#selfiecity y el fenómeno de las redes sociales

Un nuevo proyecto liderado por varias universidades estudia el fenómeno del 'selfie' por todo el mundo.

por i-D Staff
|
14 Mayo 2015, 9:35am

imagen vía @karliekloss

Kim Kardashian acaba de publicar un libro centrado en sus autofotos, esas que han hecho que se corone como una de las reinas absolutas de Instagram con más de 31 millones de seguidores, bajo el título de Selfish [Egoísta]. En 2013, selfie se alzaba con el honor de ser la palabra del año para la Universidad de Oxford. Hace unas semanas, Anna Wintour vetó los selfies en la gala inaugural de la exposición dedicada a la moda que todos los años se celebra en el Museo Metropolitano de Nueva York.

Imagen vía @kimkardashian

Quizá el selfie haya muerto de éxito pero es innegable que son pocas las personas que se niegan a voltear la cámara de su teléfono móvil para tomar una instantánea de cómo luce su rostro en cualquier momento del día. La variante frente al espejo pierde enteros, pero también sigue ahí. El hecho de que grandes popes de las tendencias hayan dicho no al selfie sólo ha alimentado al monstruo y universidades como la de Nueva York se han lanzado a la aventura de estudiar cómo este fenómeno global funciona alrededor del mundo.

Bangkok, Berlín, Nueva York, Sao Paulo y Moscú han sido las cinco ciudades escogidas por la universidad de la capital de facto de Estados Unidos para analizar los hábitos de sus sociedades a la hora de lanzarse al narcisismo que suponen los selfies. Bajo el título de #selfiecity, el estudio lanza unas conclusiones, cuanto menos, curiosas. La elección de las ciudades tampoco se ha dejado al azar y busca reflejar la variedad dentro de culturas casi opuestas entre sí.

Imagen vía @derekblasberg

Conformado por ocho personas el equipo expone al mundo conclusiones conformadas por palabras como 'automasturbación', 'miniyo' o 'subgénero del autorretrato'. Sin ningún tipo de censura se apresura a definir a las cinco ciudades del experimento por lo que las imágenes que sus habitantes comparan habitualmente en sus redes sociales. Desde la perspectiva de que el selfie es un acto completamente narcisista lo asocian íntimamente al boom de las redes sociales, de las que nacen unas cuantas decenas al año pero de las que, por ahora, sólo sobreviven las tres más grandes (Facebook, Instagram, Twitter).

Sin redes sociales no existiría la autofoto a los niveles que hoy las conocemos, sin autofotos probablemente sí existirían las redes sociales. Pero #selfiecity también lanza conclusiones más allá de esto y define tanto al perfil social como al selfie como la marca que uno mismo porta allá donde va. No es lo mismo el inocente selfie entre amigos de cualquier persona anónima que un selfie de naturaleza cuasi erótica como los que comparte Miley Cyrus haciendo temblar a los guardianes de las formas y de los pezones en Instagram.

Imagen vía @mileycyrus

Las conclusiones más generales del estudio concluyen que la gente sonríe más en los selfis de zonas del mundo donde el sol brilla más días al año. Las mujeres son las que más autofotos lanzan. La media de edad se sitúa entre los veinte y los veinticinco años en prácticamente las cinco capitales. El ángulo de inclinación de la cabeza a la hora de fotografiarse es mayor en Brasil. La mayor parte de los sujetos del estudio adoptan actitud feliz frente a unos pocos que aparecen serios. Esos son los grandes datos del estudio que se desprenden de las 3200 fotos que pasaron la criba final entre las más de 140000 que entraron a ser estudiadas.

¿Puede algo tan nimio como la autofoto definir de esa manera a la ciudad en la que se toma y sus habitantes?

selfiecity.net

No te pierdas:
*¿Cómo se hace para vivir de tu perfil de Instagram?
*Kim Kardashian lanza una edición limitada de su libro de selfies
*No a los selfies "ridículos" y "grotescos" en el Festival de Cannes

Recomendados


Texto Alberto Sisí
Imagen vía @karliekloss

Tagged:
Kim Kardashian
selfie
Miley Cyrus
alberto sisi