las pecas son la gran obsesión de este fotógrafo

El fotógrafo Brock Elbank nos habla de su nueva serie de retratos que documenta las caras más pecosas del mundo.

por Tish Weinstock y i-D Staff
|
02 Octubre 2015, 6:57am

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

La carrera de Brock Elbank es tan variada como los rostros que retrata. Aprendió el oficio en Metro Studios en los años 90 haciendo encargos para Isabella Blow; después se mudó a Sídney para emprender su carrera en el mundo de la publicidad y finalmente volvió a Londres en 2013 para trabajar en #Project360: una iniciativa en la que retrató a diversos hombres con barba para Beard Season, un programa benéfico que lucha en contra del melanoma.

Con ese proyecto nos presentó la grandeza del vello corporal y demostró que las barbas no son solo para lumbersexuales. El proyecto fue todo un éxito e incluso se acabó convirtiendo en una aclamada exposición en la Somerset House. Ahora, dejando las barbas a un lado, Brock lleva años conectando los puntos de la identidad individual y trazando constelaciones únicas de pura belleza, desde Sídney hasta Londres y más allá.

El resultado es una serie muy íntima de rostros cargados de pecas, mirando a la cámara y con grandes historias que contar. Sorprendentemente, la mayoría de los modelos despreciaban sus pecas y las consideraban manchas, pero si consideramos que la belleza está en la imperfección, entonces estas son las caras más bellas del mundo.

¿Qué te llevó a convertir tu fascinación por las pecas en un arte?
He pasado años apreciando y estudiado el rostro y el carácter de otras personas centrándome en lo que describiría como una serie de individuos con una gran riqueza visual. Siempre he sentido una atracción por los personajes únicos, lo que a su vez me ha llevado a centrarme cada vez más en el retrato. Disfruto del proceso cara a cara cuando los retrato y eso es algo que también disfruto cuando hago naturalezas muertas.

¿Qué significa la belleza para ti?
La belleza a mis ojos y según mi humilde opinión es un concepto muy amplio. Recuerdo cuando retraté a un chico de 10 años llamado Josh: era mestizo; tenía el pelo rizado de un color rojo fuego; la cara llena de pecas y los ojos de color verde miel. Destacaba entre la multitud y te puedes hacer una idea de lo que será cuando crezca. Nunca he conocido a nadie como él, por eso para mí la belleza es encontrar algo tan increíble que es único.

¿Qué dicen tus imágenes sobre cada uno de tus modelos?
Cuando retrato a alguien, simplemente trato de encontrar un ángulo especial o expresión sutil. Me gusta mantener una buena charla con todo el mundo antes de empezar a hacer fotos. Me gusta saber cosas sobre ellos, sus vidas.... Por ejemplo, esta semana tuve el placer de fotografiar a Helio Ascari; un maestro artesano que hace las bicicletas más bonitas en el mundo.

Helio es brasileño y llevo un tiempo siguiendo su trabajo en Instagram. Le invité que viniera para hacerle un retrato aprovechando que estaba en Londres y nos vimos me habló sobre las dificultades de vivir en el sur de Brasil y sobre cómo se convirtió en modelo a los veinte años, así que estaba más que acostumbrado a que le fotografiaran. Sin embargo, se mostró muy humilde al mostrarme su obra y eso es lo que yo quería captar en su retrato.

¿Qué importancia tiene que los modelos tengan los hombros desnudos en estos trabajos?
La ropa distrae nuestra atención del mensaje, que son las pecas, y me estorba en la fotografía. Además, muchos sujetos también tienen muchas pecas en los hombros.

Mucha gente intenta ocultar sus pecas, pero tú las has convertido en un objeto de belleza y has cambiado los sentimientos que la gente tiene hacia ellas. ¿Alguna vez imaginaste que causarías tal efecto en tus modelos?
Siempre me han encantado las pecas, pero muchos de los sujetos que elegí para fotografiar las odiaban (sobre todo cuando eran niños). Todos los retratos de esta serie esconden una historia similar: cuando estaban en la escuela odiaban las pecas e intentaban esconderlas porque les hacían bullying y se metían con ellos, pero la mayoría ha aprendido a vivir con ellas, a apreciarlas y a amarlas a medida que han ido creciendo.

Lo único que hago es documentar una serie de personas con un aspecto espectacular y de distintas condiciones y partes del mundo. Por ejemplo, hay una chica que vendrá desde los Estados Unidos en diciembre que es mestiza y tiene las pecas más increíbles que he visto en la cara. El hecho de que esté dispuesta a viajar hasta Londres para que la retrate me parece alucinante.

Beard se expuso en la Somerset House de Londres. ¿Esperas que pase lo mismo con tu serie Freckles?
Beard fue un trabajo que hice por amor al arte y fueron 8 meses de trabajo para el programa benéfico en la lucha contra el melanoma. No fue una serie de estilo; fue para ayudar a concienciar a la gente sobre una enfermedad que se puede prevenir. Freckles es una serie que homenajea a personas de diversos entornos que tienen algo que la mayoría odia tener y que a mí me encanta y quiero mostrar en todo su esplendor. Stephen Doherty de Somerset House fue muy generoso regalándome todo su tiempo y conocimientos, así que exponer esta serie en un escenario tan increíble sería una genial.

¿Qué es lo que convierte a alguien en un buen modelo?
Tiene que ser alguien que no sea demasiado vanidoso ni nervioso. Me gusta que la gente esté relajada en mi entorno de trabajo, es por eso por lo que charlo un poco antes con ellos.

¿Cómo sabes cuándo es hora de terminar una serie?
Lo sé cuando mi mujer me lo dice.

mrelbank.tumblr.com

Recomendados


Texto Tish Weinstock
Fotografía Brock Elbank

Tagged:
diferencias
pecas
Brock Elbank
pecosos