todo lo que hemos aprendido de beyoncé en su entrevista para 'vogue'

Un curioso árbol genealógico, la inspiración de su increíble actuación en Coachella y su proceso de autoaceptación física tras ser madre, entre otras cosas.

|
07 Agosto 2018, 12:47am

Esta es la segunda vez que Beyoncé protagoniza la portada de septiembre de la edición estadounidense de Vogue. Sin embargo, lo que muchos no sabían hasta hace muy poco es que esta es la primera vez en la historia de la revista que ha sido realizada por un fotógrafo negro: Tyler Mitchell, de 23 años. Junto a la sensual sesión de fotos de Beyoncé —sin peinados imposibles y con un maquillaje reducido al mínimo—, le acompaña una entrevista en la que la artista también habla de forma honesta. Es una variación de la típica entrevista de celebridad, y nos permite ver a la mujer detrás del ícono. Aquí hay algo de lo que aprendimos:

El cantarle a su hija inspiró su concierto en Coachella

Uno de los momentos más increíbles de la actuación de Beyoncé en el festival fue cuando versionó "Lift Every Voice and Sing", también conocida como el himno nacional negro. La idea se le ocurrió por primera vez mientras se la cantaba a Rumi por las noches.

"Una de las partes más gratificantes del espectáculo fue realizar ese cambio. Juro que sentí pura alegría brillando sobre nosotros. Sé que la mayoría de los jóvenes en el escenario y entre el público no conocían la historia del himno nacional negro antes de Coachella, pero entendieron la sensación que les dio.

Fue una celebración de todas las personas que sacrificaron más de lo que podríamos haber imaginado, que hicieron que el mundo avanzara para poder darle la bienvenida a una mujer de color para encabezar dicho festival".

Ha hecho un descubrimiento importante en su árbol genealógico

Evidentemente, el nacimiento de sus gemelos ha llevado a Beyoncé a adentrarse en un estado de ánimo contemplativo, y también se ha dedicado a investigar las historias familiares de los Knowles.

"Recientemente, he investigado mi ascendencia y he descubierto que vengo de un propietario de esclavos que se enamoró y se casó con una esclava. He necesitado un tiempo para procesar la información. Me he cuestionado qué significa esto y he tratado de ponerlo en perspectiva. Ahora creo que es por eso que Dios me ha bendecido con mis gemelos".

Nunca ha estado tan unida a Jay-Z como ahora

Beyoncé hace referencia a sus comentarios sobre sus problemas maritales de una forma oblicua: al parecer, el haber hecho un álbum sobre el tema ha hecho que no quiera discutirlo más. Sin embargo, nos ofrece informaciones como esta:

"Vengo de un linaje de relaciones rotas entre hombres y mujeres, de abuso de poder y desconfianza. Cuando me di cuenta de ello, fue cuando realmente pude resolver esos conflictos en mi propia relación. Conectar con el pasado y conocer nuestra historia nos convierte en seres dolidos y bellos".

Ha encontrado la paz con su nuevo cuerpo

Beyoncé dio a luz a sus gemelos por cesárea, en lo que al parecer fue un parto bastante traumático (aunque no nos imaginamos un parto de gemelos que no lo sea).

"Estaba en modo de supervivencia y no lo entendí todo hasta meses después. Ahora siento que tengo una conexión con cualquier madre que haya pasado por una experiencia así. Después de la cesárea, mi núcleo era distinto. Se trataba de una cirugía seria. Algunos de tus órganos se cambian y, en el más raro de los casos, se sustraen temporalmente durante el parto. No estoy segura de que todo el mundo pueda llegar a entender eso. Necesitaba tiempo para sanar, para recuperarme".

Además de la gloriosa llegada de Rumi y Sir, el nacimiento también le proporcionó una nueva forma de entender su forma física, después de toda una vida presionándose hasta llegar al límite.

"Ahora mis brazos, mis hombros, mis pechos y mis muslos están más llenos. Tengo barriguita de mamá, y no tengo prisa por deshacerme de ella. Es real. Cuando esté lista para volver al abdomen perfecto, me pondré a lo bestia y lo trabajaré hasta que lo tenga. Pero en estos momentos, mi pequeña FUPA [la zona superior del área púbica] y yo sentimos que estamos hechas la una para la otra".

¿Oís eso? La grasa abdominal no tiene por qué hacerte infeliz.

La travesía de Beyoncé nunca ha sido fácil

Uno mira a Bey y se la imagina como una especie de diosa terrenal, pero esa idea es algo que se aleja bastante de la realidad. Su éxito y su legado se basan en el trabajo duro. "He ido al infierno y he vuelto, y me siento agradecida por cada cicatriz. He vivido traiciones y amores de muchas formas", confiesa acerca del camino que ha atravesado para convertirse en la artista conocida como Queen Bey.

"Ahora me siento mucho más bella, mucho más sexy, mucho más interesante. Y mucho más poderosa".

Este artículo apareció originalmente en i-D US.