, tenemos a estrellas como Sia que no están dispuestas a soportar todo eso. Esta semana, los paparazzis le han hecho fotos desnuda, pero en lugar de permitir que algún pervertido venda las instantáneas a cualquier periódico horrible por el precio de lo que vale un islote, las ha publicado ella misma, en Twitter:

La captura de pantalla con la marca de agua es de una agencia fotográfica de famosos llamada FameFlyNet y va acompañada con un siniestro texto que dice: "Si realiza la compra, dejará de estar borrosa y recibirá 14 imágenes adicionales". No sabemos cómo le ha llegado esta captura a Sia, pero la situación es muy perturbadora por varios motivos. De primeras, vender desnudos ajenos sin su consentimiento es una total violación de su privacidad, no importa lo famoso que seas.

La respuesta de Sia, por otra parte, es bastante inteligente: tras "regalar" sus fotos desnudas, la artista proclama que "Everyday is Christmas!" [¡Todos los días son Navidad!]. Además, ese mismo es el título de su próximo álbum, que seguro que consigue mucha más cobertura a raíz de esto, le hará vender más copias y que le hará conseguir más dinero para gastar en esas fechas tan señaladas. Mientras tanto, los paparazzis tendrán que robarte un triste trozo de carbón a los Reyes Magos.