arco 2016: lo mejor de la feria de arte más importante en españa

La semana del arte en Madrid nos ha mostrado algunas de las piezas de arte contemporáneo más interesantes del momento.

|
02 marzo 2016, 11:36am

Imagen vía @maverdera

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Que las zapatillas de deporte han calado en el vestir del día a día, era un hecho constatado desde que hace unos dos años hemos pasado de verlas en los parques a estar instaurado como atuendo oficial de cualquier inauguración que se precie. En esta edición de ARCO, además podemos ya decir sin titubear que son las tendencia como objeto artístico; hasta seis veces hemos contado su presencia en los stands.

A pesar de que los derroteros del arte hace un tiempo que se han rendido al neo-povera, donde cualquier objeto cotidiano apoyado con un palo fue una fórmula repetida que aseguraba cierto éxito (hasta la propia Kim Gordon ha llegado a utilizar el "truco"), parece que esta maneras se están agotando (o al menos así lo entienden las galerías que han hecho acto de presencia en esta edición).

Imagen vía @arterecord

na jornada donde, por cierto, echamos de menos a Future Gallery de Berlín, siempre con las propuestas más punteras de la feria, pero pudimos ver al siempre vistoso Cory Arcangel en la Team Galery.

Y es que para esta 35ª edición se ha apostado por las galerías internacionales más prestigiosas de largo recorrido que presentaban trabajos más maduros y sosegados, que no buscan el minuto de gloria o la polémica en televisión.

Este año también hemos visto como muchas de las galerías de reciente cuño situadas en Madrid se han consolidado como un valor en alza y con ellas sus artistas representados, las encontrábamos en la sección Opening.

Imagen vía @jessica_abounassar

El premio ARCO de la Comunidad de Madrid, donde se adquiere obra para la colección del Centro de Arte 2 de Mayo, ha sido compartido por David Bestué y Rubén Grillo de García Galería y NoguerasBlanchard respectivamente. Además de la obra premiada pudimos ver trabajos anteriores del primero en diálogo con lo más reciente de Karlos Gil que este año ha presentado su trabajo premiado para la fundación Botín.

Siguiendo con premios a valores representados por una de las galerías emergentes de Madrid, The Goma, Enrique Radigales se hacía con el entregado por Land Rover donde competía con su compañero de galería, el pintor José Díaz.

Otra manera de entender la pintura la encontrábamos en L21, de la mano del artista chileno Alejandro Leonhardt, que cubría de desconchones seleccionados de la calle todo el stand. Señalar otras autoras que merecen la pena en el nuevo panorama; Andrea Cenepa, Ana Santos o Leonor Serrano son el contrapunto en la feria a un elenco mayoritariamente masculino.

Imagen vía @iankolopez

No podemos olvidar que ARCO es una feria para coleccionistas y por ello, hablamos de valores que se traducen en compraventas, no en cuestiones de calidad o gustos. Por eso es importante señalar que, a veces, en este espacio (que podría ser una feria del automóvil o de tecnología) no tenemos solamente piezas para decorar oficinas de dentistas o ser confundidas por los encargados de limpieza y acabar en un titular. Todo esto supone toda una experiencia cuando se pueden ver obras de la altura como las presentadas por la galería londinese Marian Goodman.

El beso, de Tino Seghal, para esta ocasión ha sido adaptado a una cabina de privación de luz. Así totalmente a oscuras y hasta que la vista se vaya acostumbrando a la penumbra, las situaciones entre lo cómico y la incertidumbre se van sucediendo hasta trascurridos unos cuantos minutos empezamos a vislumbrar la verdadera performance. En ella pudimos ver a dos actores imitando poses de los besos más famosos de la historia del arte.

También las obras de la feminista Jo Spence en Richard Saltoon, un clásico de la fotografía biográfica, en las que se autorepresenta en su lucha contra el cáncer de mama, siendo una de las pioneras en mostrar cuerpos no normativos desde 1975.

Imagen vía @arturovallsofficial

También es obligatorio comentar el espejo de Anish Kappor en Lisson -que acaparó casi todos los #artselfies- y las piezas de Pepo Salazar; unas sillas de oficina manchadas de risketos, unas cajas de Nike y una plancha y una camioneta donde sonaban diferentes arranques del Windows '95.

En este caso, más allá de suscitar muecas de desconcierto e incredulidad (cabe destacar que representó a España en la anterior Bienal, por si alguien duda del alcance que los "expertos" le dan), ha sido la pieza que más llamaba la atención a los jóvenes y más fotos para Instagram se ha llevado.

Rivalizando en puesta en escena, una instalación de las que seguro que han levantado risillas y chasquidos de lengua, pero ante todo unos "¿pero esto es arte?" que claman al cielo; "Esperando a George Clooney" que constaba de una vieja cafetera, vasos de plástico, cucharillas desechables, azucarillos... Era el lugar ideal para ver a desconcertados visitantes intentando adivinar si se trataba de una broma o la oportunidad para tomarse un café gratis.

Recomendados


Texto Marian Garrido