'young 2' explora nuestra eterna obsesión con la juventud

El nuevo libro de la fotógrafa Heather Lighton rinde homenaje a la belleza adolescente sin filtros ni complejos.

por Wendy Syfret
|
07 Julio 2016, 8:25am

Las mujeres jóvenes siempre ha sido una fuente de inspiración para el arte. Desde los sujetos radiantes de Vermeer hasta las portadas de las revista de Elle Fanning, nos obsesionamos con lo que significa estar a las puertas de la edad adulta. A la fotógrafa Heather Lighton también le ha interesado este tema durante años. Con su primer monográfico, Young, documentó las vidas de las jóvenes mujeres que le rodean y ahora se está preparando para la continuación de esa obra con Young 2, para el que ha retratado una nueva serie de chicas que rezuman frescura.

Las encantadores representaciones que hace Heather del espacio que existe entre la niñez y la edad adulta de las mujeres incluyen también un examen de lo que es ser joven e intentar descubrir dónde encajas en el mundo. Sus fotos muestran una sensualidad discreta aunque sin complejos porque, como ella dice, la juventud y la belleza están llenas de sexualidad. Pero bajo su mirada las obras no reflejan la mínima sensación de explotación, pues los sujetos son sus amigas y las imágenes transmiten el amor verdadero que Heather siente por ellas y el interés que tiene en sus mundos. Este vínculo queda plasmado en las imágenes. 

Así que esto es una continuación de tu libro anterior Young. ¿En qué se diferencian ambos proyectos?
Esta vez tenía más claro cuál era mi objetivo. También pasé una enorme cantidad de tiempo haciendo fotos. Quería tener opciones y la oportunidad de pasar más tiempo con mis sujetos. Desde el punto de vista visual será más amplio, con más fotos, un buen diseño, un objeto precioso.

Tiene sentido que pasaras del formato de revista a un libro de diseño, pero ¿por qué continuaste explorando un tema similar?
Young es un proyecto que en teoría podría no acabar nunca, el carácter continuo de la vida significa que hay material sin fin. Además, disfruté tanto haciendo el último libro que supongo que no quería que acabara.

Las mujeres jóvenes suelen servir como sujeto para proyectos fotográficos, ¿cómo te aseguraste de que ibas a añadir algo nuevo en tu representación?
Creo que mi implicación en la vida de las chicas hace que este proyecto sea bastante diferente. No es como una sesión de fotos de moda donde aparece una chica, haces las fotos y luego la modelo se va. Puedo pasar más tiempo con cada chica a lo largo de varios días e intento llegar a conocerlas. Siempre he sido curiosa y ahora mismo me interesa realmente cómo es crecer para estas chicas. No es raro que me acabe haciendo buena amiga de mis sujetos, lo que es algo muy especial.

¿Sientes la obligación de proteger a tus sujetos?
Por naturaleza, siempre tiendo a proteger a mis sujetos, siempre quiero que se sientan cómodas y que estén contentas. Pero no puedo controlar lo que los espectadores vean en ellas. Al fin y al cabo, la juventud tiene algo inherentemente sexual, pero tampoco creo que eso sea algo malo.

Esa es una buena observación, que te van como joven y sexy no significa siempre que te tengan que ver como un objeto sexual.
Algunas de las chicas a las que fotografío están muy seguras de su sexualidad y sienten que tienen un verdadero poder sobre su imagen, algo que fue muy interesante de hablar con ellas. La juventud y la belleza está por todas partes y hay una larga historia de la obsesión que hay con ellas en el mundo. Pero creo que las fotos de este libro también sirven para documentar la vida actual de estas jóvenes. Creo que en todo el mundo tengo la misma cantidad de hombres y mujeres compradores. Dicho esto, el país donde me resulta más fácil vender además de Australia es Japón, lo que para mí es una pasada porque soy gran fan de Japón y me encanta su cultura de libros.

¿Por qué crees que tu obra interesa especialmente en Japón?
Bueno, Young se inspira un poco en las revistas japonesas, que básicamente son libros de fotos de chicas monas haciendo cosas cotidianas.

Has dicho que tienes una relación cercana con tus sujetos, ¿las conocías antes de fotografiarlas?
Para este libro hice un casting que anuncié en mi cuenta de Instagram y tuvo una gran respuesta. También tenía una lista de chicas que no pude fotografiar para mi otro libro, pero básicamente las encuentro a través de Instagram, haciendo castings por la calle y a través del boca a boca.

Gran parte de tu trabajo consiste en fotografiar a esta serie de mujeres eternamente jóvenes. ¿Nunca te ha parecido extraño que tú cada vez seas más mayor o te ha preocupado tu aspecto con el paso del tiempo?
Por desgracia, son muchas las mujeres que se preocupan por su aspecto y su edad. Yo tengo claro que todo el mundo es joven una vez, pero no todo el mundo es atractivo. Lo que he aprendido es que todo el mundo tiene inseguridades y complejos, y lo bueno de ser más mayor es que puedes enseñar a las chicas más jóvenes y demostrarles que no tienen por qué preocuparse por esas cosas.

@heather_lighton_photography

Puedes reservar 'Young 2' aquí

Recomendados


Texto Wendy Syfret
Fotografía Heather Lighton

Tagged:
Cultura
Libros
jóvenes
Heather Lighton
impresos
young 2