El fotógrafo que demuestra que no somos tan diferentes después de todo

A lo largo de su carrera ha fotografiado calles concurridas de todo el mundo para encontrar todas sus similitudes y peculiaridades. Su última exposición, que se inauguró en la Fundación Martin Parr a finales de este mes, está dedicada a Bristol.

por Ryan White
|
20 Enero 2020, 2:21pm

"Lo que hago en realidad no está muy claro", dice Hans Eijkelboom. “Como explicarlo, parece una forma muy simple de recopilar información sobre el comportamiento de las personas. Pero las exposiciones y los libros que hago no muestran ninguna información útil ni coherente en absoluto”.

Durante los últimos 20 años, Hans, nacido en 1949 en Arnhem, Países Bajos, ha recorrido las calles desde Nueva York hasta Shanghai con su cámara para capturar pequeños puntos en común en la forma en que los habitantes de cada ciudad se comportan y visten. El proyecto resultante, Gente del siglo XXI, ofrece un estudio sociológico fascinantemente simple sobre la individualidad en relación con el comportamiento colectivo. A lo largo de estas dos décadas, a pesar de los cambios de la sociedad en una era cada vez más digital, su enfoque para encontrar tales similitudes se ha mantenido prácticamente igual. "El método de trabajo básico no ha cambiado a lo largo de los años", dice, "pero la forma en que recopilo personajes y el tiempo en que fotografío esos personajes pueden ser diferentes en casos especiales".

Su última serie, Street Fusion: Bristol en 2019, es "tanto una continuación como una salida" de este aclamado proyecto. Con sede en Bristol, en el suroeste de Inglaterra, Hans fotografió exhaustivamente el centro de la ciudad para crear una exposición que comprende más de 750 imágenes, que se presentará en la Fundación Martin Parr en una cuadrícula de tres líneas de 24 metros.

Hans Eijkelboom photographs Bristol

Este proyecto se describe como "una continuación y partida" de su famoso proyecto en curso, Gente del siglo XXI. ¿Puedes hablarnos más sobre esto?
Por primera vez, mis fotos no se muestran en grupos aislados, sino como parte de un flujo continuo de observaciones durante mis paseos por el centro de Bristol. La base de la exposición es la pregunta: ¿qué es más importante para formar nuestra imagen del mundo: el momento aislado o el flujo continuo de imágenes más o menos repetidas que nos llegan todos los días? La exposición tiene dos objetivos: mostrar un momento del flujo de imágenes que forman mi visión del mundo y proporcionar una instantánea fugaz de la sociedad de Bristol.

Te refieres a tu proceso como "metódico" mientras fotografías en la calle. ¿Cuál es esta metodología y en qué se diferenciaba al fotografiar en las calles de Bristol?
Cuando entro en una ciudad, comienzo observando sin ningún objetivo en particular, esperando que algún tema dominante se manifieste en las calles. Puede tratarse de mujeres con abrigos rojos, mujeres con un tipo particular de bolsa de la compra, taxistas con las ventanas abiertas, hombres con trajes oscuros o personas con gafas de sol. Luego tomo tantas fotografías como sea posible de estas personas en un máximo de dos horas. Para el proyecto en Bristol, ajusté mi método de trabajo y decidí continuar buscando nuevos temas durante 11 días y seguir fotografiando cada tema que encontré.

Hans Eijkelboom photographs Bristol

Dado que has hecho fotos en tantas ciudades diferentes en todo el mundo, ¿identificaste algo en particular para Bristol y sus habitantes que pueda distinguirlo de tu serie anterior? ¿O, en general, algo británico que lo distinga de las series de otros países?
Para ser sincero, esperaba eso, pero en la práctica no he fotografiado temas que podría describir como específicamente británicos.

Martin Parr dijo "si fuera un visitante de otro planeta en busca de información sobre la naturaleza de la vida de la ciudad, también contrataría los servicios de Eijkelboom". ¿Qué crees que distingue tu trabajo de otros grandes fotógrafos de calle de los siglos XX y XXI? ? ¿Cómo encaja el tuyo en este canon?
Ese es un tema difícil. No veo mi trabajo como fotografía callejera en absoluto, sino como un método para mostrar algo sobre el estado mental de la humanidad. Por supuesto, es extraño que alguien que no ha estado fotografiando en ningún otro lugar que no sea en las calles comerciales durante mucho tiempo no se sienta como un fotógrafo callejero, pero para mí la calle es simplemente el lugar más apropiado como medio para reflexionar sobre la relación entre el individuo y la sociedad.

Hans Eijkelboom photographs Bristol

Joel Meyerowitz dijo recientemente en una entrevista que la calle ha perdido su inocencia, que la fotografía de calle ya no es como antes. Tu trabajo parece inmutable a lo largo de las décadas, ¿por qué crees que a tu trabajo no le afecta el tiempo?
Mi relación con grandes fotógrafos callejeros también es complicada. Creo que mi trabajo se basa en las artes visuales, la fotografía siempre ha sido una herramienta para mí. También sería muy pretencioso que alguien que nunca mira por el visor se haga llamar fotógrafo.

¿Cuál crees que es el mayor cambio en la sociedad que puedes observar desde el comienzo de tu carrera en la calle hasta ahora?
Para mí, la calle, como un lugar donde los cambios en nuestra cultura se hacen visibles ante todo, no parece cambiar. Por el momento, sigue siendo el lugar donde los aspectos analógicos y digitales de nuestra sociedad se combinan. Que esta situación continúe depende de si el individuo quiere y puede desarrollarse simplemente mirando una pantalla, o si necesita otras personas para ese proceso.

'Street Fusion: Bristol in 2019' de Hans Eijkelboom se expone en la Fundación Martin Parr en Bristol del 22 de enero al 14 de marzo de 2020.

Hans Eijkelboom photographs Bristol

Créditos


Todas las imágenes © Hans Eijkelboom

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Culture
Cultură
martin parr
Hans Eijkelboom
siglo xxi
sociedad
photography 101