Fotografía Pierre-Louis Ferrer

este fotógrafo captura los daños imperceptibles que el sol causa en tu piel

La cautivadora fotografía ultravioleta de Pierre-Louis Ferrer desvela lo mucho que nos afecta.

por André-Naquian Wheeler
|
27 Junio 2019, 7:02am

Fotografía Pierre-Louis Ferrer

La obsesión con las prácticas que llevan a una piel perfecta cada vez es más latente en Internet. Mascarillas, sérums, cremas faciales, exfoliantes... Estas rutinas se presentan como intentos de recuperar el control sobre nuestros cuerpos y de dominar la forma en la que reaccionamos a los factores de estrés. Sí, hemos aceptado vivir en un mundo repleto de 'fake news', pantallas y polución en los centros de nuestras ciudades, pero parece que no queremos admitirlo.

Sin embargo, no importa cuánto nos gastemos; nuestra piel siempre contará la verdadera historia de nuestras vidas. Ahora, Pierre-Louis Ferrer, un fotógrafo asentado en Francia, está centrando todos los esfuerzos de su trabajo en desenterrar nuestras manchas permanentes. Su fotografía ultravioleta desvela el daño causado por el sol y el envejecimiento prematuro de la piel que están grabados en nuestro cuerpo de forma permanente. Esta serie de retratos en tonos sepia es extraña y a la vez encantadora. Los sujetos de Ferrer miran a la cámara sin vergüenza ni conciencia de sí mismos, incluso estando salpicados de numerosas marcas marrones propiciadas por los rayos del sol. Esto se debe a que, debido al particular proceso de la fotografía ultravioleta, los sujetos de Ferrer solo pueden verse las marcas después de que su foto haya sido realizada y procesada en Photoshop.

"Es como si los sujetos se viesen a sí mismos en un espejo por primera vez, después de un año de no mirarse en él", le cuenta Ferrer a i-D. "Se quedan fascinados con las fotos".

Aquí, Ferrer habla con i-D sobre los aspectos técnicos de la fotografía con rayos UV y cómo es capturar el daño solar de sus amigos y familiares.

¿Cuándo empezaste a experimentar con la fotografía ultravioleta?
Empecé a experimentar con la fotografía infrarroja hace siete años. Después, hace dos años, empecé a jugar con la fotografía UV. Es un tipo de fotografía muy interesante. Me permite crear retratos sobre las vidas de otras personas; nuestra piel es un testimonio de nuestras experiencias. La fotografía UV puede desvelar cosas como la exposición al sol, el consumo de tabaco o la contaminación. Y cómo todas estas cosas impactan en nuestro cuerpo.

¿Cómo encontraste a los sujetos y les pediste que participaran en la serie?
Muchos de ellos son amigos. La fotografía UV es interesante porque, sea cual sea el tipo de sujeto humano fotografiado, no puedes pensar en la foto antes de verla bajo la luz UV porque estás fotografiando partes invisibles del cuerpo. Lo que me parece fascinante de esta técnica es cómo puedo mostrar nuevas formas para que los sujetos se vean a sí mismos.

Lo que también es realmente interesante es lo parecidos que somos todos bajo esta luz. No se puede ver la raza de la misma manera en que la vemos en la vida cotidiana. ¿Qué piensas sobre eso?
La fotografía UV no crea información falsa; desvela nueva información. Así que la gente queda contenta porque sabe que lo que ven es real. Debido a las redes sociales, las imágenes son realmente importantes hoy en día, y verte sin maquillaje, sin nada que ocultar, para mí es importante. Darse cuenta de que nuestro cuerpo no es solo lo que ves, sino también lo que hay por dentro.

¿A qué otros grandes fotógrafos admiras?
El primero es Richard Mosse, por su fotografía infrarroja durante la Guerra del Congo. También hizo fotos de los campos de refugiados. El otro es Don McCullin, un fotógrafo inglés. Admiro su dedicación por el trabajo y su capacidad para presenciar conflictos y hacer que nuestras mentes sean conscientes de lo que sucede.

¿Cuáles son tus imágenes favoritas de la serie?
El retrato de mi madre Estelle. El foco del díptico está en la nariz porque a ella le avergonzaba mucho su nariz cuando éramos jóvenes. Así que, para este proyecto, quería hacer dípticos compuestos por una parte de retrato y otra parte de detalle del cuerpo. Así que cuando vi a mi madre, supe que quería centrarme en su nariz.

1561479162817-brut_raw_serie_photography_photographie_ultraviolet_UV_portrait_modele_taches_rousseur_freckles_pierre-louis_ferrer_HD_14-1143x1600
1561479179094-brut_raw_serie_photography_photographie_ultraviolet_UV_portrait_modele_taches_rousseur_freckles_pierre-louis_ferrer_HD_19-1143x1600
1561478887487-brut_raw_serie_photography_photographie_ultraviolet_UV_portrait_modele_taches_rousseur_freckles_pierre-louis_ferrer_HD_8_bis-1143x1600
1561479124891-brut_raw_serie_photography_photographie_ultraviolet_UV_portrait_modele_taches_rousseur_freckles_pierre-louis_ferrer_HD_1-1143x1600-1
1561479138615-brut_raw_serie_photography_photographie_ultraviolet_UV_portrait_modele_taches_rousseur_freckles_pierre-louis_ferrer_HD_20-1143x1600-1
1561479146761-brut_raw_serie_photography_photographie_ultraviolet_UV_portrait_modele_taches_rousseur_freckles_pierre-louis_ferrer_HD_7-1143x1600

Este artículo apareció originalmente en i-D US.

Tagged:
Salud
Pierre-Louis Ferrer