Publicidad

hari nef, la actriz líder en la revolución transgénero

Escritora, artista de performance y actriz. Hari Nef ha ido de los escenarios al desfile de Hood by Air y personifica mejor que nadie la evolución y revolución de la comunidad transexual.

por Billie Brand
|
29 Diciembre 2014, 8:55am

photography michael bailey gates

"Quiero ser la primera mujer transexual que gana un Oscar". Hari Nef es guapa y atrevida, tiene 22 años y está viviendo su sueño americano personal. Ha sido portada de la revista Frische, desfilado para Hood by Air, actuado en Art Basel Miami, protagonizado La gaviota de Chéjov y aparecido en las páginas de i-D. Todo eso mientras estudia arte dramático en la Universidad de Columbia de Nueva York. Hablamos con ella sobre moda, fantasía y el futuro de todo lo trans

Cuéntanos algo que todavía no sepamos sobre ti
Cuando estaba en 2º de la ESO tenía 7.500 amigos en MySpace y solía decir a la gente que me llamaba Hari Hologram...

¿Qué querías ser cuando eras pequeña?
Una estrella de cine...

¿Cómo es la vida para una transexual dedicada al mundo creativo en Nueva York?
Es una espada de doble filo. De repente me llaman de más trabajos porque hay una gran demanda de voces y rostros #TRANS. A veces es difícil escapar de la obsesión que gira en torno a mi identidad y mi cuerpo. Otras veces soy elegida en el contexto de una representación de la "diversidad". Y en otras ocasiones me juntan con otras de mis colegas y nos catalogan de "creativas transgénero". En realidad busco colaboraciones en las que los puntos de vista sean diversos y ricos en matices; cuando las encuentro los resultados son siempre muy interesantes. Estoy muy agradecida de vivir en una ciudad donde puedo trabajar y vivir de forma auténtica. Esto va más allá de ser transexual, pero el sentimiento de agradecimiento existe en cualquier caso.

¿Por qué decidiste convertirte en actriz?
Actúo desde que tenía cinco años, así que es difícil decir cuándo lo decidí. Como se suele decir, todos los actores buscan amor (de todo el mundo). Cuando era pequeña solía buscar constante reafirmación. No vivía en mi cuerpo, sino que me proyectaba en cuadros que tenían que ser enmarcados. Mis padres vivían en dos ciudades distintas y mi madre viajaba muchísimo, así que vivía en un mundo de fantasía. Quizá el hecho de actuar me haya permitido explorarlas con más detalle o, incluso, convertirlas en realidad. Recuerdo lo mucho que me enfadaba pensar que Pokemon, las princesas Disney o Harry Potter no eran reales. Mi imaginación me llevó a convertirme en una mujer: por ejemplo, siempre quise interpretar a Lady Macbeth, mucho antes de comenzar mi transición. Durante mucho tiempo me convencí de que interpretar personajes masculinos supondría un fantástico reto para mí, pero lo cierto es que mi trabajo ha mejorado sustancialmente desde que decidí interpretar exclusivamente personajes femeninos.

¿Cómo ha afectado el hecho de ser transgénero en tu carrera interpretativa?
Los buenos actores son extremadamente vulnerables frente al público. Ser transexual es ser vulnerable; ser transexual en público es ser vulnerable en público. 

¿Cómo crees que la industria de la moda está respondiendo a la comunidad transexual?  
Una parte de mí quiere decir que la industria de la moda coqueteará con los transexuales mientras que ello les permita ganar dinero, pero quizá mi posición sea un tanto cínica. Creo que la moda y lo trans comparten paralelismos; al menos siempre lo he sentido así. Ser transexual es crearte tu propia imagen, defender algo que va más allá de la esencia de tu cuerpo. En un sentido, lo mismo ocurre con tener estilo. Con todo, ser transexual es una cuestión de vida y/o muerte. La moda solo podrá apoyar a la comunidad transexual en tanto en cuanto respete los matices de las vidas de los transexuales.

¿Qué le depara el futuro a la comunidad transexual?
Con un poco de suerte: 'más'.

¿Qué es lo mejor que te ha pasado en 2014?
Empezar con mi tratamiento hormonal... y aparecer dos veces en las páginas del número Pre-Fall de i-D.

Si solo tuvieras un deseo, ¿cuál pedirías?
¡Pediría más deseos!

¿Qué consejo te hubieras dado a ti misma cuando eras más joven? 
Eres suficientemente buena.

¿Cuáles son tus propósitos de año nuevo?
Juzgar menos a los demás, llevar sujetador más a menudo y dejar de fumar (quizá).

@harinef

Recomendados


Texto Billie Brand
Fotografía Marcus Morris

Tagged:
LGBT
Nueva York
transexual
Hari Nef