Fotografía Cupid's Vault 

este joven de 19 años lleva el arte del maquillaje a un nivel completamente nuevo

Cupido transforma sin esfuerzo las orejas de látex, los broches Swarovski y el 'baby hair' en los más impresionantes looks de belleza.

por Lianne Kersten
|
22 Septiembre 2019, 12:53pm

Fotografía Cupid's Vault 

Este artículo apareció originalmente en i-D NL

¿Qué une las orquídeas moradas, las orejas humanas de látex y los broches Swarovski? Todos estos son objetos que se ha pegado a su cara el neoyorquino de 19 años que se esconde tras la cuenta de Instagram Cupid's Vault, que le ha traído una buena cantidad de fans. Y apenas comenzó la cuenta el año pasado.

Cuando contactamos con él, Cupid nos cuenta que su pasión comenzó a desarrollarse hace tres años, con el descubrimiento del maquillaje. “Cuando tenía dieciséis años comencé a experimentar con el maquillaje, usando los viejos labiales de mi hermana que ella guardaba debajo del fregadero. Me escondía en el baño durante horas y probaba todos los colores, siempre asegurándome de que la puerta estuviera bien cerrada. Antes de salir, me limpiaba la cara completamente. No quería que nadie supiera lo que había estado haciendo".

Poco a poco empezó a comprar cada vez más maquillaje y comenzó a probar looks en 3D que incorporaban joyas y flores. Fue entonces cuando decidió compartir su trabajo en Instagram. “He estado publicando desde 2016, pero mi cuenta solía ser privada, hasta hace un año. Quería que mi cuenta fuera un lugar íntimo: de ahí el nombre de Cupid's Vault. Pero cuanto más desarrollaba mi arte, más valiente me sentí para mostrar mis creaciones al mundo exterior".


Cupid se sintió "renacido" después de poner su cuenta pública: “Al principio me hice autorretratos. Utilicé un flash y aumenté la saturación de mis fotos. De alguna manera, esto simbolizaba lo que estaba experimentando en ese momento. Estaba en una especie de etapa embrionaria, atrapado en mi propio mundo, tratando desesperadamente de llegar. La única forma en que podía hacer eso era gritando, gritando a través de mi trabajo visual. Pero todavía no estaba listo para que nadie me escuchara. Ahora lo estoy".

Recientemente comenzó a compartir su trabajo con el mundo real, como cuando salió a comprar una crema para el café con lentillas rojas, piercings falsos y construcciones de metal hechas a mano. “Me siento mejor cuando uso los looks que publico en Instagram. Tener cosas en la cara es como usar una segunda piel. Sin embargo, quiero darle un descanso a mi piel real. Es por eso que mi rutina de maquillaje básica consiste en diseños 'simples' como tribales, además de algunos piercings falsos, brillo de labios y gel para cejas".

El maquillaje extravagante no necesariamente equivale a una personalidad exuberante: es una idea errónea sobre él que muchos de sus seguidores comparten, dice Cupid: "Hago un montón de selfies y tengo una presencia clara online, pero en la vida real soy bastante introvertido. No me gusta hablar de mí en absoluto. Simplemente me agrada el acto de creación, maquillarme y preparar mi look".

Crear la imagen final es solo una parte del proceso creativo crucial para desarrollar su pasión. Antes de siquiera tocarse la cara con una brocha de maquillaje, Cupid pasa horas recolectando joyas en mercados y tiendas de ropa de segunda mano, haciendo sus propios accesorios con pendientes y collares viejos, y buscando flores e insectos de plástico en tiendas de flores y artesanías.

Cupid deja que su estado de ánimo decida qué piezas se lleva a casa: sus creaciones son una traducción directa de sus sentimientos. Comenzó a incorporar flores en su trabajo alrededor del día de San Valentín: "De repente me di cuenta de que nadie me había comprado flores, así que decidí decorarme y convertir mi cara en el ramo que nunca había recibido".

Pero su trabajo es más que una vía de escape para sus sentimientos. Refleja sus mayores fuentes de inspiración: arte, moda y extraños fenómenos de Internet. Uno de sus looks fue un homenaje al increíble vestido de aspecto mojado de Thierry Mugler que Kim Kardashian usó para la Gala del MET, combinado con su icónico vestido de Quimera más la fascinación de Cupid por las teorías de conspiración sobre humanoides reptiles.

¿Su consejo para cualquier aspirante a artista del maquillaje? "No tengas miedo de fallar, nunca te limites y asegúrate de invertir en un buen pegamento para pestañas". Viniendo de alguien que sabe cómo pegar un ramo completo en su rostro y quitárselo con gracia, esta es una lección para la vida.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Instagram
make up
maquillaje
make-up art
3D beauty
cupid's vault